Atenquenses expulsan a empleados de constructora y amagan con retenciones

Publicado el abril 15, 2016, Bajo Derechos Humanos, Autor LluviadeCafe.

atenco_ext
LA JORNADA
Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco expulsaron la tarde de ayer a siete trabajadores de la empresa Geosol y los obligaron a desmontar una perforadora que extraía muestras de subsuelo en sus ejidos para el equipamiento de nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Unos 30 ejidatarios detectaron que en el ejido de Tocuila, Texcoco, los empleados habían instalado una máquina en los linderos de sus tierras, por lo que los conminaron a salir y les advirtieron que cuentan con un amparo contra esos trabajos.

Machete en mano, los integrantes del FPDT esperaron a que quitaran los tubos de la perforadora, subieran el motor a una camioneta y recogieran el material.

Los trabajadores de Geosol –contratada por la concesionaria Lince– explicaron que por la mañana efectuaron pruebas de cimentación para la construcción de la autopista Pirámides-Texcoco, que unirá la vía México-Pirámides con la Peñón-Texcoco y el corredor México-Tuxpan con la nueva terminal aérea.

Ignacio del Valle Medina, dirigente del FPDT, afirmó que los trabajos en sus ejidos son una provocación, exigió al gobierno federal sacar sus empresas o de lo contrario comenzarán a retener maquinaria y trabajadores.

Por la mañana, los miembros del FPDT se reunieron en un campamento en los cerros de Huetepec y Tepezingo, en San Salvador Atenco, con Juan Miguel del Espíritu Santo Cordero, supervisor de maquinaria del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

El ejecutivo acudió después de que el lunes y martes un grupo de topógrafos a su mando, con protección de soldados realizaba labores en Nexquipayac y fueron expulsados por los campesinos.

Santo Cordero solicitó a los ejidatarios permitir que continúen las obras, lo que inmediatamente rechazaron los activistas y le exigieron sacar la maquinaria de los ejidos Nexquipayac, Acuexcomac, Atenco y Tocuila y cancelar las obras.

No queremos que el gobierno siga derramando nuestra sangre. Ya lo hicieron en 2006. El gobierno tiene que parar las obras del aeropuerto y salir de nuestra zona ejidal. Te mandan a provocarnos y representas al gobierno, le dijo Bernardino Cruz Cardona al enviado de la empresa, quien se marchó.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: