La faramalla contra Escobar

Publicado el noviembre 30, 2015, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

Sanjuana Martínez
sinembargo

¿Veremos a Arturo Escobar Vega tras las rejas?… Uno de los graves problemas de México es la simulación, una práctica generalizada en el gobierno y particularmente durante el mandato de Enrique Peña Nieto.

La estrategia simuladora de Peña Nieto es hacer parecer que hace. Por ejemplo, la PGR a través de la Fepade anuncia que ha girado una orden de aprehensión en contra el ex coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Verde (PVEM) en la Cámara de Diputados y Vocero Nacional del Partido Verde Ecologista de México.

Escobar Vega responde: “hasta el momento no he sido requerido por ninguna autoridad judicial. Rechazo las imputaciones en mi contra, y expreso mi plena confianza en que se esclarecerán los hechos y se confirmará mi inocencia”.

¿No les parece todo un show montado por la PGR y la FEPADE por orden de Peña Nieto? ¿No sería mejor detener al susodicho presunto culpable sin anunciar la orden de aprehensión? ¿O es que se trata de anunciarla para darle tiempo a que huya como muchos políticos para no ser enjuiciados por sus supuestos delitos?

Es absolutamente previsible que este señor jamás estará tras las rejas. Cualquier ciudadano medianamente informado puede analizar este asunto como otra simulación del gobierno, otro montaje para hacernos creer que vivimos en un estado de derecho.

Si realmente viviéramos en un estado de derecho, si así fuera, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, no hubiera nombrado Subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación. Cuando lo hizo, surgieron multitud de críticas al respecto, advirtiendo que se trataba de un presunto delincuente electoral. ¿A poco Osorio Chong no conocía el pasado presuntamente delincuencial del señor Escobar Vega?

Hagamos historia para recordarle a Osorio Chong y a la PGR a través de la FEPADE claro, que este señor debería haber estado tras las rejas hace mucho tiempo. Para empezar, los delitos cometidos por los dirigentes del PVEM son del dominio público.

Fueron históricos los 320 millones de pesos que el PVEM se gastó en spots en cine, algo por lo que el Instituto Nacional Electoral (INE) lo multó con 322.4 millones de pesos al considerar como ilegales esos anuncios que fueron financiados con recursos asignados a sus legisladores. En definitiva esos promocionales que informaban sobre labores de sus diputados y senadores, transmitidos entre septiembre de 2014 y febrero de 2015, sumaron un total de 293,231 impactos.

Todos vimos que los kits escolares repartidos por el PVEM que incluían mochilas, lápices y relojes también fueron ilegales, que el exceso de publicidad en espectaculares, parabuses, metro, autobuses o papel para envolver las tortillas, también fueron ilegales.

Los ciudadanos asistimos estupefactos a la entrega del PVEM de las llamadas tarjetas Premia Platino personalizadas, cuyo objetivo era captar simpatías y posibles votos en las elecciones de junio.

Ahora la FEPADE solicitó la aprehensión de los empresarios que involucrados en la elaboración y reparto de estas tarjetas. Se trata de Luisa María Robles Ponce y María Guadalupe Robles Ponce y la empresa Proyectos Juveniles, fueron los que firmaron el contrato con Escobar Vega que a la vez, subcontrató a la empresa Cards para la producción de las tarjetas, por que también se ha solicitado la detención de Pablo Oliver Robles. Por último, esta empresa Cards, subcontrató a la empresa Multiservicios para la distribución de las 10 mil tarjetas, por lo tanto, se giró la orden de detener a Ramiro Quintero Ramos, titular de esa empresa.

Pero todo esto ya lo sabía desde hace meses, Santiago Nieto Castillo titular de la FEPADE, la señora procuradora Arely Gómez, el inefable Lorenzo Córdova del INE y por supuesto, Constancio Carrasco Daza, magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

La pregunta es ¿por qué no han actuado al respecto? ¿por qué han protegido al PVEM? ¿Por qué a estas alturas, no le han quitado el registro? Sencillamente porque es un partido satélite del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y fue fundamental para cometer el fraude electoral que llevó a la presidencia a Enrique Peña Nieto.

Gracias a la impunidad que estas instituciones y sus funcionarios de primer nivel le han otorgado al PVEM, ese partido ha logrado escalar posiciones en los gobiernos. Y gracias a su coalición con el PRI obtuvo nueve escaños en el Senado y 34 diputaciones, mientras en Chiapas ganó la mayoría absoluta en el Congreso local y en 59 de las 122 alcaldías.

La impunidad del PVEM no viene sola, esta acompañada por la complicidad de las autoridades electorales y judiciales del país. La protección a Escobar Vega está al más alto nivel. Fue Peña Nieto quien lo colocó en la Secretaría de Gobernación junto a su amigo Osorio Chong.

Por tanto, ¿quién puede creer que Escobar Vega terminará en la cárcel? Señores y Señoras del gobierno, dejen de tratar a los ciudadanos como personas no pensantes.

Nada menos, el jueves 26 de noviembre, el INE aprobó por unanimidad el monto del financiamiento que recibirá el PVEM: 372 millones de pesos en concepto de prerrogativas públicas para el año 2016.

Seamos serios. Lo único que nos falta saber es el elenco completo de actores principales  de esta pantomima. ¿Será Santiago Nieto Castillo, titular de la FEPADE, un intérprete de esta faramalla, un peón más de Enrique Peña Nieto y títere del sistema de simulación?

www.websanjuanamartinez.com.mx

Twitter: @SanjuanaMtz

Facebook: Sanjuana Martinez 

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: