Fractura en la cumbre del terrorismo nuclear de Obama: China va y Rusia no

Publicado el Abril 3, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

Alfredo Jalife R.
Alfredo Jalife-Rahme

El relevante portal Russia Today expone las razones por las cuales Rusia no asistió a la cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear convocada por Obama, de cuya agenda se ha querido adueñar el saliente presidente estadunidense, ya que, a juicio del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, sus organizadores cambiaron radicalmente la concepción del acto al mezclar sus recomendaciones con otras cuatro entidades, que Estados Unidos (EU) busca desplazar, interferir y/o tomar ventajas unilaterales: 1) la AIEA; 2) la ONU; 3) la Interpol, y 4) la Iniciativa Global contra el Terrorismo Nuclear (https://goo.gl/Smolnh).

En lugar de centrarse en temas más trascendentales, como la no proliferación nuclear, EU y sus aliados se han desviado a la monotemática del extrañamente teledirigido terrorismo yihadista, tan de moda, que supuestamente puede crear bombas sucias y hurtar material radiactivo letal para crear una bomba atómica.

Existe exagerada discriminación en todo lo que concierne al Estado racista/ apartheid de Israel y su posesión clandestina nuclear, así como sus pruebas toleradas de bombas sucias (http://goo.gl/jEuMOA).

A juicio de los rusos, entre los temas que casi no se discuten se encuentra el arsenal nuclear de Israel, que habría podido seguir el ejemplo de Irán, pero no lo hizo. ¡Las clásicas dos pesas y dos medidas de EU!

Tampoco se discute que EU desplace sus armas nucleares tácticas en Turquía, mientras la dedicatoria es selectiva contra Norcorea con el fin de obligarla a abandonar su programa nuclear.

Konstantin Sivkov, doctor en ciencias militares de Rusia, juzga queno hay garantías internacionales de seguridad para Norcorea, por lo que difícilmente cesará su desarrollo de la tecnología nuclear.

Sivkov admite que sí existe un alto riesgo de que los yihadistas consigan armas nucleares. ¿Consigan?

De los 193 países que existen, solamente asistieron más (sic) de 50, con la relevante presencia del mandarín Xi –quien tuvo un encuentro especial con Obama– y la notable ausencia de Rusia, lo cual deslució la cuarta y última cumbre sobre el terrorismo nuclear de Obama, quien obtuvo el Premio Nobel de la Paz en forma prospectiva basado en este tema tan candente.

Radio Free Europe comenta que el boicot de Rusia dejó anonadado a EU (http://goo.gl/fvSzTS).

Es muy loable el abordaje sobre la vigilancia del material nuclear civil, pero no existe ninguna comparación con su apabullante uso militar –Rusia ostenta el mayor arsenal nuclear global–, por lo que la ausencia de Moscú, después de haber asistido a las tres cumbres previas, fue una cachetada con guante blanco que propinó el zar Vlady Putin en su despedida a Obama.

El problema es lo sesgado de la agenda solipsista nuclear de Obama con tantas flagrantes carencias temáticas: arsenal clandestino de Israel –que tendría 400 bombas nucleares– que no firma ningún tratado internacional al respecto; la descortés des-invitación de Irán, y la terrible inseguridad de la planta nuclear de Fukushima, manejada pesimamente por la empresa privada Tepco, cuyas calamidades radiactivas han sido escamoteadas por el poderoso “ lobby nuclear” israelí-anglosajón.

Han sucedido hechos muy extraños en Bélgica (¿otra moda?), donde un guardia fue hallado muerto en un instituto nuclear (http://goo.gl/XMKjLg). Weird!

Nuclear Threat Initiative (http://www.nti.org), controlado por Hoover Institution y Kissinger, señala que existen decenas de miles de fuentes radiológicas localizadas en más de 100 países (sic) en el mundo y que entre 2013 y 2014 existieron 325 casos de material radiactivo robado o colocado en otro lugar, entre ellos el “México neoliberal itamita” y sus dos insólitos casos (http://goo.gl/EXXylG).

El mandarín Xi apremió la supervisión estricta y la pronta respuesta para contrarrestar el terrorismo nuclear, siempre y cuando se eliminen “las dos pesas y dos medidas al combatir el terrorismo (http://goo.gl/a9atiH)”.

A juicio de Mark Lander, del New York Times, la reunión de Obama con Xi eclipsó la cumbre nuclear, llegando incluso a un terreno común para confrontar la amenaza nuclear de Norcorea (http://goo.gl/Epxy4s).

Fue notorio el acercamiento de Xi con la presidenta Park Geun-hye, de Sudcorea. Llamó la atención el comunicado común de EU y China: su compromiso dual para la Seguridad Nuclear Global y su cooperación que dio a luz un Centro de Excelencia de Seguridad Nuclear –la instalación más avanzada, amplia y mejor equipada en la región Asia-Pacífico– financiado y construido por China y EU, que fue recientemente inaugurado en Pekín (http://goo.gl/5bgLv2).

Según el rotativo británico The Telegraph, muy cercano a Israel y a los neoconservadores straussianos, los yihadistas “conspiran para usar drones (¡supersic!) en un ataque nuclear contra Occidente” con bombas sucias (http://goo.gl/EeE9hw). ¡Andan muy sueltos los teledirigidos yihadistas!

Obama desplegó su propaganda de logros cuando se han quitado todo el uranio altamente enriquecido y el plutonio de 50 instalaciones en más de 30 países, cuyo “material es suficiente para construir 150 armas nucleares (https://goo.gl/X4Zo1R)”. ¿Será?

Obama fustigó a los locos (sic), quienes en caso de conseguir una bomba nuclear o material nuclear seguramente lo usarían para asesinar el mayor número posible de personas inocentes, lo cual cambiaría nuestro mundo. Remember Hiroshima y Nagasaki?

Geoff Dyer ( Financial Times ) aduce que los planes de Obama para su arsenal nuclear levantan temores de una nueva carrera armamentista: la modernización de las bombas nucleares de EU a un costo de un billón de dólares en las próximas tres décadas (http://goo.gl/ciqniM). ¡Es totalmente esquizofrénico dilapidar esa enorme suma mientras se aboga por el desarme ajeno!

Los estrategas de EU se inclinan por armas más pequeñas y más flexibles que hagan el prospecto de una guerra nuclear limitada (¡supersic!) más aceptable (sic).

Ninguna novedad: se trata del ominoso Proyecto Átomo: guerras nucleares tácticas de EU contra Rusia y China (http://goo.gl/BilsKL)”.

En una entrevista con Russia Today, Alice Slater, de la Fundación por la Paz en la Era Nuclear, comenta que no se necesitan bombas atómicas para atacar una planta nuclear, ya que un simple dispositivo explosivo podría causar una situación como Chernobil o Fukushima en diferentes partes del mundo. Criticó que “muy poco se podría conseguir en la cumbre sin la participación de Rusia (https://goo.gl/isZS00)”.

Slater señala las contradicciones del discurso en Praga de Obama hace siete años –un mundo libre de armas nucleares–, mientras bloquea la propuesta de Rusia y China de abolir las armas en el espacio.

Hoy la nueva agenda de Obama en su cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear coloca en primer término al terrorismo yihadista. ¿Otra trampa contra Rusia?

El ex secretario del Pentágono de EU William Perry fustigó que “nos encaminamos a una nueva guerra fría; una nueva carrera armamentista”.

Para Perry la única manera de manejar las crecientes tensiones alrededor de las armas nucleares es negociar directamente con el líder ruso Putin. ¡Sin duda!

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Subir al inicio del texto

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: