Pederastia Religiosa – Diario19 con @cardonamex – Abusos sexuales impunes de sacerdotes católicos

Publicado el Noviembre 25, 2016, Bajo Audio, Autor MonaLisa.

Luis Cardona
Este programa se transmite los viernes 21 horas. . Esperamos tus comentarios y sugerencias en twitter: @cardonamex – Visita la web de Luis Cardona Diario 19
Facebook La Nueva República

Para las víctimas del delito en México, ser parte de las estadísticas de un país donde la impunidad gobierna, es lo que menos interesa cuando observan que sus victimarios en vez de estar encerrados en la cárcel, continúan cometiendo el mismo delito que infringieron en ellos.

La pederastia religiosa, más sobresaliente en la iglesia católica mexicana, lo que no exime a otros cultos de ejercerla en igual forma, pareciera ser hasta promovida por la negligencia con que se actúa en caso comprobados. Niños y adolescentes son presa fácil de la lujuria que les acarrea el voto de castidad. Más de doscientos casos como los que rescatamos en éste programa, son investigados por la ONU en la república mexicana.

El poder de la iglesia para castigar el abuso de menores de edad, llega solo al retiro del ministerio religioso, dejando en manos de las autoridades civiles, el castigo penal al que se hayan hecho acreedores. Sin embargo, el castigo terrenal nunca los alcanza y se esconden entre el manto protector de una iglesia protectora de delincuentes con sotana.

Nicolás Aguilar abusó de una gran cantidad de niños, en México y Estados Unidos, y ha sido señalado incluso de ser protegido del propio arzobispo de México.
Marcial Maciel, fue un caso que el mismo San Juan Pablo segundo, debió resentir, tras la cercanía de Maciel a quien prodigaba una amistad “muy especial”.

Por qué abusan los curas de sus acólitos. Qué lleva a las madres a entregar a sus hijos a sacerdotes abusadores. Por qué no frenan a tiempo los abusos?.

Los abusos sexuales contra Jesús Romero Colín, iniciaron cuando tenía 11 años y era acólito a las iglesias de San Agustín de las Cuevas y de San Judas Tadeo, ambas pertenecientes a la Sexta Vicaría de la Arquidiócesis Primada de México.
Jesús confesó a sus parientes hasta nueve años después los abusos sexuales sistemáticos a que era sometido por el entonces sacerdote Carlos López Valdés, “Carlitos” como le decía el Obispo auxiliar Jonás Guerrero.

A los 15 años, Jesús encontró correspondencia que el cura mantenía con otras personas, lo que supone la existencia de una red de pederastia, impunemente no investigada por la autoridades del Distrito Federal.

El obispo auxiliar Jonás Guerrero Corona, entonces responsable de la sexta vicaría, al conocer por parte de la madre la denuncia mostró absoluta solidaridad con López.
Guerrero Corona tenía conocimiento de los abusos desde 2004, cuando el seminarista Alexander Feria encontró fotos de menores desnudos, incluidas las de Jesús, en la caja fuerte de López Valdés; lo denunció, pero el obispo solo envió una carta al cura en la que le recomendaba acudir a terapia “para atender su problemática”, acusa el diario Milenio en una nota del 1 de enero de 2014 de Eugenia Gimenéz.

Giménez escribió entonces: Después de la denuncia ante las autoridades civiles, enviaron al pederasta una “amonestación canónica” para que cambiara su conducta y “evitara el escándalo”.

En 2011 Alejandra Sánchez presentó el documental de una hora 22 minutos Agnus Dei. Cordero de Dios en ocho festivales internacionales, donde da cuenta de la historia de Romero Colín.

Después de la presentación del filme, y tras cerrar con una entrevista entre el joven abusado que pide cuentas al sacerdote la Congregación para la Doctrina de la Fe consideró que las pruebas presentadas por el Tribunal Eclesiástico Interdiocesano de México contra López Valdés eran “contundentes”. El cura fue retirado del ministerio y reducido al estado laical, máxima pena que aplica el Vaticano.

Sin embargo, en el ámbito civil, el caso permanece abierto en la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales del DF, y como López Valdés ya no es sacerdote, huyó y se desconoce su paradero.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: