Keiser Report : Resistir… ¿Contra quién?

Publicado el Marzo 11, 2017, Bajo Video, Autor LluviadeCafe.


En este episodio de ‘Keiser Report’, Max y Stacy hablan del bitcóin, que se cotiza ya al mismo precio que una onza de oro, y del gran negocio de la basura espacial. En la segunda parte Max entrevista al periodista independiente Tim Pool sobre su viaje financiado a través de micromecenazgo por las llamadas ‘zonas de exclusión’ suecas para comprobar si el presidente Trump estaba o no equivocado sobre los peligros del país escandinavo.

Tras las declaraciones del presidente de EE.UU. Donald Trump afirmando que Suecia es un país peligroso por la inmigración y los refugiados, el periodista independiente Tim Pool ha decidido comprobarlo directamente.

Al contrario de lo que muchos puedan pensar, Pool relata a RT que al visitar junto a una compañera la ciudad de Malmo, la llamada ‘Chicago de Suecia’ por sus peligros, en ningún momento tuvo sensación de inseguridad. Sin embargo, al pasear por Rinkeby, un pequeño suburbio de Estocolmo, se topó con un grupo de encapuchados que en cuanto le vieron empezaron a cuchichear y se cubrieron el rostro con máscaras.

“Lo más inteligente es que se marchen”

En ese momento, la Policía le recomendó que se marcharan. “Uno de ellos me agarró y me dijo: ‘Eche un vistazo a su alrededor. ¿Ha visto lo que están haciendo? Lo más inteligente es que se marchen. Si detenemos a uno, lo más probable es que al cabo de un rato vengan 50 y empiecen a atacarnos con piedras'”, recuerda.

Además, el periodista evoca que los agentes les acompañaron hasta su vehículo, aunque más tarde ocurrió algo muy extraño: “Poco después la Policía hizo público un comunicado en el que negaba que nos hubiera escoltado, diciendo que en ningún momento nos informaron de que hubiera ningún peligro y que nos habían asegurado que se podía grabar con total libertad”.

La policía, ¿tratando de enmascarar la situación?

Pool está de acuerdo con el hecho de que el comportamiento de la Policía sigue el dictado de un Gobierno que intenta enmascarar la situación para no perjudicar la imagen de la marca Suecia.

“Hemos recibido decenas, incluso cientos de mensajes de gente de aquí que nos dice que las cosas están yendo a peor con la cuestión de la inmigración, pero que la Policía no quiere que se sepa que nos lo han dicho”, revela el periodista. “No se ponen delante de la cámara para que los entrevistemos; porque tienen miedo a las consecuencias y a quedarse sin trabajo”, concluye el informador.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: