Estado de los ESTADOS: Ni educación, ni cultura

Publicado el Marzo 2, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

En materia de educación y cultura, primero está el control político, los procesos electorales, incluyendo la elección presidencial del 2018 y, después, si da tiempo, se atenderán contenidos. Esa es la síntesis de las políticas públicas en la materia en esta administración federal. La reforma educativa tiene un carácter administrativo y laboral, y es parte de una estrategia para “reorganizar” el sistema y recobrar la rectoría política del Estado,  como lo admitió hace unos días el propio titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, en una conferencia en la sede de la universidad privada más importante de Nuevo León. Hasta el momento, la creación de la Secretaría de Cultura sólo es un cambio de membrete al Conaculta (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes).

A tres años del encarcelamiento de la ex lideresa del magisterio, Elba Esther Gordillo Morales; y del sometimiento del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) opuesto a la reforma de Enrique Peña Nieto, según la visión de Nuño Mayer, uno de los más fuertes precandidatos del PRI a la Presidencia de la República, el sistema educativo estaba colonizado por el sindicato magisterial que había tomado el control informal de muchas de las decisiones de dicho sistema y  era utilizado para influir en los procesos electorales en las entidades de la República y a nivel federal.

Nuño Mayer sostiene convencido que los criterios políticos, de orden sindical,   gobernaban el sistema educativo. “Y había que romper con eso. Se resume en una frase, que hace unos años fue muy famosa: recuperar la rectoría del Estado en materia educativa”. Y explica: “y esos fueron los primeros pasos que requirió esta reforma, para cambiar y hacer una reorganización política del sistema educativo, que nos permitiera pasar de un sistema que estaba centralmente o centrando o que tenía como característica principal el de ser un sistema clientelar, opaco, corporativo, y que ése era el destino que estaba llevando la educación”.

La reforma educativa, la cual, debe resaltarse, se ha publicitado en todo el país con su imagen, tiene varias etapas. Una primera parte fundamental está relacionada con la transformación política del sistema educativo. La reforma está enfocada a cambios laborales y cambios administrativos, para una reorganización del sistema responsable de la educación en el país. La primera etapa de la reforma educativa es “una reorganización política del sistema educativo” que “no se va a detener”, confirmó Aurelio Nuño Mayer. De la cual no se ven ni luces porque ni siquiera es comprensible.

PRIMEROS DESPIDOS

La Secretaría de Educación Pública (SEP) confirmó el lunes el despido de 3 mil 360 maestros con plaza base de 28 entidades por no presentarse a ninguna de las dos oportunidades que tuvieron para ser evaluados en el ciclo escolar 2015-2016. Este 2.2% de los convocados no se presentaron, ni el día de la evaluación ni a la reposición. La evaluación de desempeño, calificada como “corazón de la reforma educativa”, es considerada una imposición de carácter administrativo y laboral, por los docentes que no se presentaron a ella.

Lideres de la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación) repudiaron el anuncio del despido de más de 3 mil profesores y adelantaron que los poco más de 12 mil 500 docentes de Oaxaca, Michoacán, Guerrero y Chiapas, quienes pueden ser convocados a una segunda oportunidad para evaluarse en el primer semestre del año “no acudirán”, a pesar de “la campaña de hostigamiento y persecución administrativa que se ha desatado contra nuestros compañeros”.

Luego de que Nuño Mayer señaló que “los resultados individuales de las evaluaciones son considerados datos personales, y por lo tanto, la SEP no hará público algún dato personal de los evaluados”, negando así el derecho a la información exigido por distintas organizaciones civiles, Enrique Enríquez Ibarra, dirigente de la Sección 9 de la Ciudad de México, resaltó: la SEP “no tiene claridad en sus resultados. Las notificaciones no nos han dejado de llegar y nos  parece que quieren mantener  una campaña de hostigamiento”.

Sylvia Schmelkes, presidenta del Instituto Nacional  para la Evaluación de la Educación,  admitió: “hubo bastantes irregularidades (en el proceso de evaluación) que están identificadas. Algunas tuvieron que ver con las notificaciones y la dificultad de hacerlo a tiempo; hubo problemas con la plataforma; muchos maestros se quejan de la longitud de prueba y, por cuestiones de manifestaciones en algunos estados, se ponían en peligro a los maestros que querían evaluarse y que tienen el derecho y la obligación de hacerlo. Hay que aceptar que esa no es la mejor manera para generar las condiciones para una evaluación. Esperemos que eso no se tenga que volver a suceder”.

Ante el cese de los profesores, la CNTE se manifestó lista para resistir en el terreno jurídico e hizo un llamado a todo el magisterio disidente a la unidad y mantener la organización en cada sector, región y sección sindical. Convocaron para este 5 de marzo a una asamblea nacional representativa para analizar los resultados de la evaluación del desempeño y determinar las acciones a seguir en los estados y en la capital del país.

Dirigentes sindicales de Oaxaca, Estado de México, Guerrero y Chiapas advirtieron mantendrán la resistencia ante la imposición de la reforma educativa, “que no es más que una transformación total de nuestras condiciones de trabajo que trastoca conquistas que demandaron décadas de lucha del magisterio disidente”. Sostuvieron buscarán todas las vías jurídicas para echar abajo los despidos “ilegales, arbitrarios y violatorios a los derechos humanos y laborales de miles de maestros que por muchos años han laborado con su mejor esfuerzo en escuelas que carecen hasta de lo indispensable”.

En esta evaluación no se cumplió el compromiso de garantizar se tomaran en cuenta las “diferencias regionales de cada maestro”, destacó Pedro Ramírez Vázquez, del magisterio del Estado de México. Subrayó su oposición a un “mecanismo punitivo que, como hoy comprobamos, busca desaparecer la seguridad en el empleo, lo que es un derecho de todo trabajador con plaza de base, y se nos deja inmersos en un esquema que nos mantiene en una zozobra permanente sobre si tendremos o no trabajo el año que entra”.

Integrantes de la dirección política de la sección 22 de Oaxaca adelantaron: “no le vamos a entrar a la etapa de reposición, y no descartamos que las autoridades educativas federales y locales quieran incluir entre los cesados a compañeros de la entidad, lo que no vamos a permitir”. Por otra parte parecen olvidar fueron los propios funcionarios de la       SEP quienes reconocieron “omisiones” en los exámenes, no se atrevieron a llamarlos por su nombre: errores, lo cual invalidaba su puesta en marcha.

LA EVALUACIÓN

Fueron convocados para participar en la evaluación 150 mil 86 mentores y directivos, de los cuales acudió 89.3 por ciento, es decir, 134 mil 140 sustentantes. En los estados donde la disidencia magisterial es más fuerte, Chipas, Guerrero, Oaxaca y Michoacán, no se ha podido concluir el proceso.

De los 15 mil 946 que no se presentaron, 12 mil 586 son docentes de Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero, entidades donde se proyecta aplicar una fecha de reposición durante el primer semestre del año. Ahí, dicen en la SEP, no se aplicará el artículo 74 de la Ley General del Servicio Profesional Docente, el cual establece, ante el incumplimiento de asistir a la evaluación, “se dará lugar a la terminación de los efectos del nombramiento correspondiente sin responsabilidad para la autoridad educativa”.

Un total de 3 mil 360 maestros de 28 entidades, quienes tienen entre seis y 20 años de servicio, se les aplicará dicho artículo, pues “incumplieron con la ley y no se presentaron a ninguna de las etapas de evaluación”. Quienes serán dados de baja a partir de este primero de marzo serán sustituidos por aspirantes que presentaron el concurso de ingreso para el ciclo 2015-2016. Contabilidades, sin duda, de boletín.

Asimismo, se aplicaron 75 instrumentos de evaluación a 103 mil 313 docentes de educación básica, de los cuales 51.6 por ciento se ubicó en los niveles insuficiente y suficiente; a 27 mil 682 maestros de bachillerato, donde 50 por ciento alcanzó los citados niveles de desempeño; y 3 mil 145 directores de educación básica, de quienes 58.4 por ciento obtuvo resultados insuficientes y suficientes.

Esto es: cinco de cada 10 profesores y directivos de educación básica y bachillerato, de los 134 mil 140 que participaron en la primera aplicación de la evolución del desempeño, se ubicaron en los niveles insuficiente y suficiente, los más bajos en la acreditación de competencia y habilidades pedagógicas. La SEP reportó que 15.3 por ciento de quienes se evaluaron se ubicaron en el nivel insuficiente (20 mil 479) y 36.2%  en suficiente (48 mil 588), por lo que tienen deficiencias en su práctica de enseñanza y conocimientos insuficientes y elementales para atender situaciones educativas, entre otras características.

Quienes se ubicaron en el nivel insuficiente no perderán su empleo, pero deberán someterse a un nuevo proceso de evaluación en un plazo no mayor de 12 meses, lo que contará como la segunda de tres oportunidades para garantizar su permanencia en el servicio docente. Aquellos que lograron una calificación suficiente, tendrán asegurada su permanencia en la plaza por cuatro años y deberán evaluarse nuevamente al concluir el plazo.

MUY BUENOS, SÓLO 8% DE DOCENTES

Sólo 8 por ciento de los sustentantes (10 mil 764) lograron acceder a los niveles más altos de desempeño con resultados destacados o excelentes, mientras  el 40.5% (54 mil 314) alcanzaron un nivel bueno. Estos últimos podrán promoverse y solicitar más horas de enseñanza, y los que lograron resultados de destacado y excelente accederán a un incremento salarial de 35 por ciento en básica y de 24 por ciento en bachillerato, así como a préstamos preferenciales del ISSSTE, de vivienda y personales.

“A partir de ahora, el mérito es el único criterio para determinar el ingreso, la permanencia, la promoción y el reconocimiento en el Servicio Profesional Docente. De esta forma nos aseguramos de que sólo den clases quienes estén mejor preparados para ello”, dijo orgulloso Nuño Mayer.

SECRETARÍA DE CULTURA AL VAPOR

El 3 de septiembre del año pasado, el presidente Enrique Peña Nieto, anunció la creación de la Secretaría de Cultura. Con una rapidez inusitada, la iniciativa presidencial fue aprobada velozmente en el Congreso de la Unión, promulgándose y publicándose en los días subsecuentes para entrar en vigor el 18 de diciembre.

El resultado fue que la Secretaría de Educación Pública (SEP) fue fragmentada. Se le restringió sólo a la materia de educación, mientras que los aspectos relacionados con la cultura se especificaron para la nueva Secretaría, la cual en la práctica sustituyó al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), un órgano administrativo y desconcentrado de la propia SEP, creado en diciembre de 1988 por el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari.

En la SEP, las actividades culturales y artísticas se concentraban en la Subsecretaria de Cultura. Pero Salinas de Gortari decidió crear un organismo administrativo desconcentrado en sustitución de esa subsecretaría. Por esa razón, el 8 de diciembre de 1988, decretó la creación del Conaculta, el cual se centraba en la promoción, el apoyo y el patrocinio de eventos que propicien el arte y la cultura en la nación. Lo mismo hace la nueva Secretaría de Cultura, a la que se transfirieron totalmente los recursos y atribuciones del Conaculta. Pero la cultura no es sólo un negocio…

Los tecnócratas de esta administración federal tal parece que desconocen que la cultura es la excelencia en el gusto por las bellas artes y las humanidades, o que puede ser definida como los conjuntos de saberes, creencias y pautas de conducta de un grupo social, incluyendo los medios materiales que usan miembros para comunicarse entre sí y resolver sus necesidades de todo tipo. Es un proceso de cultivación o mejora, de refinamiento en lo individual, a través de la educación enfocada al logro de aspiraciones o ideales nacionales.

Pero todo parece indicar que para nuestros funcionarios federales, la definición de cultura es la que sustentan los etólogos, es decir, las costumbres, actividades o comportamientos trasmitidas de una generación a otra en grupos de animales por imitación consciente de dichos comportamientos. Debemos recordar que la etología es la rama de la biología y de la psicología experimental que estudia el comportamiento de los animales en sus medios naturales, en situación de libertad o en condiciones de laboratorio. Los etólogos estudian en los animales aspectos como la agresividad, el apareamiento, el desarrollo del comportamiento, la vida social, la impronta y muchos otros. En estado salvaje, los animales, incluidos los humanos, se manejan con ciertos códigos impuestos por la propia lucha por la supervivencia, por ser el más apto para dirigir una manada o ganarse el derecho a comer o a copular.

De ahí tal vez provenga la sorprendente declaración del presidente Enrique Peña Nieto en el sentido de que la corrupción que prevalece en México “es un asunto de orden cultural” que no es privativo de nuestro país. “Estoy convencido de que el problema que tenemos para enfrentar la corrupción parte, primero, de reconocer que es una debilidad de orden cultural, que no es privativa de México (…) Y que para hacerle frente, tenemos que partir de reconocer esa debilidad”, dijo durante la comida de los “300 lideres más influyentes de México 2014”, en septiembre de ese año.

DESPARECER PEMEX

Si a alguien le quedaba alguna duda de que el objetivo central de la esta administración en materia de energía es la desaparición de Petróleos Mexicanos (Pemex),  el principal grupo financiero que opera en México, BBVA Bancomer, confirmó: el plan de recorte al gasto de esa empresa productiva del Estado va en detrimento de la producción de crudo, al reducir o diferir proyectos de inversión, y no atiende la problemática financiara de la petrolera en el mediano plazo.

También advierte: “una mayor persistencia de los actuales precios petroleros por varios años podría hacer a Pemex insolvente”, y subraya el grupo financiero español: “en la medida en que no se solucione satisfactoriamente el potencial problema derivado de las obligaciones financieras del pasivo laboral es difícil que Pemex se transforme en una empresa eficiente y competitiva”.

Tanto Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, como Arnulfo Rodríguez, analista de ese grupo financiero, destacan la reducción prevista en la plataforma de producción, calculada en 100 mil barriles diarios, y alertan:  “prevemos que no habrá efectos positivos sobre la percepción del riesgo crediticio de Pemex ya que los recortes no parecen atender la problemática financiera de dicha empresa en el mediano plazo”.

Como oportunamente se lo reseñamos en estas líneas, Pemex reducirá 100 mil millones de pesos en su gasto este año, una medida forzada por la caída en los precios del petróleo en los últimos 18 meses, según justificó José Antonio González Anaya, director de la petrolera. Casi dos terceras partes del recorte (64.9 mil millones de pesos) se aplicará a reducir o diferir proyectos de inversión. El gasto corriente será disminuido en 28.9 mil millones de pesos, afectando a Pemex Exploración y Producción (PEP) y al Corporativo. Y la menor proporción de los recortes (6.2 mil millones de pesos) será implementada al ajustar los gastos de operación e inversión de 50 a 25 dólares por barril este año.

Los ajustes al gasto de Pemex permitirán mantener el déficit financiero de 149 mil millones de pesos una vez que los ingresos propios de la empresa se ajusten de 50 a 25 dólares por barril en promedio en 2016, indicó BBVA, al considerar que “una significativamente mayor proporción de los recortes hacia gasto corriente hubiera sido deseable y efectiva para mejorar la posición financiera de Pemex en este año y lo siguientes”. También, dijo, sería recomendable que Pemex vendiera activos no estratégicos.

DE LOS PASILLOS

La devaluación del peso frente al dólar benefició a las familias que reciben remesas del extranjero, particularmente de los Estados Unidos. Los trabajadores mexicanos allende las fronteras aumentaron el valor de sus envíos a nuestro país en el pasado mes de enero. De acuerdo con el reporte del Banco de México, las remesas de los trabajadores mexicanos en Estados Unidos sumaron mil 932.16 millones de dólares, cantidad 18.76 por ciento mayor en comparación con el mismo mes de 2015… En enero de este año, el valor en pesos de las remesas fue de 23 mil 620 millones de pesos. En el mismo mes de 2016, las remesas fueron equivalentes a 35 mil 548 millones de pesos. Entre un mes y otro, el valor en pesos de las remesas tuvo un incremento de 50 por ciento, que se tradujo en aumento en el poder de compra de las familias, alrededor de siete millones, que reciben estos recursos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: