La Patria no es primero: 190 mil de aguinaldo, bonos y 45 días libres a senadores y diputados

Publicado el diciembre 15, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

Diputados-se-benefician-con-recursos-de-obras-del-Presupuesto-de-Egresos-CAMBIAR-A-CABEZA-MÁS-FUERTE
SINEMBARGO
Los diputados federales gozan nueve veces más vacaciones que los mexicanos de a pie. El periodo legislativo termina hoy 15 de diciembre y los legisladores tienen listas las maletas para un descanso del que la mayor parte de la población carece, pues regresan a sus labores hasta el 1 de febrero.Aunque el manual que regula las remuneraciones de los diputados federales establece un periodo de 20 días hábiles al año, repartidos en dos periodos de 10 días cada uno, la gran mayoría de diputados harán una pausa en sus labores desde hoy hasta febrero del próximo año.

Este mes y medio de descanso contrasta con varias encuestas sobre las condiciones laborales de la población económicamente activa, de alrededor de 50 millones de personas, en donde el 56 por ciento tiene entre cinco y siete días de vacaciones por año, de acuerdo con una encuesta de OCCMundial en el 2012, y el 80 por ciento no es capaz de emprender ningún viaje por falta de recursos, de acuerdo con datos de Scotiabank del año pasado.

En un país donde al menos 8.5 millones de mexicanos son pobres por lo bajo de sus ingresos, los diputados reciben este mes alrededor de 190 mil pesos, que están compuestos por un aguinaldo de 46 mil pesos, su salario mensual de 73 mil 910 pesos, además de dos aportes por el concepto de asistencia legislativa y de asistencia ciudadana de 45 mil 786 y 28 mil 772 pesos, de forma correspondiente.

En el caso de los senadores serán las mismas vacaciones, que incluyen los 117 mil pesos de su dieta mensual, más un aguinaldo de 156 mil pesos, de acuerdo con lo establecido en el manual de percepciones correspondiente a su salario.

“Existe una cultura de incentivos. Donde los políticos pretenden llegar a cargos para gozar de estos beneficios. Y además los presumen portando objetos de lujo, relojes Rolex, y el principal paradigma de esa cultura es Enrique Peña Nieto”, expuso el activista Daniel Gershenson Shapiro.

¿Y YO POR QUÉ?

Jesús Zambrano, presidente de la Cámara de Diputados. Foto: Cuartoscuro/Archivo
Jesús Zambrano justificó las altas percepciones de los legisladores.. Foto: Cuartoscuro/Archivo

El 2 de diciembre, el presidente de la Cámara de Diputados y Diputado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano Grijalva, negó que el aguinaldo de sus compañeros fuese insultante a comparación de los ciudadanos comunes.

“A menos que todos queramos ganar el salario mínimo. Yo creo que lo que hay que hacer es que el grueso de la gente, que es nuestra preocupación fundamental y por eso estamos luchando, se le incremente y vaya cada vez más lográndolo, una mayor capacidad del poder adquisitivo del salario”, dijo.

De acuerdo con la ley, los siguientes 45 días no deberían ser propiamente de receso. Además de quedarse instalada una Comisión Permanente compuesta por 19 diputados y 18 senadores, de los 500 y 128 que hay de forma respectiva en total, los diputados deben, una vez al mes, realizar una junta con sus respectivas comisiones.

Sin embargo, fuentes de diferentes fracciones refirieron que esta obligación ha sido abandonada ya hace varios años y que no se prevé que este año sea la diferencia.

“En México los beneficios entre la gente común y los de los políticos se dan porque se mueven en esferas distintas. Y eso se da por la falta de una auditoría social, que sirva de freno. Por lo que no es extraño que el próximo año veamos la misma situación”, consideró Gershenson Shapiro.

El Diputado independiente Manuel de Jesús Clouthier del Rincón específico que esta falta de responsabilidad hace que los diputados sean caros para el país, más allá de la bolsa de 95 millones de pesos que representan las dietas, aguinaldos y beneficios de los 500 legisladores.

“Lo que cuesta de un electorado no es lo que haga, sino lo que deja de hacer, eso sí cuesta un chingo. Es decir, si el Diputado te aumenta los impuestos, si autoriza cuentas públicas con problemas de corrupción, si autoriza legislaciones que permitan el uso del poder, la discrecionalidad, si no cumple con su tarea fiscalizadora, entonces sí cuesta mucho al país. Dime si no les ha costado tener un Congreso cómplice [con el Ejecutivo] en vez de contrapeso”, dijo .

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: