Argentina Macri

Publicado el abril 30, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.


PEDRO ECHEVERRIA
Recuerdo por ahí un dato: en 1910 mientras México -antes de su revolución- tenía un 80 por ciento de analfabetismo, Argentina tenía menos del ocho por ciento. La mayoría de la población de este país había llegado de Europa, de Italia y España, sin grave analfabetismo; por el contrario la población mexicana –con poco más de 15 millones de habitantes, la mayoría indígena, campesina y marginal- apenas estaba haciendo su revolución social armada para superar sus problemas de alimentación, vivienda, educación, que aún en pleno siglo XXI, sigue sufriendo en alto porcentaje. En ese campo de la modernidad capitalista, Argentina nos superaba; pero no éramos un país “atrasado”, sino diferente.

2. En diciembre de 2015 asumió el gobierno de Argentina el derechista Mauricio Macri. Su programa derechista, neoliberal ha llevado a la inflación y la devaluación de peso argentino frente al dólar generando desempleo y descontento. Argentina se encuentra inmersa en una compleja situación económica que repercute en la clase trabajadora, que se ha visto despojada de los logros conquistados durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández (2003-07-15) pero Argentina ha pasado momentos importantes en su historia que la han llenado de experiencias: el peronismo, el militarismo, el menemismo, el kitchnerismo y ahora la derecha macrista.

3. El peronismo, es esencial: Juan Domingo Perón participó en la contienda de 1943 que dio por terminada la llamada “Década infame”. Estableció una alianza con las corrientes sindicales socialistas y ocupó la Secretaría de Trabajo, el Ministerio de Guerra y la Vicepresidencia de la Nación. Impulsó derechos de los trabajadores, extendió jubilaciones. Logró apoyo obrero pero repudio de los sectores empresariales, de altos ingresos y del embajador de Estados Unidos; en 1945 se impulsó un amplio movimiento en su contra. En octubre un golpe palaciego militar lo forzó a renunciar, provocando una gran movilización obrera que reclamó su liberación hasta obtenerla.

4. Así el peronismo –junto a su compañera y líder popular Eva Perón- se transformó en ideología de masas en Argentina que ha perdurado hasta nuestros días. ¿Qué pasaría después? Perón fue electo en 1946, en 1951; se enfrentó a la iglesia y se mantuvo en medio de EEUU y la URSS; fue derrocado en 1955. Se exilió en varios países; viudo, se casó con Estela Martínez (Isabel). Surgió una resistencia peronista. Regresó Perón a Argentina en 1973 y ganó las elecciones. “Tercer peronismo”. Nace la triple A (anticomunista). Cámpora renuncia y convoca a elecciones que gana Perón y su esposa Estela. Luego vendría, desde 1976, el golpe y el gobierno de los militares.

5. Recuerdo que en el periodo de la revolución cubana –cuando expulsaban a Cuba de la OEA y luego la invadían por EEUU- gobernaba Argentina desde 1958 Frondizi que se declaró antimperialista y consiguió el apoyo de peronistas y la izquierda; pero después de subir traiciona a sus apoyadores otorgando grandes concesiones a los empresarios, a los yanquis. Rompe relaciones con Cuba en 1962. Crece el poder del general Onganía. En 1963 sube Arturo Illía y establece varias medidas democráticas; establece relaciones con la URSS. Argentina no dejó de representar a los intereses yanquis y ni siquiera se opuso a la imposición del bloqueo política y económico a la revolución cubana.

6. El golpe de Estado de 1976-83 fue la rebelión militar que depuso a la presidente Estela Martínez de Perón y se estableció una junta militar comandada por el general Rafael Videla y el almirante Massera, dado que los dictadores de Iberoamérica fueron formados en la Escuela de la Américas instalada en Panamá para “la lucha contra el comunismo”. En este periodo se registró la llamada “guerra de las Malvinas” inventada por el gobierno militar para crear una “defensa patriótica” que provocó muchas muertes de jóvenes inocentes. Estas muertes provocarían las luchas y protestas de “las Madres de la Plaza de Mayo” y luego de las “Abuelas de la Plaza de Mayo” frente al palacio de gobierno de Buenos Aires.

7. Después de los asesinatos y toda la criminalidad de los militares vino el gobierno cívico radical de Alfonsín que sufrió presión militar para no ser enjuiciados. En 1987 estalló una sublevación militar, los “carapintadas”. En 1989 subió Carlos Menem coincidiendo con la caída del muro de Berlín que abría paso a un mundo dominado por EEUU. Heredó una economía en rápida descomposición; pero una vez en la presidencia, cambió el mensaje populista de su campaña por un duro programa de ajuste, cuyo carácter ultraliberal provocó divisiones en la CGT y acusaciones de diversos sectores, por considerarlo contrario a los postulados del general Perón. Gobernó 11 años con la derecha.

8. Luego de Menem se registró una terrible inestabilidad que comenzó el mes de diciembre de 2001 con Fernando de la Rúa como presidente; hubo tres presidentes más, Ramón Puerta, Adolfo Rodríguez Saá y Eduardo Camaño Un mes después –el primero de enero de 2002- está al frente de la Casa Rosada Eduardo Duhalde. Después vendrían los Kirchner, que fue un movimiento político de orientación peronista, fundado en el año 2003, que reúne los principales postulados ideológicos plasmados en los Gobiernos de los presidentes Néstor Kirchner (entre 2003 y 2007) y Cristina Fernández de Kirchner (entre 2007 y 2015). ¿Podrá gobernar esa Argentina el criminal derechista Macri?

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: