Aumenta la Fed tasas de interés; pone a temblar al peso mexicano

Publicado el diciembre 16, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

dinero2-600x274
PROCESO

Por primera vez en casi 10 años, la Reserva Federal (Fed) o Banco Central de Estados Unidos aumentó en 0.25% las tasas de interés de préstamos a corto plazo, con lo que sacudió a la economía mexicana debido a los efectos que tendrá en la cotización del peso frente al dólar y en la depreciación del precio del barril de petróleo mexicano.

Por unanimidad, el Comité de Mercados Abierto de la Fed estableció que la nueva tasa de interés de préstamos a corto plazo que estaba en cero, pasa a 0.25%, y la de créditos interbancarios a 0.5%.

“Con los ajustes graduales en los que se encuentra la política monetaria, la actividad económica seguirá expandiéndose a un ritmo moderado, al tiempo que los mercados laborales se fortalecerán”, estableció la Fed en un comunicado.

Presidido por Janet Yellen, el organismo agregó que con este aumento a las tasas de interés, técnicamente deja de subsidiar a la economía estadunidense, luego de la depresión económica y financiera que heredó el presidente Barack Obama en 2008 del gobierno del expresidente George W. Bush.

Aunque en los mercados financieros ya se esperaba esta decisión del Comité de Mercados Abiertos de la Fed, debido al comportamiento que ha tenido las economías estadunidense y mundial, el incremento en la política monetaria tendrá efectos bastante negativos en economías en vías de desarrollo, como la de México y otros países latinoamericanos y europeos.

Con el alza de 0.25% y 0.5% se encarecerán las importaciones que hace México de los Estados Unidos, con lo que ya se pronostica un atorón en el desarrollo del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Además, el peso mexicano perderá más terreno en su cotización frente al dólar.

En el sector energético mexicano, el incremento anunciado por la Fed, según los analistas financieros, provocaría una caída todavía más precipitada en el valor del barril de petróleo mexicano ante la obviedad del encarecimiento del dólar en su cotización con el peso.

La volatilidad en los mercados financieros internacionales y en el desarrollo económico de países importantes como China fue factor “importantísimo” en la decisión del Comité de Mercados Abiertos para aumentar la tasa de interés, según los especialistas.

La nueva política monetaria dificultará que los ciudadanos estadunidenses obtengan créditos hipotecarios, comerciales o de inversión, debido a que los bancos les cobrarán más altos los réditos mensuales.

En términos generales, se espera que la decisión de la Fed provoque un incremento en el costo de la canasta de productos básico, comerciales, ropa, enseres domésticos, de la industria inmobiliaria, automotriz; etcétera.

En Wall Street, el mercado bursátil estadunidense, los analistas financieros pronosticaron que ahora los préstamos que hacen los bancos comerciales para la compra de automóviles subirán 1%, por lo que la venta de las unidades nuevas podría caer hasta 3%.

La Reserva Federal consideró que con el ajuste a la política monetaria, a mediano y largo plazo, el crecimiento económico de Estados Unidos se ajustará a un ritmo moderado. Por ello, se esperan beneficios en el mercado laboral y sobre todo, menos inflación en los precios de todo tipo de productos.

El aumento en las tasas de interés que ya se había pronosticado desde hace varias semanas en Wall Street provocó poco estrés en las transacciones bursátiles. El Índice del Dow Jones y el de Standard and Poor’s, con las 500 empresas más importantes, apenas tuvo ligeras modificaciones a la alza.

El Comité de Mercados Abiertos informó que sus pronósticos sobre política monetaria indican que en los próximos tres años las tasas de interés se incrementarán 1% anual. En consecuencia, para el año 2019 se espera que el costo de los préstamos a corto plazo tengan un rédito promedio de 3.3%.

El cálculo de la Fed sobre el comportamiento económico de Estados Unidos con el cambio en la política monetaria, es que el PIB alcance la cifra anual de expansión de 2.4% para el 2016, con una tasa anual de desempleo de 4.7%, con un incremento de 2% en términos inflacionarios.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: