Frente con el PAN fractura al PRD; ahora la corriente MIZ se suma a López Obrador

Publicado el septiembre 1, 2017, Bajo Política, Autor MonaLisa.


Pablo Gómez, acompañado de compañeros perredistas. Foto: Miguel Dimayuga

La corriente perredista Militantes de Izquierda (MIZ), donde participan políticos como Pablo Gómez, Carlos Sotelo y José Narro Céspedes, anunciaron su adhesión al proyecto de Andrés Manuel López Obrador y también confirmaron que acudirán a firmar el Acuerdo de Unidad del domingo 3 de septiembre, en el Monumento a la Revolución.

En un pronunciamiento signado este jueves, los dirigentes de esta corriente indicaron que el PRD ha perdido el rumbo, al tiempo que manifestaron su “categórica oposición” a la realización de alianzas electorales, legales o de facto, con el PRI o con el PAN, acción que pretende avalar la cúpula perredista en su IX Consejo Nacional del domingo 3 de septiembre, con la aprobación del llamado Frente Amplio Democrático (FAD).

POR ROSALÍA VERGARA, CIUDAD DE MÉXICO (apro).- 31 AGOSTO, 2017

“Por ello vamos con Andrés Manuel López Obrador, que ha sido dos veces nuestro candidato presidencial, jefe de gobierno de la Ciudad de México por nuestro partido y presidente nacional del PRD, en un esfuerzo de organización que nada tiene que ver con el sometimiento de las últimas cinco personas al frente del partido. De ello se exceptúa a Agustín Basave”, acotaron en el pronunciamiento.

También agregaron que, “ante el proceso electoral de 2018, el camino real a la izquierda lo encabeza Andrés Manuel López Obrador”, por lo que llamaron al perredismo a discutir, de cara a la sociedad, la construcción de una gran alianza de las fuerzas de izquierda “para lograr un México por el que han dado la vida tantos hombres y mujeres valiosos”.

Igual consideraron que las alianzas de quienes controlan el aparato del PRD con el PAN o el PRI, “es una grave claudicación en la línea política con la que surgió el partido y la vamos a derrotar.

“Hemos intentado, quienes confluimos en Militantes de Izquierda, superar la “pérdida de identidad política entre las bases y militantes perredistas y la incongruencia teórico-práctica de nuestros dirigentes” denunciada por el Congreso Nacional perredista de 2009.

Sin embargo, denunciaron que la cúpula perredista “optó por el sometimiento al régimen para en una alianza con el PAN y en coordinación con el poder presidencial, con el fin de colocar al PRD como un artículo accesorio, útil al neoliberalismo. Y ello es inaceptable”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: