Ted Cruz abandona la carrera y deja la vía libre a Donald Trump; Bernie Sanders agarra aire

Publicado el mayo 3, 2016, Bajo Internacional, Autor MonaLisa.

Trump-2 EEUU-ELECCIONES Bernie-Sanders
En las imagenes Donald Trump, Ted Cruz y Bernie Sanders. Foto: AP.
Por Redacción / Sin Embargo mayo 3, 2016

“Dimos todo lo que teníamos en Indiana, pero esta noche los votantes eligieron otro camino. Por ello, suspendemos nuestra campaña”, anunció Cruz, quien apareció acompañado de su esposa Heidi y sus dos hijas, y fue presentado por la también ex aspirante presidencial Carly Fiorina, a quien había elegido para vicepresidenta. A su vez, el presidente del Comité Nacional Republicano de Estados Unidos, Reince Priebus, publicó hoy un mensaje en su cuenta de Twitter en el que reconoció que el magnate es el “probable nominado” para ser candidato a presidente y pidió unidad a los conservadores.

Sanders consiguió superar estos pronósticos y se llevó varias de las principales ciudades del estado, entre ellas la más populosa, Indianápolis, así como Fort Wayne, South Bend y la gran mayoría de las zonas rurales. Foto: EFE

Ciudad de México, 3 de mayo (SinEmbargo/AP/EFE).–El hasta hoy aspirante a la nominación del Partido Republicano para ser el candidato en las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, Ted Cruz, abandonó la carrera al perder en las elecciones primarias del estado de Indiana ante su principal rival, el magnate Donald Trump.

En un discurso televisado desde Indianápolis ante un grupo se seguidores, el Senador por Texas, que se había alzado durante los últimos meses en la única alternativa a Trump dentro del campo republicano, anunció su retirada, dejando solos en la carrera al magnate y al Senador de Ohio, John Kasich.

“Dimos todo lo que teníamos en Indiana, pero esta noche los votantes eligieron otro camino. Por ello, suspendemos nuestra campaña”, anunció Cruz, quien apareció acompañado de su esposa Heidi y sus dos hijas, y fue presentado por la también ex aspirante presidencial Carly Fiorina, a quien había elegido para vicepresidenta.

A su vez, el presidente del Comité Nacional Republicano de Estados Unidos, Reince Priebus, publicó hoy un mensaje en su cuenta de Twitter en el que reconoció que el magnate es el “probable nominado” para ser candidato a presidente y pidió unidad a los conservadores.

“Donald Trump será el probable nominado del Partido Republicano, debemos unirnos y centrarnos en derrotar a (la favorita entre los aspirantes demócratas) Hillary Clinton #JamásClinton”, indicó Priebus en su cuenta en la red social.

Priebus fue de los primeros en reaccionar a la suspensión de campaña del que hasta ahora había sido el gran rival y durante varios meses la única alternativa real a Trump.

La renuncia de Cruz significa que los únicos dos aspirantes que quedan en la contienda republicana son el propio Trump y el gobernador de Ohio, John Kasich, quien tan sólo ha gando en un estado (el suyo) y quien prácticamente no tiene ninguna opción de arrebatarle la candidatura al magnate.

“Dimos todo lo que teníamos en Indiana, pero esta noche los votantes eligieron otro camino”, dijo esta noche Ted Cruz.

Tras su victoria en Indiana, Trump está a menos de 200 delegados de lograr la nominación de forma matemática cuando todavía faltan por votar estados tan populosos como California y Nueva Jersey, y evitar así llegar a la convención republicana de julio sin los delegados suficientes, lo que daría pie a una convención disputada.

Cruz, quien no venció a Trump en un mes, realizó una extensa campaña en Indiana, donde aseguró el respaldo del Gobernador del estado y anunció a la empresaria Carly Fiorina como su compañera de fórmula, sólo el lunes llegó a dar alrededor de una decena de discursos en el estado y los grupos de la campaña “anti-Trump“, de tendencia conservadora, pero alejados de los posicionamientos del magnate, aportaron millones de dólares en anuncios televisivos críticos con su figura.

Pero aparentemente perdió ímpetu en los últimos días de su campaña y expresó su frustración hacia Trump el martes, al decir que el multimillonario es “inmoral” y un “bufón arrogante”.

Trump respondió que Cruz “no tiene el temperamento para ser Presidente de Estados Unidos”. Previamente el martes, Trump repitió afirmaciones no sustentadas de que el padre de Cruz, Rafael Cruz, apareció en una fotografía de 1963 con Lee Harvey Oswald, el asesino de John F. Kennedy, al citar un reporte que fue publicado por el National Enquirer.

Cruz había prometido mantenerse en las contienda hasta las últimas primarias en junio, aferrándose a la posibilidad de que Trump no alcance los mil 237 delegados necesarios y la contienda se resuelva en la convención. Pero ahora encara la presión de los donantes y otros republicanos para, al menos, reducir el tono de sus ataques hacia Trump, en un intento por unir al partido en la elección general.

Indiana es una región que entró hace ya décadas en un proceso de desindustrialización y resultó especialmente golpeada por la última crisis económica, lo que ha incrementado la pobreza, ha reducido la cantidad y calidad de los empleos y ha extendido entre su población una sensación generalizada de desesperanza.

SANDERS HACE LO PROPIO CONTRA TODO PRONÓSTICO

Sanders consiguió superar estos pronósticos y se llevó varias de las principales ciudades del estado, entre ellas la más populosa, Indianápolis, así como Fort Wayne, South Bend y la gran mayoría de las zonas rurales.

El Senador Bernie Sanders venció hoy a todas las encuestas que le daban como perdedor en las primarias de Indiana y se impuso a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, según las proyecciones de los principales medios estadounidenses.

La victoria de Sanders tiene una importancia capital en su apuesta por la nominación del Partido Demócrata, ya que tiene lugar tras duras derrotas en varios estados del este (Nueva York, Connecticut, Pensilvania y Maryland) y cuando muchos daban ya por terminada su aventura presidencial.

Todos los sondeos de opinión que se habían publicado hasta hoy daban a Clinton como ganadora en este estado del Medio Oeste del país, algunas por márgenes tan amplios como 8 o incluso 13 puntos, y los analistas destacaban el buen papel de la ex Secretaria de Estado en territorios vecinos como Illinois y Ohio, en los que ella ganó.

Sin embargo, Sanders consiguió superar estos pronósticos y se llevó varias de las principales ciudades del estado, entre ellas la más populosa, Indianápolis, así como Fort Wayne, South Bend y la gran mayoría de las zonas rurales.

La victoria del Senador, autoproclamado socialista democrático, en Indiana no tendrá una gran repercusión en la carrera de delegados que deben votar por cada aspirante en la convención del partido en julio, ya que los demócratas los reparten siempre de forma proporcional y la victoria de Sanders fue por un margen no muy amplio.

Aun así, que éste haya sido capaz de ganar en Indiana sí supone un balón de oxigeno para su campaña, a la que muchos daban ya por muerta, de cara a las próximas citas electorales de Virginia Occidental, Kentucky, Oregón y, muy especialmente, California, el estado más poblado del país.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: