Nos desalojaron como a criminales; no somos invasores, lo único que buscamos es que nos paguen la pensión: jubilados de Mexicana

Publicado el enero 16, 2016, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

Mexicana de aviación
REVOLUCION 3.0
El pasado martes 12 de enero, trabajadores jubilados de Mexicana de Aviación fueron desalojados violentamente del plantón que mantienen en la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Sin dar motivos de dicha acción ni el nombre de quién lo había ordenado, policías auxiliares del Distrito Federal arremetieron contra los trabajadores jubilados que se encontraban en el lugar y atendían la cafetería que los exempleados habían montado para subsistir luego que llevan más de cinco años sin recibir el dinero de sus pensiones.

“Nos trataron como delincuentes y no lo somos. Únicamente estamos protestando, haciendo presión, exigiendo que se nos paguen nuestras pensiones”, así lo señaló Fausto Guerrero Díaz, presidente de la Asociación de Jubilados, Trabajadores y Extrabajadores de la Aviación Mexicana (Ajteam), organización que agrupa a más de 450 de los jubilados que han sido perjudicados al no recibir el monto mensual de su ahorro para el retiro.

Entrevistado por Revolución TRESPUNTOCERO luego de reinstalar el plantón en la zona de los mostradores-que en su momento utilizó Mexicana de Aviación-Guerrero Díaz reiteró que los trabajadores jubilado comenzaron el plantón no por gusto, sino como una acción de resistencia luego que a un lustro de distancia no han recibido sus pensiones.

“Lo único que buscamos es que se nos pague la pensión. Estamos aquí, no por gusto, sino porque estamos ejerciendo una presión, porque no puede ser que después de cinco años no se resuelva nuestro tema”, expuso el ex trabajador de Mexicana de Aviación.

12528050_1079451002094732_1164306862_n

Tras recuperar el lugar donde han permanecido en plantón desde el 1 de julio de 2013, los trabajadores jubilados han instalado unas cuantas casas de campaña, delimitado el lugar con una serie de lonas con mensajes que exigen el pago de sus pensiones y muestran el apoyo de algunas organizaciones.

El personal de seguridad del aeropuerto realiza rondines constantes en la zona del plantón; vigilan a cada momento el sitio donde permanecen los trabajadores y observan con atención a cada persona que se acerca al sitio de “resistencia”.

En la charla sostenida con Revolución TRESPUNTOCERO, el presidente de la Ajteam recordó el largo camino que ha significado el no recibir el dinero de sus pensiones. Entre una decena de jubilados que hacen guardia en el lugar, el vocero de los ex trabajadores enfatizó que el plantón se levantará hasta que exista una solución real al problema, es decir: que reciban el dinero de su pensión o que las autoridades propongan alternativas viables para dar cauce al problema.

“Como debes saber, desde que inició el concurso mercantil, desde hace más de 5 años, inexplicablemente nos dejaron de pagar nuestra pensión. Derivado de esa situación, hace poco más de dos años y medio, se tomaron estas instalaciones para manifestarnos de manera permanente aquí en el aeropuerto sobre el robo a nuestro fondo de pensiones. Hace alrededor de 10 meses, en un acto desesperado, decidimos poner una cafetería para que de manera digna la gente pudiera trabajar y llevarse un centavo a su casa”, señaló Guerrero Díaz.

Tras el desalojo, las autoridades del aeropuerto decomisaron los alimentos y el equipo con el que el personal atendía la cafetería. Este hecho, de acuerdo con el presidente de la Ajteam afectó a alrededor de 40 familias, que ante la difícil situación económica y el no pago de su pensión, el vender alimentos en el lugar se ha convertido en la forma de ganarse la vida.

“Lo que hicimos es que las compañeras preparaban sus pasteles, sándwiches, tortas; lo traían aquí y se comercializaba. Hace unos días estábamos haciendo el recuento y nos dimos cuenta que 40 familias estaban viviendo de la cafetería. Compañeras que realizaban sus productos, otras que atendían. La cafetería estaba abierta las 24 horas. Esa situación nos daba la facilidad de que algunas familias pudieran llevar sustento a su casa mientras se resuelve el tema de nuestras pensiones.

“Lamentablemente el día martes a las cero horas con 20 minutos, de manera agresiva, llegó la policía auxiliar del DF, la policía privada del aeropuerto y sin ninguna orden, sin ningún proceso, sin ningún protocolo, simple y sencillamente exigió con violencia que desalojáramos el lugar”, detalló.

Como fue informado en su momento, durante el desalojo, los policías lesionaron de una mano a una de las trabajadoras jubiladas que se encontraba atendiendo la cafetería. En un intento por resistir al desalojo, esta ex trabajadora se encadenó a unos de los pilares de concreto.

“Al momento del desalojo, los compañeros exigieron que se les informara quién era el responsable del desalojo y que presentaran un documento. En todo el momento negaron el nombre del responsable, en ningún momento presentaron el documento y con lujo de violencia se llevaron todas nuestras cosas.

Lamentablemente una de mis compañeras, tratando de resistirse, se encadenó a uno de los pilares, y fue sumamente maltratada; trajeron de las pinzas para cortar alambre grueso, y la estuvieron jalando, maltratando y votaron la cadena y prácticamente la arrastraron a la calle para desalojar el lugar, situación que me parece indignante”, criticó.

El vocero de los trabajadores tildó de criminal la acción cometida en contra de los jubilados. Dijo que las autoridades apuestan al tiempo, ya que algunos de los jubilados que luchan están falleciendo.

“No somos delincuentes, no somos invasores. Nosotros trabajamos más de 30 años para esta empresa. Nos despojaron de nuestro fondo de pensiones y no nos resuelve el pago. Ya llevamos cinco años y los compañeros están falleciendo, están perdiendo sus bienes, su salud y no hay nadie que resuelva.

Lo que hacemos aquí es de manera digna protestar, mantener un lugar de protesta por esta circunstancia porque el tiempo se pasa y ninguna institución en el país es capaz de resolver la problemática. Me parece criminal la forma en que fuimos tratados: primero nos roban nuestra pensión y ahora nos niegan el derecho a la supervivencia desalojándonos”, dijo.

Aunado a lo anterior, reiteró que el plantón se mantendrá hasta las últimas consecuencias. Exigió que si no hay pago inmediato, por lo menos se propongan alternativas.

“Si no se nos paga, si piensan desalojarnos por medio de un procedimiento legal, lo mínimo que pedimos es que nos den alternativas. La gente tiene que comer y eso que quede muy claro; nosotros tenemos un fideicomiso que administró el gobierno durante 10 años, y durante 10 años ese fideicomiso de pensiones no le depositó un sólo centavo, y nosotros nos preguntamos, a dónde fue a parar el dinero que nosotros ahorramos, porque era un ahorro bipartito: empresa y trabajadores”, apuntó.

12576134_1079451015428064_1491387468_n

Demandados ante PGR

Tras el acto violento de desalojo cometido por los policías, los jubilados solicitaron una reunión con el director del AICM, Alexandro Argudín Le Roy. Con actitud molesta, aseguró Fausto Guerrero, el director atendió a los ex trabajadores.

“Bajó de su oficina y nos atendió muy molesto y diciendo que estaba en la mejor disposición de resolver el tema, que tenía alternativas para el problema y que nos debíamos salir definitivamente. Lo que nosotros le propusimos es que nos permitiera regresar a nuestro lugar y que de manera paralela generáramos unas mesas de trabajo para encontrar alternativas de solución. Se negó. Dijo que no estaba de acuerdo y que no iba a permitir que regresáramos”, explicó.

El representante de los jubilados dijo que a pregunta expresa, el director del aeropuerto negó haber sido el responsable de dar la orden para el desalojo. Ante la actitud negativa de este personaje, los extrabajadores tomaron la decisión de recuperar el lugar.

“Empezamos a trasladarnos a este lugar nuevamente y fuimos perseguidos como delincuentes por la policía. Lo que hicimos fue correr, y como tú ves, somos gente de 50, 60 años… empezamos a correr y recuperar nuestro lugar. Pudimos entrar, se generó toda una valla de policías, hubo forcejeos, manoteos y al final de camino, gracias a la participación de quienes estaban grabando todo, las autoridades del aeropuerto decidieron ceder antes que pasara la situación a mayores”, detalló.

En una segunda reunión sostenida con Alexandro Argudín luego de reinstalar el plantón, los trabajadores jubilados se enteraron que las autoridades del AICM habían interpuesto una demanda en su contra ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el delito de despojo.

“Insisten ellos en que tenemos que desalojar el espacio que es propiedad del AICM, propiedad federal y que ellos estarán haciéndonos una propuesta para resolver el problema. Nosotros estamos abiertos al diálogo, lo único que buscamos es que se nos pague la pensión (…) Nosotros insistimos que en tanto no se resuelva el tema de nuestras pensiones, no nos vamos a salir de aquí, y mucho menos sin una alternativa que ayude a los compañeros a seguir subsistiendo”, dijo.

Fausto Guerrero lamentó la inacción del gobierno en el problema. Acusó a las administraciones federales, y en particular a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de permitir el ahorcamiento financiero de Mexicana de Aviación. Exigió que el gobierno mexicano tome cartas en el asunto para resolver la crisis.

12539923_1079450995428066_2137840933_n

“Tenemos los elementos suficientes con los que hemos denunciado que hay una responsabilidad enorme por parte de la administración gubernamental y en específico de la SCT que le permitió a Gastón Azcarraga depredar nuestra empresa. La SCT tenía conocimiento de cómo nos iba a desmembrar y no hizo nada, hasta que nos llevó a la quiebra.

Nosotros seguiremos exigiendo que el gobierno tome cartas en el asunto y si no resuelve el problema, coadyuvar. No puede ser que a cinco años este gobierno no ha sido capaz de regresar a Gastón Azcárraga de New York para que venga a responder por el daño que causó a una de las empresas más viejas de México y no puede ser que de un plumazo el gobierno haya permitido que este señor haya desojado a los trabajadores y a los mexicanos”, señaló.

Fausto Guerrero envío un mensaje a la sociedad. Expresó su preocupación por las fallas del sistema para impartir justicia.

“El mensaje al público en general es que lamentamos mucho el sistema de impartición de justicia. Que mientras Gascón Azcágarra se robó nuestro patrimonio, se encuentra en EEUU, y por un montón de justificaciones no lo pueden traer, el sistema de impartición de justicia se carga hacia los más débiles, hacia nosotros, con la amenaza de ser denunciados ante PGR por despojo, por el simple hecho de reclamar los que nos robaron”, señaló.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: