Velasco lleva a Chiapas campeonato de charrería que costaría 250 millones, mientras su población es la más pobre del país

Publicado el diciembre 18, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

Velazco 690x377
Revolución TRESPUNTOCERO

En Chiapas, la entidad más pobre del país, entre las principales problemáticas que diversos grupos están padeciendo se encuentra la crisis del campo, principalmente la del café, la del cacao y la migratoria, la última producto de las dos anteriores, los campesinos han denunciado que desde 2012 y hasta la fecha han sentido el abandono abierto de Velasco Coello.

Según el Consejo Nacional de Evaluación (Coneval) indica que el 74.7% de la población de esta entidad vive en situación de pobreza, y una de cada tres personas, se encuentra en pobreza extrema.

No ha habido un apoyo, aun cuando el gobernador ha exhibido que ha aportado al campo, esto no ha sido captado por los ejidatarios de diversas poblaciones, quienes han manifestado su desesperación porque aseguran que “al campo lo están asfixiando, lo están dejando morir”.

Esto porque al parecer el gobernador de Chiapas, Velasco Coello, tiene intereses en particular, más ‘importantes’, que las necesidades de su población. Recientemente, el Consejo Nacional de la Federación Mexicana de Charrería, respaldó y confirmó lo anunciado por Velasco Coello, quien aseguró que la entidad será sede del LXXII Congreso y Campeonato Nacional Charro, que se celebrará en noviembre del próximo año en Tuxtla Gutiérrez, con la participación de 230 equipos de cabalgadura y escaramuzas de todo el país.

Lo anterior ya es calificado por distintos analistas chiapanecos como “el millonario capricho charro de Manuel Velasco”. Esto según explica el columnista político Héctor Estrada, “pese a la crítica situación económica que actualmente vive la entidad chiapaneca y los números negativos en materia de desarrollo social, el próximo año Chiapas se dará el lujo de desembolsar más de 100 millones de pesos para hacer de Tuxtla Gutiérrez la sede del Congreso y Campeonato Nacional de Charrería, conocido por ser el deporte favorito del actual Gobernador del Estado”.

Así, se asegura que éste sería uno de los más costosos “caprichos” sexenales, una ostentosa propuesta presentada por el Gobierno de Chiapas para quedarse con esta justa. Fue el Secretario de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, acompañado del secretario de Turismo, Mario Uvence Rojas y el diputado federal por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Luis Ignacio Avendaño, quienes anunciaron la noticia, éste último fue quien se trasladó hasta la Ciudad de México a fin de ratificar las intenciones de Manuel Velasco Coello para quedarse “a toda costa y costo” con el LXXII Congreso y Campeonato Nacional Charro 2016.

Chiapas competía con Guadalajara, otra posible sede del campeonato, ambos ya tenían una propuesta, y era el segundo el candidato más seguro para quedarse con el acontecimiento charro, sin embargo la entidad sureña pagó como garantía una fianza de más de 17 millones de pesos, además de una serie de compromisos que como mínimo significarán para la entidad otros 100 millones de pesos adicionales, asegura el columnista.

En dicho campeonato nacional se ha asegurado la participación del gobernador de Chiapas y varios de sus amigos, a su vez se ha denunciado la construcción de un nuevo lienzo charro con capacidad para 10 mil personas, el cual costaría varios millones de pesos “a una entidad pobre que ha sido desatendida y padecido el robo en despoblado por parte de Velasco Coello y familia, se le sigue sangrando cínicamente, porque al final ‘el pueblo es quien paga’, para eso luchó Velasco desde muy joven, por la ambición de poder y dinero”, asegura al medio el politólogo Andrea Salce.

El Comité organizador Chiapaneco ha hablado sobre el nuevo lienzo charro y ha anunciado que se construirá en Tuxtla Gutiérrez, tendrá una similitud con el “Auditorio la Gente” de Tepic, Nayarit, usado en 2013 para el congreso de charrería, dicha obra tuvo un costo de más de 160 millones de pesos.

A la construcción se le anexará un lienzo alterno, en donde se le dará atención y cuidados al ganado vacuno y caballar desde meses antes, además de ocho naves ganaderas techadas para más de 500 caballerizas, tres espacios de estacionamiento con capacidad para mil 500 carros (cada uno y un espacio de estacionamiento para los remolques), así como un área comercial y de alimentos.

Salce explica que mientras dicha obra y dicho campeonato se planean con el mayor cuidado y dedicación, además de contar con la supervisión directa del gobernador, cientos de familias están en el desamparo total, y como ejemplo cita a la población de Salvador Urbina, quienes han pedido desde hace ya más de un año la reconstrucción, prometida por Velasco Coello, como lo dio a conocer Revolución TRESPUNTOCERO, de sus viviendas, las cuales fueron destruidas por un sismo.

Por otro lado, hace mención del transporte público de la ciudad capital, en donde se asegura que la más reciente línea de autobuses “nació enferma” y al amparo de su gobierno se ha permitido el abandono financiero y administrativo, “mientras la realidad sobrepasa al chiapaneco, el gobernador tomará de su dinero, de sus impuestos, que deberían ser usados en pro del pueblo, 25 mil pesos para la transportación de cada uno de los 230 equipos procedentes del interior de México y 40 mil pesos a los equipos originarios de los Estados Unidos; además del costo de las tres habitaciones dobles por cada equipo participante, anexando el costo de la presentación de tres cantantes “de talla internacional” durante el transcurso del evento, sin embargo se cobrará el acceso a las familias que asistan al Campeonato.

Aún se desconoce el costo total tan sólo por ser la sede del Campeonato, aunque podría tener uno similar al de Tepic y Querétaro, que fue entre 200 y 250 millones de pesos. “El capricho del gobernador, como muchos más que se ha dado a costa del erario público, es evidente y es que en Chiapas la charrería no es una actividad desarrollada, incluso se podría decir que es uno de esos lujos que se dan las familias acaudaladas de la región, porque la entidad no figura entre las principales practicantes de la charrería, incluso datos oficiales demuestran que es de las más bajas”, comenta Salce.

 

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: