MÉXICO EN 2016, ¿QUE VIENE?: EL MOTOR DE LAS DUDAS ESTÁ EN EL GOBIERNO

Publicado el enero 1, 2016, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

epn y cienfuegos
SINEMBARGO
El año que recién comenzó plantea para México grandes dudas que van desde aspectos tan amplios como el rumbo de la economía y la figura presidencial hasta cosas muy particulares como la posible autorización del uso, en todo el país, de la mariguana con fines terapéuticos.
Ante los ojos de los expertos, el 2016 no pinta como un buen año, pero, sin lugar a dudas será en año en el que los aspirantes a la Presidencia de México, en las elecciones de 2018, empiecen a levantar la mano.

También será el año que marque la mitad del actual sexenio, lapso en el que el Presidente tendrá que decidir si aprovecha la oportunidad de aclarar temas pendientes como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, o se mantiene en la inercia que caracterizó sus primeros tres años de gobierno.

EL PRESIDENTE Y LA MITAD DE SU SEXENIO

ONGs piden a Peña Nieto que destine mayor presupuesto para preservar el medio ambiente. Foto: Cuartoscuro.
Al Presidente no le auguran un buen 2016. Foto: Cuartoscuro.

Enrique Peña Nieto empezó 2015 marcado por el escándalo “casa blanca”, la mansión de más de 7 millones de dólares que su esposa, Angélica Rivera Hurtado, compró a Grupo Higa, uno de los contratistas ligados al mandatario. El tema del conflicto de interés alcanzó también a su Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso y a él mismo, luego de que la prensa extranjera revelará que ambos también habían comprado inmuebles a contratistas.

La sombra de los 43 alumnos de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa Raúl Isidro Burgos, lo persiguió durante todas sus giras internacionales en las que fue recibido con manifestaciones y expresiones de repudio.

A mediados de 2015, la aprobación del Presidente cayó a su nivel más bajo desde que inició su mandato, pues una encuesta del diario Reforma mostró un desplome al 34 por ciento en la aceptación. En una escala del 1 al 10, los encuestados le dieron al Presidente una calificación de 4.7.

Este año, no se espera que mejore la percepción sobre la figura presidencial, ya que no ha podido solucionar problemas como el de la inseguridad, las violaciones a los derechos humanos, ejecuciones extra judiciales, la falta de creación de empleos de calidad, pero sobre todo la falta de un verdadero Estado de Derecho.

“Se desaprovecharon oportunidades para esclarecer y dar respuestas convincentes a casos como Ayotzinapa y formar un marco de Estado de derecho, basado en la verdad y en la aplicación de la justicia”, critica Guadalupe Correa Cabrera, profesor asociado del Departamento de Asuntos Públicos y Estudios sobre Seguridad de la Universidad de Texas.
“[Peña Nieto] Tiene retos y oportunidades, el que logre vencer los obstáculos depende de cómo decida seguir esta segunda mitad de su gobierno”, señala por su parte Rupert Knox, investigador independiente de derechos humanos.

La figura presidencial fue arduamente criticada por estar ausente del país después de que se reportara la segunda fuga de un penal de alta seguridad de Joaquín “El Chapo”, el 12 de junio. Peña Nieto estaba en una visita de Estado en Francia.

Previamente, en marzo, fue criticado tanto a nivel nacional como internacional por haber realizado otra visita de Estado, pero esta vez a Reino Unido y con una comitiva de 200 personas, incluyendo a miembros de su familia.

Una nota sobre el tema publicada por el sitio The Huffington Post, también criticó el dispendio de la familia presidencial durante la visita. Como ejemplo mencionó que la esposa del Presidente había usado un par de vestidos de diseñador con valor superior a los 7 mil 800 dólares, mientras que su hija, Sofía Castro, lució un diseño de Dolce & Gabbana de 7 mil 274 dólares.

“Es triste la imagen de la Presidencia. Inicia como una persona que empieza ‘salvando a México’ y termina con una imagen de alguien que está ‘traicionando a México’, con esa imagen de que no es solo aquél que no pudo sino alguien que atentó contra México, se vuelve una figura que aparece en todos los medios deslegitimado, anulado, y lo vemos no solamente en los cartones sino en los comentarios. No ha podido dar resultado, representa a la corrupción y una figura que no tiene valor”, señala la académica de la Universidad de Texas.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: