Los campesinos, los enfermos y los estudiantes pagan el recorte al gasto en 2017, advierte el CIEP

Publicado el Septiembre 13, 2016, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

campo
sinembargo
El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria informó que el campo, la salud y la educación pagarán los compromisos que atan al gobierno mexicano: la deuda, el pago de pensiones y las participaciones a los estados. Destacó que por primera vez en 10 años el costo financiero de la deuda será mayor al financiamiento que el gobierno requerirá para el 2017.

Ciudad de México, 13 de septiembre (SinEmbargo).- Los hombres del campo, los necesitados del Sector Salud y los estudiantes pagarán los compromisos que atan al gobierno mexicano: la deuda, el pago de pensiones y las participaciones a los estados, informó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) respecto a las implicaciones del Paquete Económico 2017, el cual “preserva la desigualdad y afecta el impulso económico”.

Los rubros más afectados por el ajuste son el campo, salud y educación, educación, calculó.

Esas responsabilidades, sumadas a la caída de los ingresos petroleros, “rebasan por mucho el incremento en ingresos tributarios”, la actual base de las finanzas públicas. Los ingresos del sector público, de hecho, disminuirán 15.6 por ciento.

Además, por primera vez en 10 años el costo financiero de la deuda será mayor al financiamiento que el gobierno requerirá para el 2017.

La deuda total del sector público, del 50.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2017, puede llegar al 52 o 53 por ciento al fin del sexenio, estimó Héctor Villareal Páez, director general del CIEP.

Mientras continúen bajas las tasas de crecimiento económico y el gasto público sea mayor que el aprobado por el Congreso de la Unión -como ocurrió este año-, el nivel de la deuda no va a reducirse, dijo Villareal. En los últimos 10 años la deuda ha crecido un 25 por ciento.

El pago de pensiones es la otra responsabilidad legal del gobierno que lo obligó a sugerir quitar el 9.2 por ciento del presupuesto a sectores del desarrollo económico y reducir el 3.3 por ciento a los de desarrollo social, lo que golpeará al campo, comunicaciones, turismo y vivienda, expuso Sunny Villa Juárez, directora de gasto público del CIEP.

En el PE2017 el gasto para pensiones subió 14 por ciento frente al del año pasado. De 2010 a 2017 ha aumentado 59.4 por ciento.

Sin embargo, enfatizó Villa, la distribución es desigual. A los pensionados de la desaparecida Luz y Fuerza del Centro se dan 970 mil pesos anuales en comparación con los 85 mil 600 pesos a los afiliados al IMSS y los solo 7 mil 200 pesos al año para cada uno de los beneficiados del programa Pensiones a Adultos Mayores que engloba a 5.4 millones de personas de más de 65 años.

En contraste, el presupuesto para salud universal se redujo en 4 mil 610 millones de pesos.

Para el Seguro Popular el gobierno propuso un recorte por 9 mil 224 millones de pesos. Además, los programas para la Secretaría de Salud se reducen a 27 de ellos y su presupuesto baja 12.6 por ciento frente a 2016.

Aunque el paquete reconoció la relevancia de la prevención de sobrepeso, obesidad y diabetes; la vigilancia epidemiológica y el programa de vacunación, se les redujo 25.6, 14.9 y 3.2 por ciento, respectivamente.

La otra víctima de los compromisos del gobierno es el sector educativo cuyo presupuesto bajó 4.8 por ciento.

“La gran perdedora en este recorte es la Reforma Educativa pues el 30.2 por ciento de la reducción corresponde a sus programas insignia”, determinó el reporte del CIEP.

A la Secretaría de Educación Pública (SEP) se le redujo 15.1 por ciento.

A pesar de ser clave, se le quitó el 100 por ciento a la educación inicial, 27.7 por ciento al deporte educativo y 33.6 por ciento a la cultura.

El INEE fue el que más presupuesto recibió con un aumento por 5.4 por ciento, pero los recursos para el programa para capacitación docente bajaron 39.5 por ciento.

La reducción “apoya la desigualdad porque se quitan las becas en nivel superior y media superior”, afirmó Sunny Villa. Los recortes a los programas de becas superan el 3 por ciento.

Respecto a la liberación de gasolinas para 2017, anteriormente estimada para 2018, el investigador Adrián García Gómez aseguró que el CIEP calcula que el precio promedio de la Premium será de 16.78 pesos por litro en 2017 y la magna costará 15.45 pesos, un 1.97 por ciento más que el precio máximo de 2016.

En conclusión, dijo Héctor Villareal, el Paquete Económico 2017 es “muy duro y regresivo” que evidencia la realidad de “una precariedad fiscal” por el desplome de los ingresos petroleros y la desproporción de los ingresos tributarios.

Por lo tanto, afirmó el director del CIEP, el país necesita un consejo fiscal autónomo que haga proyecciones de ingresos, gasto y deuda para ayudar a dimensionar.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: