Se depreció el peso 17.85% en 2015, la peor baja en el trienio

Publicado el diciembre 31, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

peso mexicano

La Jornada

La moneda mexicana sumó ayer su novena jornada consecutiva a la baja, al cerrar las grandes operaciones interbancarias con una depreciación de 0.74 por ciento en su paridad con el dólar, el cual se cotizó a 17.38 pesos al término de una sesión en la que al final el Banco de México (BdeM) activó el mecanismo para subastar 200 millones de dólares, de los cuales sólo se colocaron 6 millones, que representaron 3 por ciento del monto ofrecido.

En el nivel en el que cerró el tipo de cambio interbancario, el peso termina 2015 con una devaluación anual de 17.85 por ciento, la más aguda del último trienio.

En ventanilla, la divisa estadunidense se vendió a 17.70 pesos en los principales bancos del país; en tanto el dólar Fix, determinado diariamente por el banco central para el pago de obligaciones en moneda extranjera dentro del país, quedó en 17.33 pesos, 13 centavos arriba de la jornada anterior.

La subasta de 200 millones de dólares con precio mínimo se activó en la tercera convocatoria a las 15 horas, pero se presentó un sólo postor con dos posturas para adquirir 6 millones de dólares, que le fueron asignados a un precio de 17.37 pesos.

Mientras, los registros del banco central indicaron que el peso ha perdido más de una tercera parte de su valor frente al dólar durante los tres años de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. De acuerdo con los indicadores del Banco de México, el peso acumula una devaluación de 34.91 por ciento entre el 31de diciembre de 2012, cuando la paridad era de 12.8704 pesos por dólar, y el 30 de diciembre de 2015, en que se pagaron alrededor de 17.38 pesos por divisa estadunidense.

Aun con un bajo impacto en el nivel general de precios al consumidor, expresado en una inflación acumulada de 10.27 por ciento durante la primera mitad del sexenio en curso, la depreciación del peso no deja de reflejar un debilitamiento relativo de la economía mexicana frente a la de Estados Unidos, en el marco de una desaceleración económica global.

Con una tasa de crecimiento anual de 1.3 por ciento en la economía mexicana, el peso presentó una depreciación de casi 22 centavos en su paridad con el dólar durante 2013, por lo que el tipo de cambio interbancario, que en diciembre de 2012 cerró a 12.8704 pesos, quedó en 13.09 pesos al término del primer año de gobierno de Peña Nieto.

Durante 2014 el producto interno bruto del país creció 2.2 por ciento, pero la moneda mexicana profundizó su devaluación frente a la divisa estadunidense, sobre todo a partir del segundo semestre, cuando empezó a declinar el precio de exportación del petróleo y la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) insinuó la posibilidad de elevar su tasa de interés referencial. El tipo de cambio cerró ese año a 14.7475 pesos, con una depreciación anual de 12.66 por ciento.

En 2015 el precio internacional del petróleo entró de lleno en picada y la mezcla mexicana de exportación perdió alrededor de 47 por ciento de su cotización, con efectos directos sobre las finanzas públicas y la actividad productiva, e indirectos, pero no menos contundentes, sobre el tipo de cambio. En el tercer año de la actual administración gubernamental, el peso se depreció 17.85 por ciento

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: