Narcoamérica, la cara de la ruta de la droga

Publicado el Abril 4, 2015, Bajo Libros, Autor LluviadeCafe.

Portada-Narcoamerica-OK-e1428082815844

animal politico

El viaje que una mexicana, Alejandra S. Inzunza, y dos españoles, José Luis Pardo y Pablo Ferri, realizaron a lo largo de 55 mil kilómetros desde Buenos Aires, Argentina, a Manhattan, en Nueva York, Estados Unidos, queda plasmado en Narcoamérica, un libro que más que ser un reportaje sobre la manera en que opera el crimen organizado, relata historias con las que cualquier persona se puede identificar.

“Las historias hablan por si solas, no es sólo un libro sobre el narcotráfico, es una reflexión muy meditada de un trabajo de dos años sobre muchas personas que están metidas en este negocio y que al final, cuando tú lo lees, te das cuenta que no son tan diferentes a ti.

“Es un libro sobre cómo es la gente y por eso le interesa a cualquiera que lo lea porque al final se va a ver reflejado en gente que jamás pensaría que se vería reflejado”, dice Pablo Ferri en entrevista.

Antes de partir en su viaje, estos tres periodistas formaron un colectivo llamado Dromómanos, que bajo el sello de Tusquets Editores, relata la ruta del narcotráfico en América a través de las historias de campesinos, sicarios, adictos o personas presas por ser parte de una industria que genera 320 mil millones de dólares anuales.

“Hay mucha gente que está en la cadena, en los eslabones periféricos, que subsiste gracias a ello también y lo contamos varias veces en el libro. Hay muchísimas historias que nos tocan muy de cerca porque hablan de la miseria, de la bondad humana, de las circunstancias, eso es lo interesante de esta historia”, agrega Ferri.

Al leer Narcoamérica, podrás conocer la manera en que los indígenas mosquitos, en Nicaragua, se benefician de las persecuciones en lancha, puesto que los integrantes del narcotráfico se ven obligados a tirar fardos de droga al río, los cuales son recogidos por los habitantes de la zona, quienes, días después, les venden la mercancía a los mismos narcotraficantes.

“¿Es el indígena misquito un narcotraficante o una mala persona por hacer eso? No, por eso te digo que atañe mucho a la condición humana, yo haría eso y cualquiera que lo lea diría ‘yo haría lo mismo’”, asegura uno de los autores

Los Dromómanos realizaron su viaje a bordo de un Pointer azul modelo 2003, el cual convirtieron en una redacción ambulante, por lo que la mejor manera de conocer su experiencia es subirte en el asiento del copiloto y viajar a los rincones más inhóspitos de 18 países de América, gracias a las historias que encontrarás en este libro, que muestra parte del trabajo por el que los autores ganaron el Premio Ortega y Gasset de Periodismo Impreso 2014 y el Premio Nacional de Periodismo 2013.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: