“Huérfanos del narco”, intimidad del dolor por la guerra estúpida contra el narco: Javier Valdez en CNN

Publicado el diciembre 21, 2015, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

CNN-3-600x274

aristeguinoticias

En entrevista para Aristegui CNN, señaló que “no son hijos de narcotraficantes, la mayoría son hijos de policías, de periodistas, obreros, empresarios, comerciantes,  de varias regiones del país”.

Son historias muy fuertes, “es la intimidad del dolor provocado por la guerra estúpida contra el narcotráfico”.

Todo nació  “porque asistí a una mesa redonda invitado por Javier Sicilia hace unos meses, ahí estuvo María Herrera Magdaleno, una señora que tiene ocho hijos, cuatro desaparecidos, nos reclamó porque nos uníamos a la invisibilidad con que el gobierno trata a los desaparecidos y sus familias…. A partir de ahí pensé que había que escribir otras historias”.

Entonces, “busqué regiones violentas, como Monterrey, Ciudad Juárez, incluso la Ciudad de México, el Estado de México, regiones de Michoacán y Guerrero, por supuesto Ayotzinapa, tenía que incluir Ayotzinapa. Y la historia de las rastreadoras en el Fuerte en Sinaloa, son mujeres que han buscado por su cuenta a los desaparecidos y han encontrado por su cuenta unas diez fosas clandestinas con unos treinta cadáveres”.

Fue así “como tejí el libro, son historias tratadas con otra pausa, otro ritmo, son más profundas, una prosa más detenida”.

Contó que “el caso ‘con las manos cerradas’ me impactó mucho, aunque otras historias compiten en ese ánimo, como Iñaki o la de María Herrera o la de Julio César de Ayotzinapa. Pero la de ‘manos cerradas’ es un bebé que nació con las manos cerradas, es decir, él tiene meses y apenas empieza a abrirlas, nació enojado. Durante el embarazo su padre fue desaparecido”.

Su madre –continuó el periodista- duró semanas sin salir de casa, en un estado casi demencial, sin comer, sin dormir, sin salir, sin bañarse, sin cambiarse, sin darle de comer a sus hijos.

Valdez dio el dato que “de diez desaparecidos en el sexenio de Enrique Peña Nieto, uno es menor  de edad, estamos hablando de cerca de 30 mil desaparecidos en los años recientes”.

Lamentó que al tema de las desapariciones “no le hemos dado la importancia, ni hemos medido la tragedia, ni mi libro, ni los mejores textos cuentan lo que está pasando en este país, pero ¡por favor!, estamos hablando de los niños huérfanos de este país, de la pérdida de un mañana”.

Por lo que “con un sentido humano fui metiéndome, no es la historia de este lado de la casa, es del otro lado de la casa. Es meterme al colchón, a un lado de ese niño que llora. Fue muy importante el aspecto humano, contar despojos, ruinas humanas en medio de la muerte, no hay rendición en ellos. Son historias de esperanza”.

También relató otra historia, la de la hija del ‘Choco’, “ella no habla del tema, va a terapia. El ‘Choco fue ultimado a balazos cuando se preparaba  para salir de su casa en Ciudad Juárez, estamos hablando de un reportero de la sección policiaca del Diario de Juárez. Un reportero, digno que era referencia para medios de otros países. La niña estaba junto a él, llega el homicida le dispara de frente y luego de lado, diez balazos al pecho, ella estuvo ahí. De hecho su primera actitud fu de sentirse culpable, de no haber podido haber hecho nada por su padre”.

Fuga del ‘Chapo’ y el cártel de Sinaloa

Sobre la fuga de Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán dijo que “el cártel de Sinaloa está intacto, más fuerte, Joaquín Guzmán siguió dirigiéndolo desde la cárcel, es un eufemismo de encierro, porque él estuvo ahí sin estar. Tenía privilegios, seguí mandando, tenía una condición muy especial”.

“Está expresión del ‘más buscado’, es muy buena para encabezados de medios y discursos gubernamentales, pero ¿quién lo andaba buscando? El tipo se paseó por el país y por donde quiso”, aseveró.

Y agregó: “nadie lo estaba buscando y ahora es una búsqueda de papel.  ¿Dónde no hay operativos?, en Sinaloa no hay operativos, no lo están buscando, sería una obviedad que estuviera ahí. Está muy seguro, tiene comunidades que lo protegen, el gobierno está con ellos, por supuesto. La policía está con ellos, parte del Ejército y la Marina, está con ellos también. No hay una condición de búsqueda”.

No creo que “él esté huyendo, él está escondido en México. Tiene una gran capacidad de movilizarse, una audacia que impresiona y mucho poder económico para corromper a unos y otros”.

En el cártel “no se habla de Joaquín Guzmán Loera, prohibido hablar de él, bajo perfil”.

“Estamos hablando de una región controladísima, un santuario de esta organización criminal. Culiacán y en general Sinaloa, ellos tienen el control de las policías, tienen gente, no los persiguen a ellos, sino a sus enemigos”, acusó

Agregó que “tienen el monopolio del crimen, autorizan o tienen un automóvil, autorizan el robo de combustible, drogas, cocaína, ellos lo controlan”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: