Empresa ligada a Oceanografía despide a 150 trabajadores; es acusada de explotación laboral

Publicado el abril 3, 2016, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

oceanografia
REVOLUCION 3.0
Medio centenar de trabajadores se aglomeró en la delegación de la Secretaría del Trabajo de Campeche para denunciar el despido de 150 trabajadores y el haber sido víctimas de diversos abusos mientras laboraban en la Comercializadora Petrolera del Golfo, empresa propiedad de la familia política de Mario Ávila Lizárraga, exsubdirector de Mantenimiento y Logística en la Coordinación de Servicios Marinos de Pemex Exploración y Producción (PEP).

Los trabajadores advirtieron que la compañía, dedicada a la reparación de plataformas, emitió un aviso con un listado de 105 despedidos, a quienes además se les adeudaba salarios retenidos desde hace dos meses.

También fueron obligados a firmar sus contratos en blanco y nunca les entregaron copia de ellos. Sin un sueldo real, estaban dados de alta en el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) con el salario mínimo; carecían de prestaciones como Infonavit y Fonacot.

Aseguraron que en el desarrollo de sus labores fueron obligados a trabajar sin equipo de protección. Por otro lado, en una reciente inspección de la Secretaría del Trabajo se descubrió que la empresa incumplía con los 219 puntos de higiene y seguridad.

La empresa fue creada hace nueve años, y es propiedad de Miguel Ángel Maldonado Rullán y su hijo Daniel. Como apoderado legal figura primo del primero y cuñado de Ávila Lizárraga.

Cabe mencionar que Ávila Lizárraga fue inhabilitado el año pasado por irregularidades cometidas a su cargo en la Unidad de Responsabilidades de Petróleos Mexicanos (PEMEX). Por ello, el también panista no podrá pertenecer a la administración pública en los próximos 10 años.

Lizárraga también entró en conflicto de intereses luego de firmar 12 contratos millonarios con la empresa Oceanografía, propiedad de Amado Yáñez. Aparte de que empleó aviones de la empresa PEMEX para fines personales.

Los trabajadores despedidos expusieron que la compañía Petrolera del Golfo opera también en Laredo, Texas, Nuevo Laredo, Tamaulipas, Tabasco y Veracruz, pero tiene su matriz en Ciudad del Carmen, aunque ellos laboran en los talleres instalados en el puerto de Seybaplaya, municipio de Champotón.

Los representantes que se apostaron afuera de la Secretaría de Trabajo comentaron que sólo en las estaciones de Seybaplaya han llegado a laborar hasta 500 trabajadores “cómo es posible que pase desapercibida esta empresa. Hasta ahora ninguna autoridad federal, estatal o muinicipal la ha volteado a ver”, denunciaron.

Jesús Martínez Lozano, jefe de talleres de la compañía, reveló que los propietarios de la compañía desde un inicio han maltratado a los empleados. “de indios o pendejos no nos han bajado nunca”. Y agregó: “Nos hacen trabajar sin descansos o toda la noche con la promesa de pagarnos horas extras, pero al día siguiente nos obligan a tomar un descanso de ocho horas a cambio de no pagarnos”.

Lozano también indicó que en conjunto, sus compañeros reciben un salario precario. Mientras a un ingeniero local le quieren pagar de dos a tres mil pesos, “a los que traen de fuera les llegan a pagar hasta 50 mil pesos”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: