En Texas, anuncia Peña jugosos negocios privados a trasnacionales

Publicado el Febrero 23, 2016, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

epn.jpg_1718483346
proceso
A partir de abril, México entrará en una nueva fase de la reforma energética luego de que hoy, en Houston, Texas el presidente Enrique Peña Nieto anunciara que se adelantará la importación de gasolinas y diésel.

Y no sólo eso, pues también dijo que se realizará la más importante licitación de electricidad desde que entró en vigor la reforma energética y confirmó la licitación de yacimientos en aguas profundas para diciembre.

Frente a la cúpula global de la energía y en medio de escenarios de crisis internacional, con severos reveses nacionales en el sector, el mandatario se expresó así:

“Sabemos que ustedes pueden invertir en cualquier lugar del mundo y para que decidan invertir en México requieren de condiciones competitivas y de plena certeza. Congruente con ello, quiero ser muy claro con ustedes: les confirmo que vamos a mantener el ritmo en las licitaciones de contratos para la extracción de hidrocarburos”.

Dicho lo anterior, el presidente de México anunció que la cuarta licitación de la Ronda Uno se llevará a cabo los primeros días de diciembre y corresponderá a yacimientos de exploración localizados en aguas profundas del Golfo de México.

Al participar en la ceremonia inaugural y premiación del IHS Global Lifetime Achievement, Peña Nieto hizo los dos anuncios luego de mencionar las reformas estructurales alcanzadas tras el llamado Pacto por México y presumir los resultados en el sector energético, a pesar de lo que describió como un complejo entorno internacional.

Durante su participación en el CeraWeek, uno de los foros más importantes sobre energía que se realiza en el mundo, Peña Nieto recibió un reconocimiento y luego dirigió un mensaje a los asistentes, entre los que se encontraban funcionarios de diferentes naciones involucrados en el sector, así como representantes de trasnacionales de la energía y expertos.

Ante la cúpula energética, Peña Nieto anunció también que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) licitará la primera “gran línea de transmisión eléctrica” durante el segundo trimestre de este año.

Se trata, dijo, de que la energía eólica e hidráulica del Istmo de Tehuantepec fluya y alimente la demanda del centro del país a 600 kilómetros y será la primera línea que se construya en México con tecnología de corriente directa de alto voltaje, con una inversión estimada de mil 200 millones de dólares. También será la primera de inversión privada.

Peña Nieto abundó en que el pasado mes de enero comenzó a operar el nuevo mercado eléctrico, en el que las empresas públicas y privadas tienen por igual la posibilidad de producir y vender energía, entre otras consideraciones relacionadas con la electricidad.

Luego, el jefe del Ejecutivo se refirió al sector hidrocarburos para destacar las nuevas políticas de combustibles líquidos, que pasa de un monopolio estatal que refinaba, importaba, transportaba y comercializaba gasolina y diésel, para convertirse, a partir de una serie de ajustes graduales, en un mercado abierto en 2018.

“Como parte de este proceso, en 2017 empresas distintas a Pemex podrían importar combustibles. Sin embargo, aquí quiero anunciar que vamos a adelantar esta apertura. A partir del 1 de abril de 2016, de este mismo año, cualquier empresa podrá importar gasolinas y diésel, lo que deberá reflejarse en mejores precios en nuestro país.

“Esta apertura a las importaciones de terceros es una acción contundente que detonará una fuerte inversión privada y permitirá que exista una intensa competencia en el sector de combustibles para cuando los precios se liberen totalmente, como está previsto en la ley, en 2018”, ofreció.

Los tres anuncios realizados hoy, a decir de Peña Nieto, “dejan claro que la reforma energética avanza con paso firme y decidido”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: