Trabajadoras domésticas, bajo constante abuso laboral.

Publicado el Abril 6, 2015, Bajo Derechos Humanos, Investigación, Nacional, Autor Soquito.

La Conapred realizó encuesta sobre condiciones de trabajo.
Humillaciones y abusos, usuales contra empleadas domésticas.

Las trabajadoras domésticas enfrentan en muchas ocasiones una serie de abusos graves que van desde la explotación laboral extrema, bajos salarios y humillaciones, hasta el hostigamiento sexual. Algunas incluso denunciaron que no se les permite ingresar por la puerta principal o por los elevadores, sino que deben hacerlo por las escaleras o el estacionamiento.

Además, sus empleadores les prohíben entrar a los hogares donde laboran con teléfonos celulares, bolsas de mano o pantalones con bolsillos. Asimismo, consideran discriminatorio usar, a petición de sus patrones, uniformes, mandiles, delantales o cualquier otra vestimenta que las identifique en espacios públicos.

A Magdalena Urbano, de Tultepec, estado de México, su ex empleadora la acusó de robarse una batidora. “Me amenazó con meterme a la cárcel. Fue tanta la presión que fue a mi casa, buscó por todos lados y no encontró nada”, dijo preocupada, ya que tendrá que comparecer el próximo miércoles en la oficina desconcentrada de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, que se ubica en la delegación Tlalpan.

Antonieta relató que hace unos meses trabajaba con unas mujeres que la obligaban a fregar el piso de rodillas, “como en los tiempos de antes. Terminaba con las piernas hinchadas y la espalda adolorida.

“Mis amigas me decían que no lo permitiera, pero necesitaba los 300 pesos que me pagaban por trabajar 12 horas, tres veces por semana. Además, eran muy groseras y déspotas”.

El testimonio de Evelyn no es la excepción. Explica que a ella y sus compañeras los dueños de la casa les quitaban sus celulares y bolsas de mano antes de ingresar. “No sólo eso, también nos revisaban nuestras pertenencias. En una ocasión no llevaba dinero y tenía mucha hambre. Me comí un yogurt y un sandwich, pero me lo descontaron del sueldo. Es lamentable que las trabajadoras del hogar no seamos valoradas, por el contrario, nos explotan”.

En entrevista, Sonia Río, directora general adjunta de estudios legislativos y política pública del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), indicó que mañana martes el consejo presentará los resultados de una encuesta que realizó a finales del año pasado a 2 mil trabajadoras del hogar en Monterrey, Guadalajara Mérida y Distrito Federal, para dar a conocer la situación de vulnerabilidad que vive este sector laboral.

“Son datos muy preocupantes; esperemos que esto apoye a que pronto se empiecen a modificar las políticas públicas y leyes en este país, para que estas mujeres no sigan en esa situación de desventaja y discriminación.”

Los resultados se darán a conocer en el Museo Franz Mayer. “Hay cuestiones que tienen que ver, sobre todo, con los datos sociodemográficos de las trabajadoras del hogar. Hay un tema también de minoría de edad. Muchas son jefas de familia, tienen varios hijos, y ahí nos damos cuentan de que viven en una situación de vulnerabilidad muchas veces triple: por ser indígenas, no hablar la lengua (español) y ser madres solteras”.

Piden que se les reconozcan derechos

Organizaciones sociales y civiles, como el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar y Hogar Justo Hogar, que encabezan Marcelina Bautista y Marcela Azuela, respectivamente, se han pronunciado en las semanas recientes por el reconocimiento de derechos a trabajadoras del hogar y por que el gobierno federal ratifique el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, que México firmó en 2011, y el cual establece, entre otros derechos, la regulación de las horas de trabajo, el derecho a días de descanso, trabajar en un espacio seguro y recibir un trato digno, por mencionar algunos.

Por: César Arellano García
Fuente: Periódico La Jornada
Lunes 6 de abril de 2015, p. 3.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: