PRI quiere imponer autoridades comunales para concretar carretera Toluca-Naucalpan; buscan beneficiar a Higa: indígenas

Publicado el diciembre 4, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

Higa-440x283

Revolución TRESPUNTOCERO

Integrantes de la comunidad indígena de Huitzizilapan, localizada en el municipio de Lerma, Estado de México, expresaron su rechazo a la construcción de la carretera Toluca-Naucalpan la cual, según el trazo, pretende pasar por tierras de este pueblo Otomi-ñatho. Detallaron que la obra afectará lugares sagrados de la comunidad, así como bosques importantes para la captación de agua.

Los indígenas de esta región mexiquense denunciaron que a pesar del rechazo a la obra, y sin una consulta libre, previa e informada, ya han iniciado trabajos de construcción en su comunidad. Además demandaron que han sido víctimas de hostigamiento y represión por parte del gobierno para consolidar el proyecto.

Recordaron que en mayo de 2014, Enrique Peña Nieto promulgó un decreto expropiatorio para quitar las tierras a la comunidad de Huitzizilapan e imponer el proyecto. Los indígenas señalaron que aunque han interpuesto recursos legales que ordenan detener el avance de las obras, estas se mantienen.

A la fecha, por los avances del megaproyecto ya se ha visto afectada la flora y la fauna del lugar. Además que la construcción implica demoler viviendas de algunos de los pobladores de Huitzizilapan.

Abundio Rivera, integrante de la comunidad, demandó que militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) están detrás de las acciones para imponer la obra. Señaló que estos actores, en conjunto con los gobiernos municipal, estatal y federal, han interferido en la vida del pueblo, imponiendo como autoridades comunales a gente cercana al grupo para consolidar sus negocios.

Como ejemplo citó el caso del excomisariado de Bienes Comunales, Luis Enrique Ortinez Dorantes. El militante del PRI, durante su gestión como autoridad comunal -la cual concluyó en octubre pasado- impulsó una serie de medidas que atentan contra el pueblo como: la concesión a privados para la tala de árboles en la zona y la construcción de la autopista Toluca-Naucalpan.

De igual forma mencionó el caso de los señores Guadalupe Fidencio y Francisco Olvera -identificados también por su cercanía con el PRI. Ambos, antecesores de Ortinez Dorantes, actuaron en complicidad con la empresa constructora Teya encargada del proyecto- y ofrecieron 20 mil pesos a los comuneros para aceptar el paso de la obra.

“Todas las autoridades: municipal, estatal, procuraduría agraria, están en contubernio para imponer el proyecto. Han buscado la desviación de poder que reside en el pueblo hacia grupos políticos y económicos y así tomar decisiones en contra de los intereses de nuestra comunidad”, dijo.

Al igual que la comunidad de San Francisco Xochicuautla, el proyecto carretero Toluca-Naucalpan ha representado desde hace varios años una lucha de resistencia para los comuneros de Huitzizilapan; así como el uso de la fuerza contra ellos en aras de favorecer a la empresa Teya, parte de Grupo Higa de Juan Armando Hinojosa Cantú.

“El 6 de julio de 2014 arribaron a nuestra comunidad mil granaderos. Algunos iban en estado de ebriedad y golpearon a mujeres, niños y personas de la tercera edad”.

Abundio Rivera precisó que la comunidad interpuso un amparo ante el decreto expropiatorio de 2014. Detalló que éste aún se encuentra en proceso de resolución, aunque en lo que se determina la resolución del juez se ordenó que la construcción del proyecto carretero no siguiera. “Desgraciadamente está en desacato porque la parte donde vamos a salir afectados en nuestro bosque sigue la construcción de la mencionada autopista Toluca-Naucalpan. También solicitamos la remoción de nuestro excomisariado que en su momento fungió y se prestó a los intereses privados, para, en primera, no convocar a las asambleas ni el consejo de vigilancia en sus tiempos legales”, señaló.

El comunero precisó que este 7 de julio el pueblo Otomí de Huitzizilapan renovará al Comisariado de Bienes Comunales, la autoridad máxima. Expresó que el gobierno en sus tres órdenes pretende interferir en el proceso para imponer, al igual que en años pasados, a un hombre cercano que consolide lo planeado y permita el paso definitivo de la carretera Toluca-Naucalpan por los terrenos de la comunidad.

“La situación está tensa porque existe el riesgo de una imposición por parte del gobierno, de parte de todos los intereses que existen para que sea elegido un hombre afín a sus negocios, a sus intereses. Queremos decirles que el pueblo está muy preocupado por la represión y por la imposición. Esto es parte de lo que nos preocupa, y por lo cual invitamos a que sean visores de lo que pasa en la comunidad”, detalló.

La renovación de las autoridades comunales

Este lunes 7 de diciembre, 904 comuneros de Huitzizilapan elegirán a sus próximas autoridades comunales. Como ya fue mencionado, los pobladores expresaron su preocupación por la injerencia del PRI, del gobierno de Eruviel Ávila y de Enrique Peña Nieto para interferir en la vida interna del pueblo.

Efrén Santana, integrante de la comunidad indígena de Huitzizilapan, señaló que en estos momentos se vive tensión en la localidad, debido a la presión que “el grupo de choque” emanado de militantes del PRI está ejerciendo sobre los 904 comuneros que elegirán al Comisariado de Bienes comunales, autoridad cuyo deber es cuidar el territorio.

“El grupo de choque viene emanado de militantes del PRI. La manera de intimidar es que si no votan por ellos les quitan el registro o las dadivas económicas a los 904 pobladores que van a votar. Tienen una estrategia de formar varias planillas para que en su momento se unifiquen a una sola. Quieren imponer al señor Carlos Gonzales, Julio Villaseñor, de diferentes planillas, pero del mismo equipo, o a Flavio Romero, totalmente priistas los tres, para consolidar la entrega del territorio y la construcción de la autopista”, señaló.

Añadió que Erick Sevilla, priista expresidente municipal de Lerma, es uno de los operadores que se encuentra realizando acciones para imponer su planilla en el Comisariado de Bienes Comunales. Añadió que el tema del despojo no se limita al territorio, sino también existe una intentona para despojar del agua a la comunidad, a través de la municipalización del vital líquido.

Efrén abundó sobre las consecuencias de concretarse la autopista. Señaló que el ambiente será el principal afectado. “Tenemos ríos en esa zona. Tenemos pasos ancestrales de nuestras culturas. En medio de ese tramo carretero está, por ejemplo, el Cerro de la Campana que es un territorio sagrado. Está el territorio del cerro de San Nicolás Peralta que es otro territorio ancestral. Entonces con el cruce de la autopista nuestros pasos ancestrales se ven totalmente afectados. Además del impacto en flora y fauna, en sembradíos. También afectará a la Ciudad de México porque tocará zonas que alimentan al Cutzamala”, apuntó.

Recordó que en su conjunto la autopista Toluca-Naucalpan destruirá 138 hectáreas de bosques pertenecientes a tres comunidades otomíes, entre ellas: Huitzizilapan, Xochicuatla y Ayotuxco., en donde resultarán afectados 17 mil habitantes.

“Exigimos al gobierno que no interfiera”

Los pobladores de Huitzizilapan exigieron al gobierno municipal de Lerma, al estatal de Eruviel Ávila, a Enrique Peña Nieto, y a las empresas interesadas en hacer negocio en la comunidad, que “se abstengan de intervenir en nuestras decisiones”. Reclamaron el respeto a los derechos de los pueblos, entre ellos a la autonomía.

Además enviaron un mensaje a las autoridades. Manifestaron que no aceptarán la presencia de corporaciones policiacas el lunes 7 de diciembre en la asamblea donde se decidirá al nuevo Comisariado de Bienes Comunales. Señalaron que no caerán en provocación ni de las fuerzas del orden ni de los grupos de choque priistas.

Llamaron a la sociedad y a organizaciones de la sociedad civil a estar pendiente de la decisión del pueblo y acompañar en caso de irregularidades.

“No estamos dispuestos a dejar que el territorio pase a manos de los capitalistas (…) Nuestro territorio tiene un valor muy grande y estamos en oposición porque que las autoridades quieren finiquitar los proyectos que ya están en nuestras comunidades. Estamos a la expectativa y lucharemos para no permitir una imposición del gobierno en nuestras autoridades comunales; estamos en defensa del territorio”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: