¿Derroche de dinero público?… un vistazo a la Cámara de Diputados

Publicado el Marzo 5, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

jesusa cervantes
PROCESO
Por;Jesusa Cervantes
¿Cuánto vale su vida? Sin duda no tiene precio, algunos mexicanos hacen un gran esfuerzo para destinar parte de su salario al pago de un seguro de vida y con ello, en caso de desgracia, restar algunos problemas económicos a sus deudos.A ellos les cuesta. Pero en México, y a pesar de que más de la mitad vive en extrema pobreza y de que se padece una economía desvalijada, ello parece no importarles a los 500 legisladores que conforman la Cámara de Diputados.

Y no les importa pues siguen gastando de manera injustificada y recibiendo gustosamente beneficios imperdonables a costa de los impuestos de los mexicanos. Me refiero al jugoso “seguro colectivo de vida” del que gozan los legisladores.

Actualmente, la vida de cada diputado vale cinco millones 159 mil pesos; 10 millones si la muerte es por accidente, y 15 millones si es por muerte colectiva, es decir, que viaje en avión, por ejemplo, y éste se estrelle.

Así es, aunque usted no de ni un peso por el tipo de diputados que tiene este país –como se dice coloquialmente–, ellos sí lo valen y usted sí lo paga.

Lo hace porque la Cámara de Diputados compró el último día de 2015 un jugoso seguro colectivo a Seguros Banorte. En los tres años de la Legislatura, el mexicano común y corriente pagará con sus impuestos cerca de 71 millones 377 mil 553 pesos.

No sólo eso, también pagará 160 millones por un “seguro de gastos médicos mayores para los diputados y sus beneficiarios”.

¿Sabía usted que un diputado gana poco más de cien mil pesos al mes? ¿Y de dónde sale ese dinero? Además de sus impuestos, de un presupuesto de poco más de 7 mil millones de pesos que ellos mismos se autorizan.

A lo largo de estos doce meses y sumando los cuatro de septiembre a diciembre del año pasado, las ocho fracciones parlamentarias recibirán más de ¡mil millones de pesos!

El PRD, esa izquierda tan vapuleada políticamente, pero tan beneficiada económicamente, recibirá este año 130 millones 585 pesos, además de 57 millones 583 mil pesos de los cuatro meses de 2015. Y uno se pregunta, ¿qué hicieron estos diputados en esos cuatro meses?: Aprobaron un Presupuesto de Egresos y una Ley de Ingresos, entre las cosas importantes; el resto, nada que le quite el sueño a la nación o que beneficie a la mayoría.

El PRD tiene 60 diputados y hoy amenazan diez con salirse por un tema de reparto de dinero y de posiciones políticas. Al PRD no le conviene que ocurra eso, pues esos jugosos millones disminuirían, ya que esos recursos se entregan de acuerdo con el número de legisladores que tiene cada bancada.

Haciendo una proyección de lo que recibirán este año los diputados, más lo de los cuatro meses pasados, el PRI, con sus 207 legisladores, recibirá 403 millones 986 mil pesos; el PAN, con 109 diputados, tendrá en sus bolsillos 276 millones 316 mil pesos.

El Partido Verde tiene 42 diputados y siempre vota como el PRI dicta; ellos sumarán a fin de año poco más de 96 millones de pesos.

Morena, la quinta fuerza electoral, con 36 diputados, tendrá poco menos de 79 millones de pesos.

El partido Movimiento Ciudadano, que al igual que el PRD y Morena rechazó el seguro de gastos médicos mayores, sumará cerca de 68 millones. La suma es baja pues a pesar de contar con una bancada relativamente amplía, no aceptó el primer pago extra llamado “subvenciones especiales o extras”.

El resto de los siete partidos sí acepto la partida, misma que no está considerada ni en la ley ni en el reglamento de San Lázaro.

El Panal, partido creado por la maestra Elba Esther Gordillo y que vota de la mano del PRI, fuerza que llevó a la cárcel a su lideresa, sólo ganó un diputado, pero por la absurda e inoperante regla electoral que considera a un grupo de estados como suscripción electoral, que es “representada” por un legislador, se le repartieron diez legisladores plurinominales, esos de los que nunca hicieron campaña electoral pero que sí le cuestan al erario y se pagan con los impuestos de los mexicanos.

Esta fracción parlamentaria de 11 diputados sumará a fin de año 42 millones 147 mil pesos, aproximadamente.

Y el colmo. El recién estrenado Partido Encuentro Social (PES), que no recibió un solo voto de la población y que por las famosas circunscripciones tiene ocho diputados, recibirá del dinero de los mexicanos unos 40 millones 148 mil pesos para fines de este 2016.

¿Que la vida no vale nada? ¿Que ser diputado no reditúa? Usted está pagando con sus impuestos a estos 500 legisladores que en cuatro meses no hicieron nada por este país, como no sea votar de dónde sacará el gobierno más impuestos y en qué los gastará.

Estos 500 diputados, menos los ocho que encabezan los partidos políticos que los aglutinan, no han sido capaces siquiera de exigir su derecho a pedir cuentas al secretario de Hacienda, no han podido alzar su voz para reclamar al nuevo director de Pemex por qué decidió recortar cien mil millones de pesos a Pemex.

Si la llamada “empresa productiva del Estado” no produce, no vende suficiente, ahora el dinero saldrá de los impuestos de los mexicanos, como de hecho ya sucedió en 2015.

Estos mismos diputados, costosos, que no han votado una sola ley que beneficie a las mayorías, que no han elaborado una ley fundamental para la vida del país, no son capaces de reclamar su derecho a vigilar y preguntar al secretario de Estado o funcionario de menor nivel que encabeza algún órgano descentralizado.

Estos diputados que en caso de muerte valen de 5 a 15 millones de pesos, según sea el caso, son los mismos que no se atreven a ser un contrapeso y, menos aún, a vigilar al Poder Ejecutivo.

¿Sabrán algunos de ellos que se gastó un millón de pesos para editar y promover el libro de un arquitecto? ¿Sabrán que se pagaron 580 mil pesos por actualizar la Norma de Obras Públicas y Servicios? ¿Sabrán que se pagaron 550 mil por mantener dignamente los salones de eventos de uno de los ocho edificios del recinto legislativo de San Lázaro y aun así sus coordinadores se fueron a sesionar al Club de Banqueros para pagar por ese día no menos de 30 mil pesos?

Creo que pocos entienden que mientras ellos avalaron un salario mínimo general diario de 73 pesos, es decir, dos mil 190 pesos al mes, ellos le cuestan al erario más de mil millones de pesos.

Es difícil que lo sepan, es difícil que lo entiendan estos legisladores, pero sí es fácil para ellos y hasta justificado que por su vida se paguen de 5 a 15 millones de pesos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: