Fundar: SAT perdonó a un puñado de privilegiados el equivalente a todo el gasto educativo de 2015

Publicado el agosto 16, 2017, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

Ciudad de México, 15 de agosto (SinEmbargo).– Desde hace una década, el Gobierno mexicano ha perdonado, de manera masiva, el pago de impuestos, multas y recargos a un reducido número de contribuyentes, sean personas físicas o morales.

El problema es grave porque lo ha hecho de forma opaca e incluso discrecional, plantea Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

El monto total cancelado de 2008 a 2016 asciende 593 mil 448 millones de pesos, lo que equivale al gasto ejercido en educación en México durante 2015.

De acuerdo con Iván Benumea, investigador de Justicia Fiscal de Fundar, esto se debe a que “el sistema tributario no está haciendo lo suficiente para recuperar los recursos de quienes tienen más riqueza, lo que es preocupante porque el sistema tributario debería de ser progresivo, esto significa que debería de gravar, de cobrar impuestos a quienes más tienen”. Y también porque en los programas de impuestos masivos “se permitió que quienes hubieran aplicado en años anteriores al pago de sus impuestos, volvieran a aplicar”.

SHCP perdonó miles de millones a políticos y empresarios afines y a dueños de la tv

La información disponible no esclarece los mecanismos utilizados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para exentar a los contribuyentes del pago de créditos fiscales, añade Fundar.

“No podemos saber si las condonaciones están justificadas; si hay casos de personas que gocen de privilegios fiscales; o si esas medidas propician la evasión del pago de impuestos”, destaca.

Las condonaciones fiscales del Gobierno federal tienen el objetivo de regularizar la situación fiscal de los contribuyentes para impulsar la economía nacional y las de las familias. Y aunque la condonación puede ayudar a que el Estado mejore la recaudación de impuestos a corto plazo, sin embargo, los modelos masivos de condonación de adeudos fiscales adoptados por las últimas dos administraciones habrían propiciado la pérdida de recursos públicos, la evasión y la deducción fiscales, y la cultura del no pago. ¿Por qué?

De acuerdo con Iván Benumea Gómez, investigador de Justicia Fiscal de Fundar, esto se debe a que “el sistema tributario no está haciendo lo suficiente para recuperar los recursos de quienes tienen más riqueza, lo que es preocupante porque el sistema tributario debería de ser progresivo, esto significa que debería de gravar, de cobrar impuestos a quienes más tienen”. Y también porque en los programas de impuestos masivos “se permitió que quienes hubieran aplicado en años anteriores al pago de sus impuestos, volvieran a aplicar”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: