ENTREVISTA | La Constitución de la CDMX no sirve si retrocede en garantías civiles, dice Encinas

Publicado el febrero 22, 2016, Bajo Opinión, Autor LluviadeCafe.

Leyes de reforma energética consuman despojo de petróleo: Alejandro Encinas
SINEMBARGO
El 5 de febrero de 2017 será promulgada la Constitución de la Ciudad de México. En su redacción participan 28 personas, entre políticos, académicos, activistas e intelectuales de la zona metropolitana, dice el Senador Alejandro Encinas Rodríguez en entrevista con SinEmbargo.Encinas Rodriguez, uno de los principales críticos del primer proyecto de Reforma Política que se presentó al Senado de la República, aceptó formar parte de los redactores, a pesar de considerar que la reforma aprobada es un retroceso para la democracia.

De acuerdo en varios puntos pero en desacuerdo en que 40 de los legisladores de la Asamblea Constituyente sean elegidos por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y por el Presidente de la República, Alejandro Encinas dice que luchará porque en la Constitución se preserven las causas que se hasta hoy, se han ganado en la ciudad como el aborto legal, el matrimonio entre personas del mismo sexo, las adopciones y pensiones para los adultos mayores, entre otros.

Entre los personajes que escribirán la Constitución se encuentran: el Senador Miguel Barbosa Huerta, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Carlos Cruz Santiago, Clara Jusidman, Guadalupe Loaeza, Loretta Ortiz, María Rojo, Pedro Salazar, Martha Sánchez, Juan Villoro, Alicia Zicardi y Porfirio Muñoz Ledo.

Además, se integrará un grupo asesor externo, coordinado por Juan Ramón de la Fuente, ex Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Expertos entrevistados por SinEmbargo dijeron en enero pasado que la Reforma Política conlleva más puntos en contra que a favor, debido a que significa un avance “milimétrico” en el largo camino que los ciudadanos de la capital del país han recorrido por conquistar su autonomía.

El Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC) expuso que de 50 cambios constitucionales que se realizarán, ninguno está encaminado a llevar al DF a ser el Estado número 32.

“La Ciudad de México permanecerá con un carácter sui generis dentro del Federalismo mexicano. En primer lugar, las delegaciones dejarán de llamarse así, para ser simplemente demarcaciones territoriales de la Ciudad de México gobernadas por una Alcaldía. A diferencia de los municipios, dichas instancias continuarán siendo órganos políticos administrativos sin personalidad jurídica propia, ni patrimonio. Las 16 demarcaciones estarán gobernadas por un Alcalde y un conjunto de concejales, figura en un principio análoga a un presidente municipal y el cabildo”, expone el CIDAC.
El CIDAC explica otro punto en contra de la Reforma. Se refiere a los consejales , los cuales son planteados para ser un contrapeso al gobierno local, sin embargo uno de los riesgos latentes es que esta figura se constituya como un “cómplice” de la gestión de la alcaldía.

“O como factor para agudizar un punto muerto innecesario entre la agenda del Jefe de Gobierno y el Alcalde”, indica.

Será la nueva Asamblea Constituyente la encargada de la Constitución de la Ciudad de México.

“De acuerdo con la reforma, la Asamblea estará compuesta de 100 miembros: 60 de ellos serán elegidos mediante el voto directo de los ciudadanos bajo el principio de representación plurinominal; 14 miembros serán elegidos por la Cámara de Diputados; 14 por el Senado; 6 directamente por el Jefe de Gobierno; y los 6 restantes por el Presidente de la República. Una Asamblea Constituyente debe representar las distintas fuerzas políticas al interior de un territorio para acordar, de la manera más precisa, la construcción de su forma de gobierno. No obstante, con la fórmula de conformación de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México no se garantiza dicha representatividad”, dice el CIDAC.

Según el análisis la fórmula propuesta facilita la sobrerrepresentación del Partido Revolucionario Institucional (PRI), minoritario en la capital, así como de los partidos políticos que cuentan con mayor apoyo electoral en la capital, pero no en el Congreso Federal como el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Encinas está de acuerdo sólo en el último punto, pues asegura que gran parte del contenido de la Reforma Política, fue planteada por él en un libro hace años.

***

–¿Qué puntos son los más importantes que se deben incluir en la redacción de la Constitución de la Ciudad de México?

–Tiene que ser una Constitución innovadora. No solamente por la metodología que se siga para su integración, a fin de evitar lo que hoy vivimos con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en donde hay contradicciones, conceptos diferenciados, incluso en los referentes al Ejecutivo, a la República, al nombre del país. Tiene que ser sin lugar a dudas, una iniciativa pulcra en todo el cumplimiento del proceso legislativo.

-¿Pero cuáles son los puntos específicos?

–Tiene que ser una legislación que incluya: la Carta de los Derechos Fundamentales de los Habitantes de la Ciudad de México, en donde no haya ni un paso atrás en las conquistas civiles y sociales alcanzadas, como es el matrimonio igualitario, la interrupción temprana del embarazo, la adopción a la que tienen derecho las parejas del mismo sexo, o los derechos sociales como la pensión universal para adultos mayores, el programa de apoyo de útiles escolares para los estudiantes de las escuelas públicas. Tienen que establecerse los mecanismos para fortalecer no solamente los instrumentos de la democracia representativa, sino de la democracia directa. Flexibilizar los mecanismos y establecer figuras como el plebiscito, referéndum, revocación de mandato, iniciativa popular y aquellos instrumentos que permitan que la ciudadanía no solamente intervenga en la definición de los asuntos públicos, sino que también, encuentren elementos para fiscalizar el ejercicio de la autoridad.

–¿Qué implica todo esto?

–Aquí se involucran temas como quién debe elegir al Procurador de Justicia del Estado, en el caso de la Ciudad de México, debe ser una designación del Congreso local. Se deben ver los mecanismos de cómo los ciudadanos participarán en la vida de los consejos, las alcaldías, ya que van a ser órganos plurales. Hacer una apertura muy significativa de los derechos de todas las personas en la Ciudad de México. Tendrá que tener una parte de definiciones orgánicas, en donde la administración pública de la ciudad tiene que ser de avanzada. Desde desaparecer figuras anacrónicas como la Oficialía Mayor, hasta establecer todo el régimen de transparencia, rendición de cuentas, acceso a la información, combate a la corrupción.
–En las alcaldías, ¿también se aplicará la rendición de cuentas?

–Sí, no sólo aplicaría para el Jefe de Gobierno, la Asamblea Legislativa, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, sino todas las alcaldías y sus consejos. Todos los sujetos obligados; ya en si la constitución define como sujetos obligados a todos los órganos de gobierno. Hay que establecer las responsabilidades como sujetos obligados de las alcaldías y los consejos que las van a integrar.

–Causa confusión si es un estado o no la Ciudad de México. ¿Cómo queda?

–Es una entidad federativa. No tiene la denominación de estado, en tanto se le reconoce como Ciudad Capital. La capital de los Estados Unidos Mexicanos. Pero dentro del marco jurídico, se incorpora al régimen federal integrándose por las 32 entidades federativas: que son los 31 estados de la república y la Ciudad de México. Este matiz de denominación es para diferenciarlo en tanto sede de los poderes federales. Pero tiene las mismas facultades que cualquier otra entidad. Es el mismo rango de entidad federativa, pasa a formar parte del Constituyente Permanente, tiene el Congreso las mismas facultades que los congresos locales, no hay ninguna diferenciación, en cuanto a derechos y estatus jurídico, en cuanto a los demás estados de la república. Aunque hay componentes novedosos como el reconocimiento del costo de capitalidad. La creación de un fondo de capitalidad para compensar lo que implica ser la sede de los poderes federales. La creación de un Consejo de Desarrollo Metropolitano, que implicará además de la definición de políticas y programas de alcance metropolitano, la posibilidad de establecer autoridades de rango metropolitano, esto cambiará al régimen federal, no solamente la relación entre la Ciudad de México y los municipios del Estado de México, que forman la parte esencial de la zona metropolitana, sino a toda la región centro del país.

–Hay analistas que dicen que el avance fue mínimo en cuanto a la Reforma Política, ¿usted qué opina?

–Mira yo he estado participando en estos procesos desde la primera iniciativa en la que participé en 1986, y la verdad, no son avances mínimos. Al contrario, menos en una ciudad que a pesar de sus limitaciones jurídicas no se le reconocía el rango de entidad federativa, por el contrario se atiende las demandas de muchos años de discusión y permitirá tener una Constitución de avanzada.
–Estas 28 personas que van a participar en la redacción de la Constitución, ¿qué opina de su integración?

–Es un grupo muy plural, diverso, representativo de las sociedad, no solo capitalina, sino metropolitana. Aquí hay que entender que tiene que haber un componente de metropolitano. Hay gente con una amplia experiencia política, el ingeniero [Cuauhtémoc] Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, yo mismo que hemos estado en la administración pública gobernando la ciudad. Gente de la academia que ha estudiado los temas de desarrollo urbano metropolitano como el caso de Alicia Zicardi, del Programa de Estudios sobre la Ciudad. Hay mucha gente profesionista que ha estado vinculada a los movimientos populares como Enrique Ortiz. Gente que aportará en el tema de cultura, como el caso de Juan Villoro, Martha Lamas.

LOS PUNTOS CUESTIONADOS

Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo
Encinas Rodríguez se manifestó en contra de que el Presidente y el Jefe de Gobierno puedan elegir a 40 de los integrantes de la Asamblea Constituyente. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

–Senador y esta parte que han criticado los detractores y críticos de Mancera: que la Reforma Política le está sirviendo al Jefe de Gobierno y al Presidente Enrique Peña Nieto, por la forma en la que se elegirán a 40 integrantes de la Asamblea Constituyente…

–Bueno yo coincido con esa opinión. Yo me opuse a que la actual Asamblea Legislativa se erigiera en el Congreso Constituyente, insistiendo en que un órgano constituido no puede ser otro órgano fundacional. Logramos que se retirara esa propuesta y logramos la Asamblea Constituyente, pero lamentablemente permaneció la idea de este sistema mixto, que yo no comparto. La idea sería que todos los constituyentes fueran electos por el voto universal, libre , directo de los ciudadanos, y no sólo eso: yo propuse que las listas no sólo se conformaran por partidos, sino por ciudadanos, que los ciudadanos pudieran presentar listas de hasta 60 integrantes, de 100, como los partidos, para que fueran en igualad de condiciones. Lamentablemente nosotros tenemos menos del 20 por ciento de la representación en el Senado y no pasaron las propuestas. Yo coincido que le resta legitimidad y por eso la legitimidad tiene que constituirse primero en una amplia consulta, audiencias, foros participación de la gente.

–¿No es un retroceso para la Ciudad de México esta parte del Constituyente?

–Es un retroceso para la democracia, no sólo para la Ciudad de México. Yo creo que este tipo de prácticas de designación no deberían formar parte de los mecanismos en las decisiones políticas del país. Hay que empoderar a los ciudadanos. Yo comparto esta visión crítica, porque los designados forman parte de órganos ya constituidos o forman parte de un Gobierno.
–¿Por qué decide usted participar entonces? No está de acuerdo en esto, ¿qué le llevó a formar parte de este grupo?

–En primer lugar yo tengo muchos años trabajando este tema. En segundo lugar se recogieron la mayor parte de mis propuestas en la Reforma Constitucional. Yo escribí un libro hace muchos años y si se coteja, desde el planteamiento de las alcaldías, el Consejo de Desarrollo Metropolitano, lo que será el cabildo de la ciudad, fueron retomados. Creo que puedo aportar, desde las dos visiones, no sólo por haber sido Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, sino por ser Senador de la República por el Estado de México. Conozco la problemática de los dos lados de la frontera.

– ¿Cuánto tiempo llevará la redacción de la Constitución?

–Tendrá que estar lista hasta el 15 de septiembre de este año. Se promulgará el 5 de febrero de 2017 con toda seguridad. Por supuesto esperemos que se elabore con suficiente tiempo y calidad.
–¿Cómo se convocará a la sociedad a participar?

–Tendrá que hacerlo el Gobierno a través de distintas áreas. Yo creo que el Jefe de Gobierno fue claro en decir que las distintas dependencias convocarán a foros, habrá que ir a las universidades y a las organizaciones civiles.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: