Tienen mexicanos la expectativa de vida más baja de la OCDE

Publicado el noviembre 5, 2015, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

muerte Mexico-c Una familia participa en un desfile de disfraces en el Zócalo capitalino. Foto: Benjamin Flores

Con 74.6 años de esperanza de vida en 2013, los mexicanos tienen la vida más corta de todos los habitantes de los 34 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los que, en promedio, viven 80.5 años, o hasta más de 82 años en Japón o España, señaló hoy la organización en un informe.

MATHIEU TOURLIERE, MÉXICO, DF (apro).- 4 Nov 2015

En la edición 2015 del balance de la salud en los países miembros de la OCDE, México aparece como foco rojo en prácticamente todos los indicadores, incluyendo los de obesidad –adulta e infantil–; mortalidad infantil; detección de cánceres; diabetes y enfermedades cardiovasculares; gasto en salud, así como en la disponibilidad de doctores, enfermeras y tecnología médica.

Por lo anterior, si bien la esperanza de vida se incrementó en un promedio de tres meses cada año en la OCDE –cerca de tres años entre 2000 y 2013–, los mexicanos sólo “ganaron” un año de esperanza de vida desde el año 2000, subrayó el informe.

México se coloca en el penúltimo lugar de la OCDE en términos de inversión en salud por habitante, justo por encima de Turquía. Los mil 48 dólares gastados en la salud de cada mexicano apenas alcanzan la tercera parte del promedio del organismo –3 mil 453 dólares por persona– y la octava parte de lo que invierte la sociedad estadunidense en este rubro: 8 mil 719 dólares.

En total, México gasta 6.2% de su PIB en salud contra 8.9% en promedio para la OCDE, prácticamente la mitad –cerca de 45%– del cual sale directamente del bolsillo de los mexicanos y solamente 29% del Seguro Social y 22% del gobierno.

En otros países, como Holanda, República Checa o Francia, el seguro social absorbe más de 75% de los gastos de salud, y los hogares de la OCDE desembolsan, en promedio, 19% de sus gastos para atender complicaciones de salud. No obstante, son los hogares mexicanos los que más participan de manera directa en su salud.

Y debido a las pocas inversiones en salud, México ocupa el último lugar en el número de camas de hospital por persona, con apenas 1.6 por cada mil habitantes, cuatro veces menos que el promedio de la organización y diez veces menos que en Japón.

El país apenas cuenta con 2.2 doctores por cada mil habitantes –uno menos que el promedio de la organización— y 2.6 enfermeras por cada mil habitantes, tres veces menos que el promedio de la OCDE.

Por lo anterior, los mexicanos consultan el médico en promedio 2.8 veces al año, poco en comparación con las 6.6 consultas que hacen los franceses o las 14.6 de los coreanos.

Además, los mexicanos se quedan en promedio cuatro días en el hospital, apenas la mitad del promedio de la OCDE, aparte de que México se encuentra en los últimos lugares en las admisiones hospitalarias por un gran número de enfermedades, pero en el primer lugar en la tasa de defunción posterior a operaciones quirúrgicas de infartos o de accidentes cerebrovasculares.

En términos de equipo médico, México se colocó de nuevo en el último lugar de la OCDE con apenas 2.1 aparatos de imagen por resonancia magnética (IRM) por cada millón de mexicanos –contra 14.1 en la OCDE– y 5.3 escáneres de tomografía computarizada por cada millón contra 24.4 en la OCDE.

Una cifra particularmente alarmante que reveló el informe es la tasa de muertes por accidentes viales en México, la cual supera dos veces el promedio de la OCDE: en las fechas más recientes, 17 de cada 100 mil mexicanos perdieron la vida en un accidente automovilístico, contra siete en promedio en la OCDE y tres en el Reino Unido.

Es más: 28 de cada 100 mil hombres mexicanos murieron en estas circunstancias, prácticamente seis veces más que los británicos, y si bien esta tasa se redujo de manera sostenida desde la década de los noventa en la OCDE, en México se estancó desde los años 2000.

“Corea del sur y México lograron la cobertura de salud universal, o casi universal, pero cubren una parte relativamente limitada de los costos de los servicios médicos, obligando a los hogares a pagar costos sustanciales”, planteó el informe.

En México, la tasa de mortalidad infantil –13 por cada mil nacimientos– rebasa cuatro veces el promedio de la OCDE.

En términos de obesidad, la cual afecta a uno de cada tres adultos en el país, México se encuentra en el penúltimo lugar, delante de Estados Unidos. Así, si bien 32% de los adultos mexicanos sufren obesidad, el promedio de la OCDE se encuentra en 19%, mientras apenas 3.7% de los japoneses padecen de esa enfermedad.

En los últimos 13 años, la tasa de obesidad se incrementó en 8% en México, el segundo incremento más alto de la OCDE, detrás de Islandia, en la que pasó de 12 a 22%.

En términos de sobrepeso infantil, México también destacó en el estudio de la OCDE, con 38% de los varones y 32% de las niñas afectadas, cifras superiores en 15% y 10% al promedio del organismo, respectivamente.

“Estados Unidos, Canadá, Australia y México alcanzaron logros remarcables durante las últimas décadas para reducir el consumo de tabaco entre los adultos, y tienen tasas muy bajas actualmente (en México, 13 de cada cien adultos fuman diario, 12 menos que en 2000), pero enfrentan el reto de revertir las tasas relativamente altas de sobrepeso y obesidad”.

En un aspecto más positivo, en México la ocurrencia de cáncer es la más baja de la OCDE, y la tasa de suicidio se encuentra en el tercer lugar más bajo, con un promedio de cinco suicidios por cada cien mil mexicanos contra cerca de 30 suicidios por cada cien mil habitantes en Corea del Sur.

Según la OCDE, las mujeres viven en promedio cinco años más que los hombres, mientras las personas de mayores niveles socioeconómicos viven en promedio seis años más que los pobres.

En México si bien los hombres tienen una esperanza de vida de 71.7 años, las mujeres alcanzan 77.4 años de vida. Los mexicanos con educación terciara viven en promedio 5.2 años más que los que no terminaron la primaria y las mujeres con mayores niveles de educación viven 4.6 años más que las de baja formación escolar.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: