Nadie debe entrar a la mina Pasta de Conchos porque está infectada con VIH y tuberculosis: Grupo México

Publicado el febrero 17, 2016, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

Foto - papelrevolucion.com

Foto – papelrevolucion.com

proceso
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una investigación solicitada por Grupo México, propietario de la mina 8 de Pasta de Conchos, donde 65 trabajadores perdieron la vida en febrero de 2006, concluyó que en ese lugar hay agua contaminada con enfermedades infecciosas como VIH, hepatitis, tuberculosis y patógenos entéricos, que podrían ser contagiosos para quienes entren.

Según el peritaje denominado “Evaluación de las operaciones de recuperación en la mina de Pasta de Conchos y resultados de los futuros esfuerzos de recuperación”, elaborado por el experto D.G. Wooton, los mineros atrapados podrían estar infectados por alguna enfermedad potencialmente mortal.
“El nivel de agua cubre el área donde las víctimas estaban trabajando, resultando que el agua ha estado en contacto con los cuerpos en descomposición”, señala el documento, cuya información fue difundida por el diario ‘Vanguardia’

No obstante, dependiendo de la salud de las víctimas, agrega, los trabajadores de rescate pueden estar expuestos a infecciones crónicas, incluyendo hepatitis, VIH, patógenos entéricos y tuberculosis.

“Esta exposición puede suponer severos riesgos a la salud al personal de la mina, a sus familias o a la comunidad entera”, puntualiza la investigación realizada del 23 al 27 de marzo de 2007.

Al respecto, la directora de la organización Familia Pasta de Conchos, Cristina Auerbach Benavides, señaló que en todas las minas hay sobrevivientes y “las explosiones de gas no rondan por la mina buscando mineros. Tienen su propia trayectoria y su propia lógica de acuerdo a la física, no a la voluntad de Grupo México”.

Entonces, dijo, sí hubo sobrevivientes, “ellos los dejaron ahí y esa es su responsabilidad, esa es la razón por la que no quieren hacer el rescate”.

De acuerdo con la nota publicada, el análisis –entregado a las familias de los 63 mineros atrapados– se realizó con base en entrevistas a funcionarios de Grupo México y expertos en seguridad laboral, e indica que se analizaron muestras de agua tomadas de un agujero de bombeo donde se encontraron altos niveles de bacterias coniformes y aeróbicas, comúnmente encontradas en cadáveres en descomposición.

Esta teoría es reforzada por un segundo informe —también ordenado por Grupo México y elaborado por Donald McBride, supervisor inspector para la Oficina de Minas y Minerales de Illinois— que indica que la mina “podría contener agua contaminada de enfermedades posiblemente mortales”.

McBride advierte que arriesgarse a recuperar los cuerpos podría ser un peligro para la salud.

“Los cuerpos de los 63 mineros perdidos se han descompuesto en estas áreas por más de 13 meses. Creo que muchos de ellos están en o debajo de esta agua. Temo que las bacterias y los niveles de contaminación en esta agua, que ahora está totalmente saturada en los suelos de la mina, los escombros, materiales y todo lo que los trabajadores de recuperación encontrarán, estará contaminando con algunas terribles enfermedades posiblemente mortales”, cita el documento.

La nota precisa que esos resultados fueron entregados a Francisco Javier Salazar, titular de la Secretaría del Trabajo en el gobierno de Vicente Fox.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: