De París debe salir “acuerdo unánime” contra el cambio climático: Iván Restrepo en CNN

Publicado el diciembre 1, 2015, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

IVAN-RESTREPO-NOV-5-600x274
Nota e imagen aristeguinoticias

Las medidas que se tomen en Francia -donde se realiza la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático- deben ser vinculantes para los países, pues de lo contrario “la conferencia de París está perdida. Aquí tiene que salir un acuerdo unánime”, sostuvo Iván Restrepo, investigador y escritor sobre temas del medio ambiente.

En entrevista para Aristegui CNN, confió en que los países asuman la responsabilidad del problema, “porque ya nos está afectando en todos los sentidos (el cambio climático)”.

Apuntó algunos datos que ya existen sobre los efectos que está causando el cambio climático en el mundo: “el aumento de las temperaturas globales son uniformes en los países que ni siquiera pensaban que pudiera haber eso, por ejemplo en el norte de Europa, han llegado este año a temperaturas de 49 grados, como ocurrió en España; en Francia, en París, en plena primavera hubo un día de 39 grados; y en México bien sabemos lo que está ocurriendo con la temperatura porque ciudades como la Ciudad de México… son cada vez más calurosas. Además, hay efectos muy claros ya sobre el cambio climático por ejemplo en el litoral mexicano y en el litoral del atlántico. Uno de los datos que me sorprendió es saber que hay ciertas ciudades de Estados Unidos que están casi en la lista de futuras desaparecidas, es decir, si no se toman medidas radicales, todo el sur de la Florida va a ser inundado por las aguas del océano Atlántico”.

“Pero no vayamos tan lejos: en México tendremos ese mismo problema en el sureste. Ahora mismo en ciertas partes de Tabasco, el cambio climático ya se manifiesta en la franja litoral del sur de Tabasco, y se manifiesta también en la Riviera Maya, en Yucatán en la zona de Progreso, el mar está avanzando, no te extrañe que ya Cancún no tenga playas, hay que hacérselas… el calentamiento global es algo real porque los glaciales se están derritiendo, hay más agua, hay mayor calor en la atmósfera, el mar se calienta más y por supuesto esto afecta los litorales de casi todo el mundo, van a desaparecer islas, muchas islas, yo te podría decir que una de las islas que si no se toman medidas desaparece es Holbox (Quintana Roo) y seguramente va a tener problemas Isla Mujeres y Cozumel, es evidente”, expuso.

El investigador apuntó que actualmente los grandes contaminantes son China y Estados Unidos, pues entre los dos son causantes del 50 % de los gases de efecto invernadero.

“China ya no puede seguir creciendo a costa de sus recursos naturales, a costa de la salud de la población, y a costa de una alta contaminación de sus ríos, de sus tierras, porque acuérdate que China basa fundamentalmente su consumo energético en carbón… el carbón es uno de los elementos básicos del desarrollo industrial de China. Y los tres grandes causantes de los gases de efecto invernadero son los hidrocarburos, el carbón y la deforestación”, detalló.

Sin embargo, “China dice que no lo metan en el mismo costal que Estados Unidos”, porque en su país hay mayor población que en EU.

A esos dos países, “hay que sumar a India, que es otro gran contaminante; también a la Unión Europea, que en general tiene mejor posición que el resto de los países respecto a sus planes para reducir los gases de efectos invernadero; pero hay que sumar también a Canadá, a Japón y a Rusia… resulta que Rusia tiene petróleo, tiene gas y tiene carbón y además es muy contaminante”.

“Si logramos que estos 6, 7 grandes países, más los de la Unión Europea en su conjunto marchen juntos, creo que podemos llegar a un buen acuerdo, pero eso no quiere decir que con un buen acuerdo se acaben los problemas, porque los problemas ya están. Aunque se llegue a un acuerdo ahora, vamos a tener en las próximas décadas los efectos de lo que ya el cambio climático está causando, eso es indudable”, afirmó.

“Si bajamos el consumo de hidrocarburos, de carbono, si deforestamos menos, ya esas tres medidas hacen que baje la generación de gases de efecto invernadero, pero de todas formas el daño ya está hecho con lo que ha pasado en las últimas décadas, no se puede revertir, lo que hay que hacer ahora es ver qué medidas tomar para enfrentar lo que se nos viene y eso es lo que tiene que hacer cada país”, precisó Restrepo.

En el caso de México, “tenemos una enorme agenda no sólo para reducir para el 2030 la generación de gases de efecto invernadero en 22 por ciento, ofrece el gobierno, sino para enfrentar los problemas, por ejemplo, de mayores ciclones, de sequías, de tormentas que no esperaríamos, el problema de las zonas costeras, la migración por necesidad del campo, y medidas fundamentales. Una de ellas tiene que ver con el elemento básico que conforma junto con las migraciones los dos grandes retos del siglo XXI: el agua”.

Y explicó: “Tenemos que ponernos realmente a elaborar y a cumplir un plan nacional para utilizar racionalmete el agua no sólo en las ciudades; el 80 por ciento del agua del país se utiliza en la agricultura y no se utiliza racionalmente; somos una de las potencias mundiales en tierras de irrigación. Doy un dato: si lográramos hacer un uso racional del agua en el sector de riego, podríamos duplicar las cosechas y la cantidad de áreas irrigadas, pero no, no hay control, los distritos de riego no han logrado que se elabore un buen plan; y por otro lado nos estamos acabando los acuíferos, como está ocurriendo en Sonora y el Distrito Federal; seguimos sacando más agua de la que recargamos en el tiempo de lluvias, y ese es un reto que tiene que ver con el cambio climático, porque cada día vamos a tener más calor en la ciudad, más calor en el campo y por supuesto va a haber mayor demanda de agua, precisamente porque las temperaturas van a subir”.

Para finalizar, Restrepo consideró que es “científicamente insostenible” decir hoy por hoy que el cambio climático no se debe a la acción del hombre, “esa fue una campaña orquestada muy bien por las grandes trasnacionales petroleras, tuvo su eco en algunas universidades y en algunos científicos, y se descubrió que además les pagaban proyectos en sus institutos”.

“Yo pienso que en esta cumbre los acuerdos están amarrados, si no no hubieran ido a París; no puedes ir a París en medio de la tragedia que le acaba de pasar al pueblo francés… y salir con un acuerdo mínimo o con un desacuerdo. Yo creo que las grandes decisiones están tomadas… un anuncio vinculante sería relacionado al carbono; otro, reducir consumo de hidrocarburos; otro aspecto fundamental sería la lucha contra la deforestación y la reforestación de las áreas que han sido deforestadas.

“Por otro lado la lucha contra la pobreza y la desigualdad, si no estás en ese mismo tenor, en esa misma línea, esto no va a funcionar… el derroche energético fundamentalmente lo hacen los países industrializados: un ciudadano estadounidense gasta, derrocha diría yo, 40 por ciento más energía que un ciudadano africano, eso ya te dice el gran distanciamiento que hay. Pero además la generación de la riqueza, a costa del cambio climático, se está quedando cada vez en pocas manos, esto no puede seguir así. Un modelo económico que se sustenta sólo en la desigualdad y en la generación de riqueza para unos cuantos pues tiene que variarse y ese modelo económico nos está demostrando que no funciona. (La lucha contra) El cambio climático tiene que ir en paralelo con un cambio en el modelo económico que rige ahora el mundo”, concluyó.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: