El último mensaje de la temporada

Publicado el Enero 15, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

pinchetti
LA JORNADA
José Agustín Ortiz Pinchetti
Como nunca, los saludos de fin de año se dan en una atmósfera oscura. Hay síntomas de desintegración del aparato político, también una tribulación: la que aflige al alma humana en la incertidumbre.

Momento difícil para mi generación que ya se despide y que vivió desde la paz y la prosperidad de los años 60 a la descomposición de los últimos lustros del siglo XX y principios del XXI.

Podemos pensar diferente. México no ha perdido nada de su dimensión, belleza y grandeza potencial. Sigue siendo el puente natural entre América del Norte y América del Sur. Somos una gran nación, la decimocuarta entre las 180 del planeta, tenemos una superficie de 2 millones de kilómetros cuadrados.

Tenemos grandes riquezas en el mar, en las extensas cadenas montañosas, en los bosques y selvas, en nuestras reservas acuíferas, en los ríos tropicales, marismas y lagos. Tenemos los dos océanos y una enorme diversidad de los climas de todo el mundo.

Millones de hombres y mujeres que trabajan duramente para subsistir, creando una civilización que avanza constantemente. Tenemos artistas extraordinarios, una masa de investigadores, científicos y deportistas de clase mundial. Una cultura potentísima que asocia elementos orientales y occidentales.

De nuestra originalidad pueden surgir nuevas empresas, descubrimientos, invenciones. México no puede rendirse ante la prepotencia ni pedir ayuda con desesperación. Debemos erguirnos y ocupar el lugar que nos corresponde, tenemos más que aportar de lo que debemos recibir o imitar.

La nación ha vivido durante décadas una crisis tras otra, hoy vivimos la crisis de la crisis y a la vez la oportunidad de crear otra respuesta: otra forma de organizar el poder para acabar con la corrupción y desigualdad.

A cada amigo, a cada lector le deseo felicidad personal y una participación exitosa en la construcción de una patria nueva que, como escribió Gabriel Zaid en 1968, no cesa de convocarnos.

Twitter: @ortizpinchetti

Mail: joseaorpin@gmail.com

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: