La tortilla ya rebasó los $20 por kilo; la Profeco detectó que se vende hasta en $24

Publicado el Febrero 12, 2016, Bajo Economía, Autor LluviadeCafe.

tortillas
LA JORNADA
La tortilla ya se encareció más que el dólar al rebasar los 20 pesos por kilo. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) detectó que el alimento se vende a 24 pesos el kilo en una tortillería de Hermosillo, Sonora, y a 20 pesos en otros cuatro negocios de la misma ciudad.

Los reportes del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM) de la Secretaría de Economía indican que el precio promedio de la tortilla subió esta semana de 18 a 19 pesos en la capital sonorense.

La devaluación afecta el precio del maíz y la tortilla al grado de que por cada peso que se devalúa nuestra moneda frente al dólar, la tonelada de maíz sube 150 pesos, porque aunque los productores y comercializadores del grano lo compren y vendan en pesos, lo actualizan al precio en dólares del mercado internacional y su techo es el precio de importación, aseveró Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

En el mundo hay sobreproducción de maíz pero el encarecimiento del grano no es por especulación, es una cuestión de mercado. El precio del maíz, como el de todos los granos en México, oscila de acuerdo con los precios internacionales, valorados en dólares desde que desapareció Conasupo, remarcó Carmen Díaz, directora de Agri Tendencias y Servicios, otra consultoría especializada.

Alto a empresas que controlan el mercado, exige El Barzón

El encarecimiento de la tortilla ya rompió con la baja inflación pregonada por el gobierno federal, acusó El Barzón, y exigió poner un alto a las empresas que controlan el mercado de la harina de maíz como son Grupo Industrial Maseca (Gruma), Minsa, Compañía Almacenadora, Cargill de México, entre otras.

Esas grandes compañías han obtenido ganancias de entre 100 y 200 por ciento del maíz, aseguró, y refirió que, según la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), tres empresas harineras y dos comercializadoras concentran 20 por ciento de la capacidad de los almacenes de granos en el país, sea como propietarios o arrendatarios.

Maseca (Gruma) posee 4.3 millones de toneladas de capacidad, lo que representa 14 por ciento del total de 2011; Portimex posee una capacidad de 1.3 millones de toneladas (4 por ciento), y Cargill de México cuenta con capacidad de almacenar 0.7 millones de toneladas (2 por ciento). En el ámbito estatal, Chiapas presenta un alto nivel de concentración en la propiedad de los almacenes, dado que dos empresas (Gruma y Sumasa) concentran 60 por ciento de la capacidad de almacenamiento. Ello podría ser indicio de cierto poder de negociación de las empresas con mayor capacidad de almacenamiento en relación con los productores, como lo menciona un reporte de la Cofece, precisó El Barzón.

Un análisis del SNIIM indica que el año pasado se disparó 22.8 por ciento la producción nacional de maíz blanco, al llegar a 13.3 millones de toneladas hasta noviembre por la mayor superficie cosechada y los rendimientos obtenidos. Sólo en Sinaloa la producción del grano básico subió 47 por ciento, al alcanzarse 5.3 millones de toneladas en 2015 contra 3.6 millones de toneladas de un año antes; en Guanajuato la cosecha creció 41.8 por ciento al sumar 855.2 mil toneladas; en Tamaulipas se duplicó, al pasar de 439.2 mil toneladas a 915 mil, y en Puebla creció 32 por ciento, al llegar a 598.5 mil toneladas.

Sin embargo, ya se acabó la cosecha primavera-verano del año pasado y 10 por ciento de la producción de El Bajío se dañó por exceso de lluvia. Ello ha provocado que la producción sea insuficiente para cubrir la demanda que, además, se ha incrementado en la zona centro del país, explicó el director del GCMA.

Las importaciones de maíz blanco desde Estados Unidos crecieron 10.4 por ciento, al sumar 896.3 mil toneladas contra 811.6 mil toneladas de 2014. Si se juntan con los 11.16 millones de toneladas de maíz amarillo que también se compraron del exterior, México importó en total 12.19 millones de toneladas del grano básico en 2015, y con ello alcanzó un nuevo récord histórico.

Ello explica las alzas en el precio del maíz, la harina y la tortilla, indicó. La situación puede prevalecer hasta mayo, cuando esté lista la cosecha de Sinaloa que se espera sea histórica.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: