Uno contra todos

Publicado el Noviembre 6, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

pinchetti

José Agustín Ortiz Pinchetti
Hay una intensa actividad política semejante al frenesí que se despierta en una población amenazada por un ciclón con categoría cinco.

No sólo el gobierno, el PRIAN, el Pacto por México, decenas de comunicadores, pensadores, plumíferos de diferentes colores, activistas de buena fe, reivindicadores de las causas indígenas, están construyendo una barrera más alta que el muro de Trump. La amenaza es la precandidatura de AMLO, que sigue punteando en las encuestas fidedignas y que puede ganar (horror) la Presidencia en 2018.

Muchos protagonistas en la defensa ofrecen alternativas. El PAN propone una segunda vuelta para asegurarse de aplastar a AMLO con el voto útil de una población que anhelan conservadora. Un vocero del PRI, el sonorense Manlio Fabio Beltrones, de afilados colmillos, considera que lo de la segunda vuelta es una salida falsa y propone una coalición de gobierno obligatoria si el vencedor no alcanza 42 por ciento de los votos. Y no sólo es el PRIAN, también es el Pacto por México. Un sector de dirigentes del PRD, quien usted conoce perfectamente, bloquearían a como dé lugar una alianza de izquierda: preferirían irse con los conservadores con tal de que el ex jefe de su partido no llegara a la Presidencia. Luego vienen los independientes, que se consideran a sí mismos la única salida ante el terrible dilema de una iniciativa antisistema o la preservación del statu quo. El anuncio de una candidata indígena a la Presidencia ha llenado a muchos de alegría.

La lanzada más fuerte de todas ha sido la designación por cuotas de los nuevos magistrados del supremo Tribunal Electoral (TEPJF). Máxima autoridad en la materia y que dirá la última palabra en cuanto a la elección del presidente. Como señala Eduardo Huchim ( Reforma, 2/11/16), los magistrados fueron nominados por cuotas del PRIANPRD. Se optó por elegir no a los candidatos más prestigiados, sino a los que van a servir al interés de quien los apadrinó. Este es el peor cerrojo contra AMLO.

Estas nobles iniciativas van acompañadas con un golpeteo mediático (con costo de miles de millones de pesos) alrededor de la consigna del peligro para México que será presentada ahora con un nuevo envase. ¿Por qué tanto alboroto, tanta inversión? Porque el peligro de AMLO se traduce en un posible cambio de régimen. El actual está totalmente desgastado tanto en la estructura política como en la propuesta económica. El único capaz de proponer una opción distinta moderada pero seria es AMLO, todas las demás alternativas carecen, por ahora, de sustento. Los que se atrincheran temiendo lo peor no lo hacen por la democracia ni para defender la buenas reformas de EPN, sino para garantizar que seguirán gozando de los privilegios que han acumulado hasta ahora.

Twitter: @ortizpinchetti

joseaorpin@gmail.com

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: