¿Hay Informe? – Estado de los ESTADOS por @Lilia_Arellano1

Publicado el septiembre 1, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

columna-lilia-arellano
Lilia Arellano – http://www.liliaarellano.com/
Viernes 1º septiembre 2017 – Estado de los ESTADOS.

¿Hay Informe?
EPN: esforzada búsqueda para localizar logros
Escándalos, corrupción e impunidad en 5 años
Baja popularidad; reprueban su administración
En su V año, gran maleta carga el mexiquense
Congreso de Quintana Roo, los mismos vicios

Ciudad de México, 01 de septiembre del 2017.- Durante cinco años, Enrique Peña Nieto ignoró o así pretendió hacerlo creer cuál era y es la realidad económica del 70 por ciento de los mexicanos. Los sendos tomos que hoy entregará el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en la Cámara de Diputados, conteniendo las cifras con las cuales se manejaron las finanzas del último año, en ningún renglón advierte una que es básica, fundamental, de vida o muerte: el consumo calórico real de los mexicanos según la Coneval es de mil 100, cuando las organizaciones internacionales de la Salud advierten la necesidad de contar con un consumo de mil 700 cada día. Éxitos y logros plasmados en un papel que aguanta todo dejarán de lado el verdadero índice inflacionario.

A partir de hoy le quedan al mexiquense quince meses de estadía en Los Pinos, todavía tendrá tiempo de disfrutar de banquetes, buenos vinos y seguir viajando. Porque a esos niveles lo importante es la política, el ejercicio de control, la macro economía, no quedar por debajo de los dueños del dinero –siguen abultándose las carteras y chequeras-. Son 64 semanas para que los vástagos y la familia en general lleven a cabo sus compras sin tener que padecer por un controlado presupuesto. No se logra descifrar si este tiempo es poco o es mucho para saber cuánto cuesta cada uno de los ingredientes de una humilde sopa de pasta, o de una salsa, y determinar el número de tortillas con el cual se logra llenar la panza de niños, jóvenes y adultos.

Se da por sentado que esos datos no aparecerán en el V Informe, ni dentro de los tomos entregados y mucho menos frente a un exclusivo auditorio presente en Palacio Nacional el día de mañana. No es este último el escenario adecuado para hablar de la carencia de medicamentos, de la crisis de vivienda provocada por el abandono de muchas construcciones mal hechas, alejadas de las zonas de trabajo y con el agregado de desempleo de sus habitantes. No, de eso no se hablará. Como tampoco será reconocida la desaprobación brindada al Ejecutivo federal considerada como la más alta de los últimos 20 años. El mediocre crecimiento económico, la ola de violencia y la inseguridad, la corrupción y la impunidad, el gasolinazo y la inflación, el incremento de la pobreza y la miseria, así como una violación generalizada de derechos humanos, han sido las características del mandatario con el cual pretendió el PRI iniciar la segunda etapa de mandato único ahora encabezada y dirigida por los nietos de los cachorros de la Revolución.

Alejado totalmente del presente, de los esfuerzos por sobrevivir de millones de mexicanos, el mexiquense sigue reclamando existe interés por tener vivos diversos escándalos como el de la “casa blanca” de Angélica Rivera; las “propinas” de Odebrecht supuestamente entregadas a Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex; la visita del candidato republicano Donald Trump y el trato de jefe de Estado que se le brindó; la casa de Malinalco del entonces secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, actual aprendiz de canciller; el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca, Morelos; el espionaje a periodistas y activistas defensores de derechos humanos; y la cancelación de importantes obras de infraestructura como el tren de alta velocidad México-Querétaro y el transpeninsular en Yucatán.

Se corrieron innumerables cortinas de humo para minimizar esos escándalos. Inadmisible se ha considerado luzca un político sin antecedentes empresariales poseer y habitar mansiones cuyo valor se tasa en millones de dólares. Más aún si a ello se agregan conflictos de interés como el del grupo Higa, al cual se le siguen concesionando obras e incluso la reparación de los planteles escolares en el país. Ante este panorama la petición de perdón de EPN durante la promulgación del Sistema Nacional Anticorrupción (cojo e inviable desde su lanzamiento), se ha considerado una burla más.

Nadie se explica cuáles son las razones por las cuales Peña Nieto gusta de absorber hasta las culpas que le son ajenas. No sólo es el caso de los sobornos entregados por la empresa brasileña sino también todos y cada uno de los errores y faltas cometidas por Gerardo Ruiz Esparza, titular de Comunicaciones y Transportes. De este funcionario sobran razones para solicitarle amablemente su retiro porque no sólo es el socavón sino los favores y beneficios extendidos a la empresa OHL; la cancelación del tren rápido México-Querétaro; el incumplimiento de un tren turístico peninsular; el sobrecosto en la construcción del tren México-Toluca; y una irritante entrega de pantallas de televisión cuyas adquisiciones y monto de ellas siguen en la opacidad.

Las pifias de Aurelio Nuño, de Luis Miranda, del propio Videgaray y su grandiosa recepción a Donald Trump, lejos de ser reprendidas se celebran en las noches de reunión “entre cuates” en donde las críticas van al cesto de la basura y si se puede dan margen a nuevos negocios como el recientemente anunciado para “supervisar todas las carreteras”. Inclusive, en materia de seguridad, el mexiquense ha sido reprobado con calificaciones menores a cuatro y el declive comenzó a ser notorio con la fuga de del capo sinaloense Joaquín “El Chapo” Guzmán. Fue un balde de agua fría para la administración peñista, al generar críticas a nivel internacional, por lo cual se lanzaron con todo a su recaptura y posterior extradición a los Estados Unidos, donde el narcotraficante es juzgado y purgará su condena. Sobre sus bienes materiales, sobre la fortuna exhibida en Forbes… nada, ni un pellizco.

Otro de los muchos capítulos que opacan este sexenio lo es sin duda el caso de los 43 estudiantes de la escuela normal Raúl Isidro Burgos, ubicada en Iguala, Guerrero. A casi 3 años de la tragedia, el caso sigue estancado y los padres de los normalistas siguen sin tener una repuesta certera sobre el paradero de sus hijos. La administración federal ha hecho todo lo posible por mantener “la verdad histórica” inventada por el ex procurador Jesús Murillo Karam, la cual ha sido ampliamente desmentida por peritos internacionales.

Ahora se sabe personal operativo de la Procuraduría General de la República (PGR), donde ya han pasado tres titulares sin resultados, es investigado por ocultar una libreta de uno de los detenidos clave en la investigación. Sidronio Casarrubias Salgado, ex líder de Guerreros Unidos, cártel vinculado a la desaparición de los 43 normalistas el 26 de septiembre de 2014, tenía una libreta con nombres y números telefónicos de funcionarios de los tres niveles de gobierno, entre ellos el actual director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, Omar Hamid García Harfuch, quien en 2014 era coordinador regional de la Policía Federal. La libreta fue ocultada a los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

El permitir a Javier Duarte manejarse caprichosa y burlonamente, el brindar clara impunidad a muchos ex gobernadores acusados de un sin fin de delitos, dejar ver que a quienes se persigue son sujetos de venganza y no de justicia –pérdidas electorales es la base-, dejar sin atención denuncias presentadas por quienes se dieron a la tarea de investigar los casos de sus familias y con ello resaltar la responsabilidad de agentes, comandantes, ministerios públicos y funcionarios de alto nivel de las corporaciones policíacas y, agregar a ello retrasos en los nombramientos de los fiscales, tanto del general como el de anticorrupción, son circunstancias de las cuales Peña Nieto decidió asumir toda la culpabilidad.

OLA DE VIOLENCIA E INSEGURIDAD

Tal vez el pendiente más destacado de la actual administración federal sea el incumplimiento de las promesas de campaña relacionadas con la seguridad. En los últimos años, los mexicanos hemos resentido el incremento de los índices delictivos, la percepción de inseguridad ha aumentado, la violencia está presente y suma cada semana casi una centena de cadáveres. A ese escenario su suman las molestias de las Fuerzas Armadas por tener que perseguir delincuentes, sin contar con un marco jurídico adecuado para tal tarea. El propio Peña Nieto reconoció esta semana, durante la reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública que la delincuencia ha sobrepasado a los cuerpos policíacos en prácticamente todos los estados.

A pesar de que la inversión en materia de seguridad supera los 70 mil millones de pesos, según el propio presidente, los índices delictivos no disminuyen. El 50 por ciento de los homicidios en México son del orden común, relacionados con otros delitos como robo, secuestro, pandillerismo, violencia intrafamiliar y violencia en contra de las mujeres. Hasta el mes de julio de este año, se habían registrado 23 mil 629 homicidios (dolosos y culposos), los robos se elevaron a 380 mil 666, incluidos robo con violencia, sin violencia, a casa habitación, a transeúntes y de vehículos.

El 74.95 por ciento de los mexicanos considera que vivir en su ciudad es inseguro, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Inegi publicada en julio de 2017. Las ciudades donde la gente considera es inseguro vivir son: Villahermosa, Ecatepec de Morelos, Chilpancingo de los Bravo, Reynosa, Coatzacoalcos y Fresnillo. En el cajero automático, el transporte público y el banco es donde la población se siente más vulnerable.

Entidades y municipios con actividad turística se han visto severamente afectados, sin embargo la preocupación oficial sólo se ve en el papel, en los discursos y en una supuesta coordinación de todas las policías, la cual no se ve, no se siente y por si fuera poco sus actuaciones hacen ver se carece de estrategia. Eso si, lanzan vivas al espionaje y, de él, el propio Peña Nieto se solaza con la afirmación “a mí también me espían”.

RAZONES Y SIN RAZONES

La historia, cual si se tratara de un karma, vuelve a repetirse. Las encerronas de los legisladores priístas tan criticadas por los opositores a ese partido, hoy se ven de nuevo de moda, protagonizadas justamente por quienes en el pasado las rechazaron. La presidencia del Congreso quintanarroense extendió su poderío aunque antes fue severamente cuestionada y llevada al terreno de una pronta desaparición. Desde ahí y con la venía de la Comisión correspondiente, le lanzaron -sin motivo ni razón pues tendrá, se supone, una comparecencia ante el pleno posterior al informa del gobernador- una cordial invitación al titular de Sefiplan, al poblano ansioso de llegar a la candidatura por la alcaldía de Benito Juárez, Cancún, Juan Melquiades Vergara, para que les explicara como van los números. La reunión se llevó a cabo en corto, sin verdes ni tricolores para no molestar a quien, como antes, tiene el poder de dar dinero, de mandar a tiempo las partidas, de otorgar más recursos y todo con el gran poder de su firma.

Todo fue miel sobre hojuelas. Desde lo platicado sobre la renegociación de la deuda, como los pagos y sacrificios hechos, así como una reorganización de gastos bajo puntos de vista particulares en cuanto a su jerarquización. Nada de nada sobre una comparación entre la apertura pública a estos acuerdos, sobre las deudas o de la obligación de mostrar algún formato de licitación como lo hicieran recientemente los veracruzanos -que no es nada nuevo- o de los abonos entregados a ese renglón. Tampoco le pidieron que aunque sea les comentara hacia dónde ha dirigido las percepciones extraordinarias captadas y que suman muchos millones no contemplados en los presupuestos aprobados para este año. Sobre el tema de los despidos, de los ajustes, de los gastos en viajes y particularmente con el uso de aviones o de los montos de compras generadoras de escándalo, como las de las mochilas o los uniformes, no fueron del interés de los legisladores o tal vez sí, pero se las aguantaron todas.

¿No eran esas sospechosas encerronas centro de críticas permanentes cuando Martínez Arcila y Ramos eran dizque opositores? Se recuerda un muy vasto río de señalamientos sobre las relaciones con un equipo de futbol español, cuando se negoció portaran en su camiseta propaganda dando conocer a la entidad. Dieron una amplia cátedra de conocimientos sobre grandes y graves carencias en servicios, en seguridad patrimonial, en inversiones, para relacionar los gastos efectuados con el acuerdo futbolero y su mejor aplicación en renglones de beneficio a la población. El presente llevó a la misma historia al acordar el RCD Español luzca a partir del 2018 y hasta el 2023 la leyenda Riviera Maya en sus camisetas, con lo cual se eleva al gobierno de Quintana Roo a la categoría de patrocinador principal. ¿Y las carencias se solventaron? No. ¿Y se sabe si han sido exitosos los recursos destinados a esa propaganda? ¿Y los Tigres? ¿Y la dizque falta de recursos para apoyar el deporte quintanarroense, el de su juventud, sus jugadores, los medallistas?

Otro renglón muy subrayado bajo la presunción de llevar consigo la retención de comisión o moche, se tiene en la aplicación de recursos federales etiquetados pero aplicados, finalmente, a otros renglones. Y si eso fue pasado, hoy es presente y se da conocer públicamente. Para adecuar la mala infraestructura encontrada en el nuevo hospital general Jesús Kumate, el de las tres piedras para el inicio de la construcción, destinó la Federación 4 millones de pesos. Daños en paredes, pisos, en redes de drenaje, fueron detectados inclusive antes de permitirse la entrada de pacientes y para eso era tal aportación. Sin embargo, entre si esos fondos salidos del Ramo 33 a Servicios Estatales de Salud fueron aplicados a una interconexión eléctrica de la que nunca se habló o los destinaron a medicamentos y material quirúrgico o vaya usted a saber la ruta y aplicación final, ya nadie sabe y nadie supo… igualito y mejorado.

Eso sí, no hay que dejar de ver la continuación de la telenovela “funcionarios en fuga” o la trama: “eran muchos y parió la abuela” en su quinta temporada con más burócratas en la lista del saqueo. Aunque si prefiere las series de narcos tiene la de “Doña Lety”, la Reina del Sureste. Escoja y no se pierda un solo capítulo porque a partir del 10 de septiembre habrá nueva programación.

DE LOS PASILLOS

Ante la presión internacional y el cúmulo de las acusaciones en su contra, el ex gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, está siendo investigado por el delito de peculado en la procuraduría general de Justicia de la entidad que gobernó. El pasado 21 de agosto fue citado a declarar y a nadie le sorprendió no se presentara porque consiguió un amparo, expedido en la Ciudad de México, emitido por Yazmín Eréndira Ruiz Ruiz, jueza décima sexta de distrito en Amparo Penal. La suspensión provisional se giró contra cualquier orden de aprehensión, búsqueda, localización, presentación o citatorio en el fuero común…

Para el consejero electoral Ciro Murayama, políticos y funcionarios tendrán “mayor margen de actuación” para autopromoverse de aquí y hasta el 14 de diciembre, cuando arranquen las precampañas, luego de que el Tribunal Electoral echara abajo los lineamientos del árbitro electoral que ponían un alto a la autopromoción de funcionarios. Así, la “cancha pareja” en materia de fiscalización de gasto arrancará hasta el inicio de las precampañas, el 14 de diciembre… El miércoles pasado, cinco de los siete magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinaron suprimir los lineamientos del INE que ponían un alto a la autopromoción de funcionarios.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com ;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de

Youtube.com/liliaarellano

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: