“Harvey” dañó la refinación en EU de la que ahora dependemos: se prevé otro gasolinazo acá

Publicado el Agosto 29, 2017, Bajo Economía, Autor Gargamela.

Por: Redacción Sin Embargo / agosto 29, 2017

“Harvey” no sólo dejará afectaciones en Estados Unidos, también podría ocasionar que el precio de las gasolinas en México se incremente un 3.0 por ciento. El fenómeno meteorológico tiene en alerta a Texas, estado del que México compra el 82.9 por ciento de las importaciones de este hidrocarburo, equivalentes al 60 por ciento del consumo del país.

“Harvey” ha provocado el cierre de unas 10 refinerías en EU y con ello la reducción de un incremento acumulado superior a 6.0 por ciento en el precio de la gasolina, en la bolsa de materias primas de Nueva York.

En el tema de los migrantes, a medida que aumenta la devastación en Houston por las catastróficas inundaciones, miles de indocumentados temen pedir ayuda por temor a ser descubiertos por las autoridades migratorias. Lo que empeora aun más la situación, para los cerca de 575 mil inmigrantes que viven en la cuarta ciudad más grande de los Estados Unidos, es que en menos de cuatro días entrará en vigencia la polémica ley SB-4 conocida como “muéstrame los papeles”.

Houston/Dallas/LosÁngeles/Ciudad de México, 29 de agosto (EconomíaHoy/LaOpinión de los Ángeles/AP/EFE/SinEmbargo).– El precio de las gasolinas en México podría incrementar un 3.0 por ciento en el corto plazo por los efectos de “Harvey” en el mercado petrolero. El fenómeno meteorológico tiene en alerta a Texas, estado del que México compra el 82.9 por ciento de las importaciones de este hidrocarburo, equivalentes al 60 por ciento del consumo del país.

“El estado de Texas se está viendo afectado por Harvey y es muy probable que también afecte los precios del combustible en México, un adelanto sería de 3.0 por ciento. No sería tanto así como un gasolinazo”, comparte Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco Base.

“Harvey”, que tocó tierra estadounidense este viernes, ha provocado el cierre de unas 10 refinerías en EU y con ello la reducción de un incremento acumulado superior a 6.0 por ciento en el precio de la gasolina, en la bolsa de materias primas de Nueva York.

La especialista explica que el incremento de los precios en el mercado mexicano se vería a corto plazo, y dependerá de las precipitaciones que se presenten en los próximos días en la costa de Texas, también de la rapidez con que las refinerías reanuden sus actividades.

La mañana del lunes, Petróleos Mexicanos (Pemex) aseguró que tiene garantizado el suministro de gasolina ante los efectos de “Harvey”, que ha sido considerado huracán categoría 4 en la costa estadounidense del Golfo de México.

Siller comenta que el anuncio buscaba, principalmente, evitar compras de pánico que pudieran generar escasez del combustible. Como se vivió a finales de diciembre pasado cuando se anunció la subida de precios en enero.

Este martes, los costos máximos de las gasolinas se mantendrán en 16.37, para la Magna y en 18.11, para la Premium, después de que incrementaron tres centavos a partir del sábado.

México ha sufrido un desplome inédito en la refinación de gasolinas. La producción de Pemex cayó en julio a su nivel más bajo en dos décadas al ubicarse en 1.99 millones de barriles diarios frente a los 2.01 de junio.

Los niveles de producción de hidrocarburos de la Empresa Productiva de Estado han bajado desde niveles récord de 3.4 millones de barriles por día en 2004 hasta menos de 2.0 millones, en medio de recortes de presupuesto y agotamiento de sus refinerías.

La caída de la producción se debe principalmente al corte de operaciones en la refinería Antonio Dovalí Jaime, situada en Salina Cruz, Oaxaca por más de mes y medio debido al incendio que se presentó en las instalaciones. Pemex anunció que reanudará sus actividades hasta el próximo 30 de julio.

La refinería de Salinas Cruz producía en promedio 144 mil barriles diarios: 85 mil barriles diarios de gasolina magna, 5 mil de premium, 35 mil barriles diarios de diésel; 5 mil barriles diarios de diésel, ultra bajo de azufre (UBA), 4 mil barriles diarios de gas LP y 10 mil barriles diarios de turbosina, de acuerdo con información proporcionada por Pemex.

Durante el mes de enero por todo México hubo protestas por el aumento en el precio de las gasolinas. Ciudadanos se manifestaron en las calles de la Ciudad de México, Chihuahua, Sonora, Tamaulipas, Jalisco, Morelos, Michoacán, Yucatán, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Campeche, Guerrero, Quintana Roo y otros estados.

Estas protestas a nivel nacional fueron consecuencia del anuncio de la Secretaría de Hacienda, que incremento los precios de los combustibles de entre 14 y 20 por ciento.

El gobierno minimizó la situación, pero los ataques en su contra se multiplicaron. Petróleos Mexicanos reconoció los problemas puntuales de abasto por distintas causas: porque el mal tiempo impidió que descargaran buques con gasolina importada que llegaban al Golfo de México, porque las tomas clandestinas habían inutilizado temporalmente ductos clave, por compras de pánico hechas en diciembre del año pasado.

CIERRE DE 10 REFINERÍAS EN EU

Los daños provocados por las inundaciones que ha dejado “Harvey” podrían alcanzar las decenas de miles de millones de dólares, y se prevé que la economía de la región se contraiga, al menos a corto plazo.

“Harvey” azota una zona llena de refinerías en la costa del Golfo, lo que se traduce en precios más altos de los combustibles. Los futuros de la gasolina subieron el lunes casi 3 por ciento.
La tormenta también afectó el transporte de productos de consumo.

Mark Zandi, economista en jefe en Moody’s Analytics, pronosticó que el PIB de la región bajará cerca del 1 por ciento, entre 7 mil y 8 mil millones de dólares. Afirmó que se recuperará con la ayuda de los pagos de seguros y los fondos del gobierno para reconstrucción.

Aquí un panorama de los efectos en industrias vitales:

REFINACIÓN: Se prevé que los precios de los combustibles se incrementen durante la próxima semana después de que se cerraran unas 10 refinerías, que representan más del 15 por ciento de la capacidad del país.

Casi 3 mil millones de los 18 mil millones de barriles que se refinan a diario en Estados Unidos, han quedado fuera de circulación. La mayoría de los cierres han sido preventivos y solo se reportan inundaciones menores.

PETRÓLEO Y GAS: Las compañías petroleras retiraron desde la semana pasada a trabajadores de más de 100 plataformas en el Golfo de México. Se frenó cerca del 19 por ciento de la producción petrolera en el Golfo, que representa alrededor de una quinta parte de la producción petrolera de Estados Unidos.

TRANSPORTE: Los puertos principales en Houston y Corpus Christi permanecen cerrados y podrían permanecer así durante varios días.

Eso afectaría los envíos de gasolina a la costa este, cuando las refinerías hayan retomado sus operaciones. Varias embarcaciones de carga que iban rumbo a Houston anclaron en México o Luisiana en espera del paso de la tormenta. El puerto de Houston también maneja los envíos de exportación de granos.

Los puertos no pueden reabrir hasta que la Guardia Costera y los pilotos de los navíos tengan plena confianza de que las vías están libres de escombros.

VIAJES: Los dos grandes aeropuertos de Houston permanecerán cerrados para recibir únicamente vuelos de ayuda, hasta finales de semana, debido a inundaciones en las pistas y a que los caminos aledaños están bajo el agua.

Se cancelaron más de mil 600 vuelos el lunes, la mayoría de ellos en los aeropuertos Bush Intercontinental y Hobby, según el servicio de rastreo FlightAware.com.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos prevé que el Bush Intercontinental reabra el jueves y el Hobby un día antes. Esos pronósticos son optimistas. Bill Begley, portavoz de aeropuertos, dijo que no reanudarán operaciones hasta que las autoridades tengan la certeza de que son seguros, “y ni siquiera quiero ponerle un plazo a eso”.

ASEGURADORAS: El daño a propiedades debido a Harvey posiblemente se contabilice en decenas de miles de millones de dólares, según Moody’s Analytics, pero la industria de las aseguradoras asumirá tan solo una pequeña porción. El mayor peso recaerá en los contribuyentes.

AIR Worldwide, que asesora a compañías sobre manejo de riesgos, estima que Harvey provocó entre 1 mil 200 y 2 mil 300 millones de dólares en daños por vientos y tormentas. Otro despacho de análisis, CoreLogic, pronostica entre mil y dos mil millones de dólares. Risk Management Solutions indica que podría alcanzar los 6 mil millones de dólares, aunque posiblemente sea mucho menos.

Don Griffin, vicepresidente de Property Casualty Insurers Association of America, dijo que las compañías aseguradoras cuentan con buen capital y son capaces de pagar los reclamos.

Sin embargo, dichos estimados no incluyen los daños por inundaciones debido a que generalmente están cubiertos por un seguro federal, y no por las pólizas de los propietarios de viviendas.

AIR calcula que propiedades por 60 mil millones de dólares en el condado Harris, donde se localiza Houston, están aseguradas en el programa nacional contra inundaciones, que ya le debe al Departamento del Tesoro más de 20 mil millones de dólares en capital prestado para la cobertura de tormentas previas.

INMIGRANTES TEMEN PEDIR AYUDA

A medida que aumenta la devastación en Houston por las catastróficas inundaciones tras el paso de la tormenta tropical “Harvey”, miles de indocumentados temen pedir ayuda por temor a ser descubiertos por las autoridades migratorias.

Lo que empeora aun más la situación, para los cerca de 575 mil indocumentados que viven en la cuarta ciudad más grande de los Estados Unidos, es que en menos de cuatro días entrará en vigencia la polémica ley SB-4 conocida como “muéstrame los papeles”.

Desde el próximo 1 de septiembre las autoridades policiales del estado de Texas podrán preguntar sobre el estado migratorio de las personas que detengan. Y aquellas autoridades que se nieguen a hacerlo tendrán que pagar multas y hasta podrían ir a la cárcel.

Es por esta razón que el Alcalde de Houston suplicó a todos los indocumentados de la ciudad a que no pongan en riesgo sus vidas y que busquen ayuda de las autoridades.

En una rueda de prensa Sylvester Turner aseguró a su ciudad que cualquier persona que necesite el rescate y apoyo pueden llamar para pedir ayuda sin importar su estatus migratorio.

El Alcalde dijo que a pesar del miedo y de las preocupaciones por la entrada en vigencia de la ley “muéstrame tus papeles” se debe pedir ayuda cuando se necesite.
Y añadió que si alguien es deportado después de llamar para pedir ayuda, “Yo y otros seremos los primeros en ponernos de pie con ustedes. Yo mismo los representaré” dijo enfáticamente.

Varias ciudades, incluyendo Houston, San Antonio, Dallas y Austin, se han unido a una demanda alegando que la SB 4 viola la constitución.

Por: Redacción / Sin Embargo

Afectaciones por “Harvey”. Foto: David J. Phillip, AP.

El fenómeno meteorológico tiene en alerta a Texas, estado del que México compra el 82.9 por ciento de las importaciones de este hidrocarburo, equivalentes al 60 por ciento del consumo del país. Foto: Larry W. Smith, EFE.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: