Columna Estado de los estados Jurado está por @Lilia_Arellano1.

Publicado el Enero 23, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

columna-lilia-arellano

“La manera más rápida de terminar una guerra es perderla”: George Orwell

Jurado está
Asume Donald Trump Presidencia de Estados Unidos
Manifestantes se enfrentan con policías en Washington
Primeras acciones: renegociar TLCAN y levantar muro
Empujón a México rumbo a la depresión: especialistas
Líderes mundiales esperan con cautela nuevo mandato
El Chapo cierra una era del narco; surge otra: del terror

Ciudad de México, 21 de enero de 2017.- Donald Trump prestó juramento como el 45 presidente de Estados Unidos en las escalinatas frente al Capitolio, sede del Congreso estadounidense, y afirmó el pueblo de Estados Unidos retomará el poder de Washington.

“Durante mucho tiempo un pequeño grupo en nuestra capital ha sacado las ganancias del gobierno mientras la gente ha llevado el costo de esto, Washington ha florecido pero la gente no compartió esa riqueza, los políticos prosperaron, pero los trabajos se fueron y las fábricas se cerraron”, explicó. El magnate neoyorkino advirtió: a partir de este momento, Estados Unidos será la prioridad en temas comerciales y militares. Formalmente inicia así una guerra comercial mundial, con México como primer blanco.

Ataviado con un carísimo traje -en contradicción con sus palabras, de famosa marca italiana y casimir inglés- corbata roja y levantando el pulgar de su mano derecha, juró: “Yo, Donald Trump, juro solemnemente que ejerceré fielmente el cargo de presidente de Estados Unidos y que pondré toda mi capacidad para preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos”, ante el presidente de la Corte Suprema, John Roberts. Junto a la Biblia de Lincoln, utilizada también por Barack Obama, y 43 mandatarios registrados en la historia de EU, situó otra que, con su nombre grabado y encuadernada en terciopelo, le regaló su madre en 1955. Decenas de miles de personas asistieron a su toma de posesión, entre quienes estuvo su rival electoral, la demócrata Hillary Clinton, y el marido de ésta, el ex presidente Bill Clinton. No acudieron más de 50 congresistas demócratas como señal de rechazo. DT es el presidente de mayor edad al asumir el cargo en la historia del país y tomó posesión con el menor índice de aprobación de un mandatario en las últimas tres décadas: un 40 por cieno de acuerdo a sondeos de medios de comunicación.

El magnate repitió la visión sombría y la lista de los males que fueron la característica de su campaña. El gobierno federal ha gastado cifras multimillonarias para defender “las fronteras de otras naciones mientras se niega a defender las nuestras”, subrayó. El multimillonario republicano prometió “hacer el trabajo” y devolver el poder, que aseguró estaba en manos de los burócratas de Washington, al pueblo. “Juntos determinaremos el curso de Estados Unidos y del mundo por muchos, muchos años”, destacó. El empresario relevó en el cargo al primer presidente afroestadounidense en la historia de EU, Barack Obama, cuyo legado se dispone a desmontar.

En las calles de Washington, la policía y manifestantes anti-Trump se enfrentaron. Ningún presidente en la historia de EU había sido recibido con tal movilización social en su contra. “No es mi presidente”, gritaron los manifestantes que se describían a sí mismos como “antifacistas y anticapitalistas”. La policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los inconformes, quienes rompieron escaparates de varios negocios. Arrojaron ladrillos a los coches y a las tiendas, tiraron cestos de basura y golpearon ventanales, y luego se dispersaron corriendo por las calles mientras eran perseguidos por policías en motocicletas. La policía de DC informó de varias detenciones sin precisar el número.

Las marchas de protesta organizada por el grupo Disrup J20 unieron sus brazos en una de las decenas de puntos de seguridad que llevan al mayor espacio público para observar la ceremonia y varios fueron empujados por la policía. Alí McCracken, de 28 años, organizador de la protesta, explicó manifestaban su malestar por comentarios de Trump sobre las mujeres, la inmigración ilegal y los musulmanes. Activistas hispanos se sumaron a los manifestantes judíos, musulmanes y afroestadounidenses quienes salieron a las calles para expresar su descontento con la investidura de Trump.

Partidarios de diversas causas unidos en la oposición al presidente entrante mostraron su rechazo desde la madrugada del viernes. Se desarrollaron manifestaciones en los diversos retenes de acceso cerca del Capitolio. Los carteles proclamaban “Que resuene la libertad”, “Liberad a Palestina” y “Resistir Clima Trump”, entre otras consignas. Eleanor Goldfield, una organizadora de la protesta Disrup J20, señaló el objetivo era mostrarle a Trump y a sus seguidores “equivocados, mal informados o simplemente peligrosos” que no callarán. También se hicieron oír integrantes del movimiento Black Live Matter (Las vidas de los negros importan) y de grupos femeninos. Los partidarios de Trump también inundaron la capital, muchos con sus gorras de beisbol con su lema de campaña “Devolvamos la grandeza a Estados Unidos”.

GUERRA COMERCIAL

Donald Trump inició ya una guerra mundial comercial con México como primer blanco. En sus primeras acciones incluye renegociar el TLCAN con México y Canadá, y salirse del TPP (Asociación Transpacífica) y “asegurarse de que cualquier nuevo acuerdo comercial sea en interés de los trabajadores estadounidenses”, señaló la Casa Blanca. El mandatario estadounidense reiteró construirá el muro fronterizo de 3 mil 200 kilómetros, con el fin de “detener la violencia” que achacó a la migración ilegal. Ya había advertido México lo pagará mediante un impuesto sobre las remesas, un impuesto fronterizo de 35 por ciento o un pago del gobierno mexicano. El plan del nuevo mandatario estadounidense comprende gravar las remesas, abrogar o renegociar el TLCAN para beneficiar a ciertos fabricantes estadounidenses, poner un arancel de 35 por ciento a las empresa asentadas en México que exporten al mercado estadounidense, cancelar la orden ejecutiva de Obama conocida como DACA (Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, por sus siglas en inglés), la cual concede residencia temporal a 750 mil jóvenes indocumentados, en su mayoría mexicanos, y deportar a 3 millones de inmigrantes indocumentados (la mayoría mexicanos) con antecedentes criminales.

El muro entre México y EU costará a los contribuyentes estadounidenses entre 10 mil y 40 mil millones de dólares. Además de daños a recursos ambientales, lesionará el comercio y la migración legales; deprimirá la economía de la frontera binacional, con 20 millones de residentes, y dará fuerte impulso al mercado negro del tráfico humanos, advierte Antonio González, presidente del Instituto William C. Velasquez, con sede en Los Ángeles. Gravar las remesas de inmigrantes asestaría un golpe mortal a la tambaleante economía mexicana, al reducir el consumo en los sectores rurales más pobres. Impulsará el mercado negro de “mulas de dinero”. Cancelar o renegociar el TLCAN hará caer en depresión a la economía mexicana y dañará a empresas y empleos mexicanos. La recesión impulsaría una nueva ola de inmigración indocumentada a EU. Cancelar la orden ejecutiva Daca y deportar a 3 millones de inmigrantes provocará una crisis económica para miles de negocios que dependen de los inmigrantes. También hundiría a México en la depresión, advirtió el especialista.

Ante Trump, el presidente Enrique Peña Nieto sigue pasmado. Luego de que el magnate asumió como presidente de EU, el mandatario mexicano, sin referirse a la advertencia de su homólogo para que las empresas estadounidenses salgan del país, ni los comunicados emitidos por la Casa Blanca, en los cuales mantiene su postura sobre el muro y sobre la renegociación del TLCAN, aseguró el gobierno mexicano trabajará para fortalecer la relación y la responsabilidad compartida. “Felicito al Presidente @realDonaldTrump por su toma de posesión. Estableceremos un diálogo respetuoso con el gobierno del Presidente @realDonaldTrump, en beneficio de México”, escribió el mexiquense en Twitter.

El inquilino de Los Pinos sostuvo que la soberanía, el interés nacional y la protección de los mexicanos guiarán la relación con el nuevo gobierno de Estados Unidos, sin referirse a las amenazas del magnate. La semana pasada, en su encuentro con embajadores, el mexiquense desglosó líneas de acción para guiar la nueva relación con EU, entre ellas una renegociación del TLCAN y la exigencia a EU de frenar el tráfico ilegal de armas y el dinero ilícito hacia el narcotráfico, así como una repatriación ordenada y coordinada de connacionales, garantizando el respeto a sus derechos humanos. También, mantener libre el flujo de remesas de los mexicanos en EU y un nuevo marco comercial en el sector de telecomunicaciones, energía y comercio electrónico.

La negativa a referirse sobre lo previsto con la llegada del ex presentador de televisión es vista como producto de la doble entrega: de la realizada a los dictados de EU, sin importar si proceden de demócratas o republicanos, por lo tanto alejada de muchas respuestas pendientes por referir a los mexicanos o de la representada en la persona de Luis Videgaray a quien envía con el “paquete completo. Y si bien es fuerte el discurso de DT al reafirmar la posición guardada en la campaña, lo es más comprobar el nacionalismo de un hombre al cual no se le consideraban muchos escrúpulos, muy por encima del comportamiento guardado por el titular del Ejecutivo actual y de quienes lo antecedieron 5 sexenios.

TRUMP PREOCUPA AL MUNDO

Los dirigentes de todo el mundo esperan las acciones de un hombre en el Despacho Oval sin experiencia política, con la intención de dinamitar el “establishment”, con un discurso populista-proteccionista, sin una línea divisoria entre verdades y mentiras, quien veta a la prensa y ha exhibido un comportamiento imprevisible. Esperan enfrentamiento con China y Europa, acercamiento a Rusia, cambios en el Cercano Oriente. Cuestionamientos a la OTAN y al libre comercio. Trump, perciben, encabeza un gobierno predominantemente blanco, masculino, conservador y rico.

Las políticas proteccionistas del presidente de EU, Donald Trump, tendrán un impacto negativo en la economía, advirtió la jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en el panel del Foro Económico Mundial en Davos. Uno de los mayores riesgos para la economía mundial en 2017 es “una guerra cuesta abajo” en materia de impuestos, regulaciones y comercio. “Si los trastornos que esperamos en 2017 como resultado de lo que ha sucedido en 2016 resultan ser todos negativos y terminamos en una carrera cuesta abajo en el sector de los impuestos, en el sector comercial, en el sector de la regulación financiera, entonces sería para mi realmente una situación incierta y sorprendente que podría tener efectos devastadores”, sostuvo.

Trump ha anunciado suspenderá tratados de libre comercio y negociará para obtener condiciones más favorables, especialmente en China. Los líderes mundiales se han mantenido prudentes y esperan los movimientos de la nueva administración estadounidense. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, manifestó su intención de colaborar con Trump, para combatir el cambio climático, los problemas migratorios, el terrorismo o las consecuencias sociales de la globalización. El gobierno de Mariano Rajoy en España se mostró prudente, pero destacó la importancia de la OTAN y la Unión Europea ante las críticas del magnate.

SE CIERRA UNA ERA DEL NARCO

La extradición de Joaquín Guzmán Loera significa para quienes analizan al narcotráfico, el cierre de una era y la apertura de otra cuya operación aparece con mayor sofisticación, preparación universitaria de los principales operadores, armamento de última generación y,

en algunos puntos del planeta se verá a su actividad como legal, lo cual les permitirá a los líderes futuros una existencia mucho más tranquila logrando, paradójicamente un crecimiento envidiable lo cual representa también gran fortalecimiento económico.

El Chapo sigue logrando despertar admiración. A su entrada a la prisión asignada en Nueva York, las internas del lugar aplaudieron su paso y corearon su nombre. La red creada, las fugas y el presentarse como protagonista de guiones abrieron los espacios para convertirlo en el gran mito. Se dice habrán de dictarle una larga condena al saberse enfrenta una acusación total de 17 cargos en el Tribunal de Nueva York por importación de 200 toneladas de cocaína y el lavado de ganancias por 14 mil millones de dólares, de 1989 a 2014. El memorándum entregado a los medios de comunicación estadounidenses indica el gobierno de ese país tiene evidencias físicas, como cargamentos de drogas incautadas y grabaciones de vigilancia electrónica.

Los argumentos de los fiscales para mantener al líder del Cártel de Sinaloa bajo custodia son riqueza, afición por la violencia y su costumbre de escapar de las cárceles mexicanas. En una conferencia de prensa, el fiscal para el Distrito Este de Nueva York, Robert Capers, señaló la extradición del capo fue el final de una búsqueda de dos décadas de fiscales y agentes federales en Estados Unidos. “El crecimiento de Guzmán como narcotraficante internacional fue similar a un pequeño tumor cancerígeno que hace metástasis y creció hasta convertirse en un flagelo que durante décadas cubrió las calles de México con la guerra por las drogas. Y eso mismo ayudó a perpetrar la epidemia de drogas aquí en los Estados Unidos”, expresó.

Sobre este tipo de expresiones surgidas de muchos funcionarios de no pocos niveles de gobierno en el vecino del norte, pueden verse claramente agresiones. Refiere El Chapo cubrió como un flagelo las calles de México, pero no aceptan ellos son quienes aportan el mercado de consumidores; son los descuidos de la vigilancia interna y también la corrupción oficial y policial los que alimentaron “la epidemia de drogas” que padecen. Hasta ahora los grandes capos solo surgen a la fama si son latinos, no se conoce de los operadores gringos del narcomenudeo, de las operaciones realizadas para el blanqueo de cientos de millones de dólares recolectados diariamente.

Innegable es el tráfico y la siembra de estupefacientes, y se sabe ha sido la generación de pobreza, la multiplicación de la miseria, lo que obligó a los hombres del campo a prestar sus tierras para hacer crecer hierbas y plantas. La actividad logró multiplicarse en la medida en la cual crecieron los consumidores y, si se toman en cuenta las fronteras, los cargamentos tienen una entrada visiblemente permitida y para lo cual no habrá muro que resista. Tanta corrupción se ha generado en los países latinos a causa del narco, como la tienen quienes son los consumidores, los guardianes de fronteras por las cuales solo transita lo benéfico, visto en el terreno económico como en el laboral. La leyenda de sus capos sigue viva en la figura de Al Capone, posterior no hay quien tenga el nivel alcanzado por los latinos aun y cuando no se llevan las utilidades de quienes les compran su mercancía y, en tanto la seguridad de su dinero está bajo tierra, en las caletas, las de los del otro lado se encuentran depositadas en los bancos y haciendo crecer todo tipo de inversiones.

DE LOS PASILLOS

¿Tendremos algún día gobernantes dispuestos a poner en blanco y negro los puntos de relación entre México y EU en el tema del narco? ¿Habrá quien pelee los empleos para los mexicanos, proteja a las industrias y empresas del país, gaste en anuncios para publicitar lo que se está produciendo con manos mexicanas para provocar solo se compre lo signado con esta manufactura? Eso no lo vaticinan…ni las brujas.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: