Toma sindicalismo independiente las calles contra EPN por @Lilia_Arellano1 Estado de los ESTADOS

Publicado el mayo 2, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

columna-lilia-arellano
Lilia Arellano – http://www.liliaarellano.com/
Martes 02 mayo 2017 – Estado de los ESTADOS.

“Sabemos que el origen de muchos de nuestros males se encuentra en una excesiva concentración del poder. Concentración del poder que da lugar a decisiones equivocadas; al monopolio de iniciativas; a los abusos, a los excesos”: Luis Donaldo Colosio.

Repudian reforma laboral
Toma sindicalismo independiente las calles contra EPN
Aumenta la precarización laboral y se eleva outsourcing
E. Peña Nieto promete 20 millones de empleos formales
AMLO advierte cancelaría NAICM; “Es el robo del siglo”

Ciudad de México, 02 de Mayo de 2017.- La conmemoración del Día del Trabajo en la capital de la República se convirtió en una amplia protesta de la clase trabajadora del país en contra de las políticas económicas y sociales del gobierno de Enrique Peña Nieto, las cuales se replicaron en las entidades de la República. Durante diversas marchas desde distintos puntos de la Ciudad de México, las cuales confluyeron en el zócalo capitalino, fueron repudiadas sus reformas estructurales (energética, laboral y educativa), impulsadas por el “Pacto por México”, el cual en la práctica anuló al Congreso de la Unión, en donde fueron aprobadas por la mayoría del PRI, sus satélites parlamentarios y sus aliados coyunturales, las fracciones del PAN y del PRD.

Particularmente fue objetada la reforma laboral, la cual perjudicó los derechos de los trabajadores y se exigió “Respeto a las jubilaciones y pensiones, por una vejez digna”, como se leyó en las pancartas portadas por los trabajadores. También rechazaron el exiguo incremento a los salarios mínimos, el cual, acusaron, quedó pulverizado con la inflación. Mientras, el inquilino de Los Pinos se mantiene en campaña por el Estado de México y promete ahora cerrar su sexenio con 20 millones de empleos formales y al igual que su antecesor, Felipe Calderón, aspira a ser el “presidente del empleo”.

El sindicalismo independiente tomó las calles en contra del actual gobierno federal no sólo en la capital de la República, sino en diversas entidaes. En tanto, el sindicalismo corporativo tuvo una presencia marginal tan sólo para hacer acto de presencia y no dejarle todo el escenario a las protestas de los trabajadores independientes, con un evento en la Plaza de la Constitución apresurado, menor a 30 minutos. El discurso del dirigente del Congreso del Trabajo y de la Confederación de Trabajadores de México, Carlos Aceves del Olmo, duró sólo cuatro minutos, y exhibió su interés de retirarse rápidamente a la ceremonia en la residencia oficial de Los Pinos, con el presidente Peña Nieto. No obstante, Aceves se dio tiempo para mandar “besos para las mujeres trabajadoras y abrazos para los hombres”.

Tan sólo hubo tres oradores, con participaciones muy breves. El líder del sindicalismo corporativo pidió “haya dinerito en los bolsillos de los trabajadores”; Fernando Salgado, secretario de Acción Política de la CTM, consideró “el salario mínimo debe servir para lo mínimo”; y Víctor Flores, el cuestionado y repudiado líder ferrocarrilero, fue despedido con batucada y bailarinas.

Con dirigentes de cúpulas empresariales y líderes del sindicalismo corporativo, el presidente Enrique Peña Nieto conmemoró el Día del Trabajo, con un mensaje de 15 minutos, en el cual destacó la promesa de cerrar su gobierno con 20 millones de empleos formales. “Empezamos con 16.2 millones de empleos registrados en el Seguro social; actualmente estamos superando los 19 millones… Ya hemos podido fijarnos una meta, que yo espero alcanzar para 2018, que será tener al menos registrados en el Seguro Social 20 millones de empleos formales”. Y siguió: ”No hay mejor forma que celebrar el primero de mayo dando buenas cifras sobre cómo han mejorado las condiciones laborales en México… El salario ha crecido 3.6 por ciento en términos reales; se han creado en total 2.7 millones de empleos; el poder de compra aumentó 13 por ciento, y se otorgaron 4.3 millones de créditos”.

El papel aguanta todo y esas cifras sólo son realidad en la imaginaria república de Peñalandia. Los hechos se aferran a desmentir el optimismo del titular del Ejecutivo Federal. Tan sólo le hubiera bastado este primero de mayo asomarse al balcón de Palacio Nacional para darse un baño de realidad y tomar consciencia de lo inverosímil que resulta su declaración en el sentido de que se vive “un ambiente laboral como jamás se ha vivido en la historia del país, y muestra de ello es que no se ha registrado ninguna huelga durante su sexenio”, cuando ese derecho, en la práctica, ha sido cancelado a los trabajadores, abiertamente expuestos a la represión.

PROTESTAS CONTRA EPN

Las protagonistas fueron sin duda las centrales sindicales independientes, quienes movilizaron decenas de miles de trabajadores desde diversos puntos de la ciudad y confluyeron en el Zócalo de la Ciudad de México. A lo largo de sus recorridos por las principales calles de la capital protestaron por sus condiciones laborales, la restricción y cancelación de sus derechos, como consecuencia de las reformas estructurales impulsadas y consolidadas por el régimen peñanietista. Organizaciones como los sindicatos de trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de Telefonistas, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), acusaron: los últimos gobiernos federales no han estado de lado de la clase trabajadora en el diseño y ejecución de sus políticas económicas y sociales.

A las 10 de la mañana inició la movilización la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) desde el Eje Central Lázaro Cárdenas en tres columnas rumbo a la Plaza de la Constitución. Desde el Ángel de la Independencia partieron integrantes de la Nueva Central Independiente, entre ellos el SME; de la Cooperativa Pascual; del sindicato de RTP y del SITUAM. Pararon en la Embajada de Estados Unidos, donde rechazaron la política antimigrante de Donald Trump y demandaron un mejor trato para los migrantes, quienes se aventuran a buscar mejores condiciones de vida en territorio estadounidense, las cuales les han sido negadas en su propio país.

Más adelante, también pararon frente a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), donde manifestaron su solidaridad con los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, algunos de los cuales se sumaron a la marcha. Han pasado más de dos años y medio de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, y las autoridades judiciales federales se han aferrado a la verdad histórica del ex procurador Jesús Murillo Karam, aún cuando ésta ha sido totalmente desmontada y desmentida por las indagaciones de peritos internacionales y por las propias investigaciones internas de la PGR, lo mismo con Arely Gómez como con Raúl Cervantes al frente de esa dependencia. Frente a la PGR los manifestantes gritaron cada uno de los números hasta llegar al 43 y pidieron justicia.

La marcha encabezada por la UNT también hizo una parada en Paseo de la Reforma e Insurgentes. Ahí, manifestaron su solidaridad con la lucha de la asamblea nacional de usuarios de le energía eléctrica, quienes batallan por una “tarifa social justa”, y porque la electricidad se convierta en un derecho y deje de ser una mercancía. Los contingentes de estudiantes de la UNAM, IPN, UAM y UPN avanzaron desde la glorieta de la Palma, sobre Paseo de la Reforma. Y desde el teatro “Jiménez Rueda”, iniciaron su avance los integrantes de la Coordinadora Nacional de sindicatos universitarios de educación superior, investigación y cultura.

PRECARIZACIÓN LABORAL

A lo largo de su recorrido, los trabajadores repudiaron el exiguo incremento a los salarios mínimos, el cual quedó pulverizado con la inflación, que supera el 5.5 por ciento; el incremento de los precios fue detonado por el gasolinazo. Exigieron a las autoridades federales un incremento urgente de las percepciones, pero sobre todo repudiaron la reforma laboral, la cual los ha perjudicado. A la clase trabajadora en el país se le ha escatimado derechos fundamentales, como un salario digno y se le ha “precarizado”.

La reforma laboral no generó los grandes beneficios ofrecidos a los trabajadores durante su promoción para ser aprobada por el Congreso de la Unión. No hay mejoras en las condiciones de trabajo y en cambio se propició el crecimiento del outsourcing y la operación de los sindicatos de protección. A lo largo y ancho del país permea la simulación laboral y los bajos salarios; los contratos colectivos han desaparecido; se ha desmantelado el sistema de seguridad social y varios regímenes de jubilación; además, 90 por ciento de los trabajadores no tienen representación gremial. El otro lado de la moneda es la existencia de una concentración de la riqueza escandalosa, fortunas creadas al amparo del poder político y económico.

Los sindicatos de protección patronal se han constituido en verdaderas mafias al servicio de empresas nacionales y trasnacionales, las cuales se aprovechan de los bajos salarios, mientras los empleados son forzados a pertenecer a organizaciones fantasmas, como lo denunció la Nueva Central de Trabajadores (NCT), a la cual se encuentran adheridas organizaciones como la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal y Mexicano de Electricistas, la Cooperativa Pascual, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, el Sindicato de Trabajadores de Pasajeros del Distrito Federal, la Alianza de Tranviarios y el Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical.

Grandes “recortes” han sufrido los contratos colectivos del país. Los trabajadores han visto desaparecer las prestaciones laborales y elevarse la subcontratación. Esto lo han resentido y lo padecen los electricistas, los maestros, los petroleros, los médicos, los empleados bancarios y la casi totalidad de obreros. Por ejemplo, a los integrantes con menos de 20 años de antigüedad del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (Suterm) les quitaron el derecho a pensionarse por la empresa y se incorporarán al sistema de cuentas individuales, mientras a los miembros del sindicato petrolero les aumentaron cinco años la edad de jubilación y en plantas y complejos adjudicados al sector privado el personal es recortado, transferido u obligado a jubilarse, como lo explica el abogado laborista Óscar Alzaga.

En todo el país se han modificado las condiciones laborales desde el gobierno federal anterior, pero sobre todo en el actual, con el argumento de privilegiar la planta productiva. En prácticamente toda la banca privada ya no se otorga a los jóvenes las prestaciones que tienen los empleados de mayor antigüedad. Y en el Seguro Social, por acuerdo de su sindicato nacional, los empleados de confianza de nuevo ingreso ya no tendrán derecho a jubilarse con el instituto ni al contrato colectivo.

Los salarios mínimos en México son los más bajos de América Latina, Estados Unidos, Canadá y Europa, de acuerdo al estudio El Empleo en México y sus Perspectivas para 2017, elaborado por la firma Manpower. El salario mínimo en nuestro país equivale a sólo 3 dólares; en Venezuela el mínimo es de 5 dólares; en Bolivia, Colombia y República Dominicana, de nueve; en Brasil, de 10; en Guatemala y Ecuador, de 12; en Chile, de 14; en Argentina, de 16; en Panamá, de 24; en Estados Unidos y Canadá, es de 92 dólares. La gravedad de esta situación se dimensiona cuando casi 7.5 millones de trabajadores mexicanos perciben el salario mínimo y 13.5 millones ganan entre uno y dos mínimos.

En suma, no hubo nada que celebrar y si mucho que lamentar. La batalla por los derechos laborales se reinició en este siglo.

DE LOS PASILLOS

Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena, advirtió que de ganar la Presidencia de la República se cancelará la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), el cual se realiza en Texcoco. Brindó argumentos y datos concretos pues, dijo, no cuenta con viabilidad técnica. Destacó se trata de un proyecto faraónico y lo calificó como “el robo del siglo”… Explicó es mejor construir dos pistas en el actual aeropuerto militar de Santa Lucía, ubicado en Zumpango. Tan sólo edificar esas dos pistas, dijo, y unirlas con el actual aeropuerto de la Ciudad de México costaría al menos 40 mil millones de pesos, lo cual significa ahorrar 120 mil millones de pesos de lo que se pretende gastar en la nueva terminal aérea de Texcoco… El político tabasqueño acusó: “En el nuevo aeropuerto de Texcoco están dando los contratos a empresas vinculadas con Peña Nieto y sus funcionarios, como OHL, Higa o el cuñado de Carlos Salinas, Hipólito Gerard. Tienen estimado un presupuesto de 180 mil millones de pesos”… López Obrador presentó el fin de semana el libro titulado “Sistema aeroportuario del Valle de México”, durante un mitin en el jardín principal de Texcoco para apoyar la campaña de Delfina Gómez Álvarez, candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México.

Al demandar mejores condiciones de trabajo, mayores sueldos y prestaciones a la parte patronal, pues año con año se elevan los gastos del gobierno en acciones sin beneficio a la clase trabajadora ni a la sociedad en general, miles de trabajadores adheridos a distintos sindicatos, entre ellos la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Nacional Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, el de Telefonista y el de Salud, entre otros, salieron a las calles de la ciudad de Oaxaca para conmemorar el Día del Trabajo. La marcha partió del monumento a Juárez, en el entronque de las carreteras 190 y 175, hacia el palacio estatal de gobierno para hacer entrega de su pliego petitorio al gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Las manifestaciones de la CNTE se ampliaron también a los estados de Chiapas, Guerrero y Michoacán… En la capital chiapaneca los organizadores informaron que esta protesta es el inicio de una jornada de movilizaciones que durará tres días… En Morelia, Michoacán, agremiados al Frente Cívico Social (FCS), el cual aglutina a una veintena de sindicatos y organizaciones, entre las que destaca la CNTE, encabezaron una marcha masiva en la entidad… En Chilpancingo, maestros de la Ceteg (Coordinadora Estatal de Trabajadores del Estado de Guerrero) marcharon por la Autopista del El Sol carril sur norte.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com ; Facebook.com/Liliaarellanooficial y Twitter @Lilia_Arellano1.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: