Estado de los ESTADOS: Mafias ricas, autoridad pobre

Publicado el febrero 17, 2015, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

Febrero 17, 2015.- Tuvo que ser nuevamente un vocero de segundo nivel, un mercenario de la política y huérfano de ideología como lo es Roberto Campa Cifrián, quien cobra ahora como subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, el que confirmara que los programas de prevención de la violencia y reconstitución del tejido social que promueve la Secretaría de Gobernación se verán afectados por el recorte presupuestal. Una mochada de 26% recibirán esos programas, por lo que se contará con menos recursos para llevar a cabo la investigación y mitigar los efectos sociales de los miles de crímenes y fosas con cadáveres a lo largo y ancho del país; de los incontables asesinatos y otros graves delitos impunes; de las desapariciones forzadas; y hasta de los enfrentamientos armados entre distintos cuerpos “del orden”.

Otro rubro de importancia estratégica para el país, Petróleos Mexicanos (Pemex) también resiente la brutalidad de la tijera salinista en manos de Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), toda vez que el consejo de administración de la empresa más importante del país aprobó el fin de semana pasado el plan de ajuste presupuestal de 62 mil millones de pesos presentado por su director general, Emilio Lozoya Austin, lo que representa una disminución de 11.5 por ciento respecto al presupuesto autorizado por el Congreso de la Unión, al que se han pasado olímpicamente por el arco del triunfo. El ajuste es de tal magnitud que se está difiriendo la ejecución de las principales obras en materia petrolífera, incluyendo reconfiguraciones de refinerías y los proyectos de gasolinas y diésel limpios.

En este punto, un hecho en materia energética que no debemos pasar por alto es que como consecuencia de que hasta un 70 por ciento de los costos de la gasolina dependen del precio del petróleo, llenar el tanque del auto en nuestro país debería costarnos menos debido a la abrupta caía de 40% en los precios internacionales del crudo en los últimos cuatro meses. No obstante, el pasado 1 de enero se nos aplicó otro “gasolinazo”, que dijeron sería el último, para fijar un precio más alto que el año pasado durante el resto de 2015. Por las políticas aplicadas en las últimas dos décadas, México es ahora un importador neto de gasolina desde Estados Unidos, y tiene ahora un precio por litro que es actualmente el doble de los que cuesta a los automovilistas estadounidenses.

Mientras esto sucede en la realidad del país, Enrique Peña Nieto sigue a marchas forzadas con su plan electorero en el denominado mes de la Cruzada Nacional contra el Hambre, precisamente en plena temporada de precampañas electorales y a unas semanas de iniciar formalmente las campañas para renovar la Cámara de Diputados federal y 9 gubernaturas, entre los cargos más sobresalientes que estarán en disputa el 7 de junio próximo. El actual inquilino de Los Pinos acudió a una de las vetas electorales de su partido, el PRI, en donde encabezó la entrega de apoyos de este programa en San Andrés Tuxtla, Veracruz, acompañado del gobernador veracruzano Javier Duarte de Ochoa.

La entrega de apoyos del proyecto Organización Productiva; llaves del Programa de Vivienda Rural; escrituras de Regularización de Tenencia de la Tierra; así como certificados de alfabetización y tarjetas de programas de Abasto Social Liconsa; Seguro de Vida para Jefas de Familia; y Pensión para Adultos Mayores, exhiben el carácter electorero de los mismos, y muestran que no hay interés del Estado en reorientar la economía y la política en beneficio popular. Eso se calificaría de “populismo”, inaceptable en un régimen neoliberal de corte salinista y delineado por los Chicago Boys y aplicado en todo el mundo por los mandatos de Margaret Tatcher y Ronald Regan.

El neoliberalismo que encabeza Enrique Peña Nieto no es más que una fábrica de pobres, a los que se atiende sólo cuando se necesita su voto para legitimar un sistema de extrema explotación, agravado por una avidez depredadora de los recursos de la sociedad mexicana. Las medidas políticas y económicas promovidas por el actual titular del Ejecutivo Federal y aprobadas sin rechistar y, mucho menos analizar por parte de las Cámaras de Diputados y de Senadores, tienden al fortalecimiento de la pequeña capa de la gente adinerada en México, pero sobre todo de los inversionistas extranjeros que tienen sus negocios en territorio nacional.

El pueblo mexicano no es imbécil ni ignorante, como creen en la cúspide de la pirámide burocrática actual, que no encuentra cómo contrarrestar la creciente desconfianza y deslegitimación de las autoridades públicas en infinidad de niveles sociales; tampoco da con la fórmula para mitigar el rechazo y el descrédito de las autoridades gubernamentales, así como el crecimiento de la desaprobación presidencial del mandato de Peña Nieto. Sus esfuerzos en el pago y publicación en primeras planas de encuestas y sondeos de opinión que tratan de convencer que la aprobación presidencial se mantiene estable y que la intención del voto de la población a poco más de tres meses de la elección intermedia le sigue favoreciendo al PRI, con un tercio de ésta, lo que la convierte en la primera minoría del país, y que intentan cerrarle el paso a otras opciones políticas que enarbolan modelos económicos no sólo diferentes al actual sino contrapuestos, señalando que la otra opción de la derecha, el PAN, cuenta con una cuarta parte de la preferencia electoral nacional, no es más que parte de la estrategia encaminada a volver a tener el control del Congreso.

Sin embargo, es inocultable que la sociedad mexicana y el Estado y la estructura burocrática nacional que encabeza Peña Nieto están en un punto de rupturas y conflictos que se agudizan día tras día. Y las razones están a la vista todos los días, tan sólo basta hojear los periódicos y encender los noticieros de radio y televisión que resaltan en sus espacios la corrupción generalizada prácticamente en todos los niveles de gobierno; lenidad multiplicada del Poder Judicial, podrido y corrompido hasta la médula; las bolsas desmedidas de riqueza que se llevan en las alforjas los funcionarios federales y estatales con toda impunidad, sin que nadie los llame a cuentas. Y para cerrar este escenario está el hecho de que el ingreso promedio de la población ocupada en la economía mexicana tuvo una caída de alrededor de 6.6 por ciento en los primeros dos años de gobierno de Enrique Peña Nieto, de acuerdo con datos difundidos por el propio Banco de México. En apenas dos años de peñanietismo se ha perdido, en cuanto a ingreso promedio de la población, la mitad de todo lo que se perdió en el sexenio de Felipe Calderón. Aquí sí que el copetudo mexiquense ha superado al “hijo desobediente”.

Las características del México del Siglo XXI se reducen a dos: zonas enormes del país en pobreza extrema por un lado y concentración brutal de la riqueza por el otro, con gran avidez de los ya multimillonarios. Todo esto enmarcado en una severo estancamiento del desarrollo económico y en una dictadura de partidos, dentro de un sistema que no cuenta con un gobierno democrático. Y de una vez hay que admitirlo, este sexenio no habrá crecimiento económico, no en los niveles que la población lo requiere. Las expectativas del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en México son recortadas un día si y otro también por organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), la Organización para la Cooperación y en Desarrollo Económicos (OCDE); por consultorías privadas también internacionales y por el propio Banco de México.

Para analistas privados, como los de Banamex-Citigroup, el efecto directo e indirecto de la reducción del gasto público y del ajuste a la baja de la inversión sobre el crecimiento del PIB será de 0.4 puntos porcentuales este año. Mientras que los especialistas del Grupo Financiero Santander estiman un crecimiento de apenas 2.1 por ciento en 2014 -aunque el dato final lo dará el Instituto de Estadística y Geografía (INEG) a final de la semana- luego de que en 2013 fue de apenas 1.4 por ciento. A parte de la ineficiencia del actual gabinete económico, los riesgos externos para la economía mexicana están presentes, entre los que podemos resaltar bajos precios del petróleo, contracción adicional de los volúmenes de producción de crudo, además de los efectos del recorte del gasto público. Ya sólo nos faltaría que se observara una “desaceleración” de la economía estadounidense, que afortunadamente no se vislumbra.

PRD COMO EL PFCRN

Al Partido de la Revolución Democrática (PRD), fundado por Cuauhtémoc Cárdenas, en manos de “los chuchos”: Jesús Ortega, Jesús Zambrano, Guadalupe Acosta Naranjo y ahora “dirigido” por Carlos Navarrete, le está sucediendo lo que le ocurrió al Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional (PFCRN), que tuvo como fundamento el pensamiento político e ideológico del ex presidente Lázaro Cárdenas del Río, y que se adhirió al Frente Democrático Nacional, que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano como candidato a la presidencia de México en 1988. Con las figuras de los Cárdenas, el también denominado “ferrocarril” capitalizó un gran número de votos, con lo que sus candidatos ocuparon la mayoría de las diputaciones que se le reconocieron a la alianza de izquierda en la LIV Legislatura.

EL PFCRN se convirtió de inmediato en una franquicia política manejada por un dirigente sin escrúpulos como lo fue Rafael Aguilar Talamantes, quien era conocido como invasor de predios y conjuntos habitacionales, particularmente en el Estado de México. El desaseado manejo que este individuo hizo del PFCRN hizo que en las elecciones federales de 1994 obtuviera una baja votación. Y en los siguientes comicios, en 1997, resintió otro fuerte fracaso electoral con lo que perdió su registro y desapareció.

La misma depredación están haciendo los “chuchos” ahora del PRD, que se beneficiaron de los votos a favor de Andrés Manuel López Obrador, y que ya en la cúspide del poder legislativo se ocuparon de la amplia tarea de ir eliminando de la arena política a todos aquellos líderes sociales que puedan hacerles sombra a su pandilla aglutinada en la corriente de Nueva Izquierda y Alternativa Democrática Nacional, las tribus con el mayor peso en el Sol Azteca. Durante el Consejo Nacional Electivo del PRD que se realizó este fin de semana esas dos tribus acapararon las candidaturas plurinominales, los primeros lugares de las cinco circunscripciones, con lo que sus líderes garantizaron su ingreso a San Lázaro en la próxima legislatura, en donde cobrarán y tendrán fuero los expresidentes del PRD, Jesús Zambrano Grijalva y Guadalupe Acosta Naranjo; el académico y ex priísta Agustín Basave; los dirigentes estatales en Tabasco, Candelario Pérez Alvarado, y en el Estado de México, Omar Ortega, así como Cristina Ortega, directora ejecutiva de formación política, entre otros.

El ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, y el tristemente famoso “señor de las ligas”, René Bejarano, dirigente de Izquierda Democrática Nacional (IDN) quedaron fuera de las listas plurinominales perredistas, porque su postulación “no era conveniente políticamente”, como explicó el propio Jesús Zambrano, quien no dijo para quién: ¿para Peña Nieto? ¿Para Osorio Chong? ¿O para su grupo político?. Bejarano dejo entrever que aguantará vara en el PRD, pero Marcelo y su grupo analizarán el miércoles su permanencia en ese instituto político propiedad de “los chuchos”, por lo que no sería extraño que el ex jefe de Gobierno del Distrito Federal también renunciará al Sol Azteca, como lo hicieron en su momento el propio Cuauhtémoc Cárdenas, Alejandro Encinas, Rosalinda López, Lenia y Martí Batres, Ángel Aguirre, Rosendo Marín, Eloy Cisneros, Saúl López Sollano, Ranferi Hernández, entre otros liderazgos estatales y locales que han disminuido las posibilidades de triunfos electorales de los abanderados perredistas.

En lo que va de esta administración federal y a lo largo de la actual legislatura en la Cámara de Diputados, el PRD se ha destacado por ser un partido pactista con el régimen de Peña Nieto, al que no le han escatimado ningún apoyo a la hora de aprobar sus reformas estructurales, sin importarle que ello violente sus Principios y Programa de Acción partidista, con lo que convirtieron al Sol Azteca en una simple franquicia política que les llena los bolsillos de dinero, dada la manga ancha con la que cuentan las fracciones parlamentarias en San Lázaro a la hora de disponer de recursos económicos sin siquiera presentar comprobantes. Eso explica que aún cuando las precampañas electorales aún no concluyen, la intención del voto para los amarillos se haya reducido a alrededor del 10 por ciento, con lo que pasará de ser uno de los partidos grandes en el escenario nacional a uno mediano o pequeño, del tamaño del PVEM, que ha sido inflado artificialmente a través de la publicidad oficial, caso que está siendo analizado por las consejeros electorales del nuevo Instituto Nacional Electoral (INE).

No sería nada remoto estimar que en la siguiente elección presidencial el PRD desapareciera del escenario electoral nacional, dada la sangría de liderazgos que resiente por la ambición de “los chuchos”, y por el crecimiento que a sus costillas ha tenido el partido de Andrés Manuel López Obrador, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

AUTOINMOLACIÒN DE LA IZQUIERDA

Dice la consigna: “La izquierda, unida, jamás será vencida”, frase que se convierte en aspiración, sueño o hasta un verdadero “imposible”. Hoy las llamadas fuerzas de “izquierda” o, de otra forma, las “tribus” perredistas se han pulverizado y se les identifica solamente por “los chuchos”.

Las divisiones y enfrentamientos por el poder (léase dinero), han producido la multiplicación de grupos e intereses y en las que la figura emblemática dejó de ser Cuauhtémoc Cárdenas para ocupar el sitio Andrés Manuel López Obrador, quien desde Morena se va convirtiendo en el centro de la unidad de los llamados grupos progresistas.

En la pulverización esta un actor que como el antiguo sha de Irán, Reza Pahlevi, va de punto a punto y de lado a lado para ser recibido, pero esta tan desprestigiado que en ningún lugar se le da asilo. En el PRD, de plano, lo abominan y no quieren saber nada de él.

A cuestas, Marcelo (el carnal) trae una pesada carga de desprestigio y corrupción difícil de imaginar en las cantidades de millones de dólares que, supuestamente, acumuló durante su administración gubernamental. Lo de la línea 12, en todo caso, es la cereza de la corrupción, la ineficacia y la irresponsabilidad de todos quienes participaron en el fallido proyecto.

Solo falta que don Marcelo acuda al PRI a ver si ahí le dan la plurinominal, porque su esperanza de que lo cobije Morena (ni siquiera la Virgen de Guadalupe) es un sueño guajiro, pues dicen los cercanos a López Obrador todavía carga el carnal las monedas de su traición. O sea que si Marcelo quiere fuero, tendrá que buscarlo entre “la chiquillada”, quizá en el Panal, si es que no niega la protección de que disfrutó con la encarcelada maestra Elba Ester Gordillo.

Ahora, a cambio, crece la posibilidad de que Jesús Zambrano se convierta en el Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la Cámara de Diputados, en la LXII Legislatura que habrá de iniciar en el mes de septiembre. El lugar que ocupa en el listado de la Cuarta Circunscripción, que es el primero, le da oportunidad de llegar a tiempo y con todos a San Lázaro. Desde la Coordinación del Grupo, bien puede buscar algo que dejó pendiente cuando, siendo diputado, se convirtió en presidente del CEN partidista, ya que ocupaba la vice presidencia de la Cámara: la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y, de ahí, un escaño en el Senado de la República por su Natal Sonora. Hay que recordar que el ingeniero Zambrano es de Empalme.

El ajuste de cuentas es una garantía. Lo que son las cosas, al inicio de la administración de Marcelo Ebrard Casaubón al Gobierno de la Ciudad de México y cuando estaba preparado su equipo de trabajo, no fueron pocos lo que pensaron que Jesús Zambrano, de amplia trayectoria en la burocracia perredista, alcanzaría la Secretaría de Gobierno: las cosas no se dieron y Marcelo desdeñó la figura de Zambrano para quien ofreció una Secretaría inexistente al interior del Gobierno del Distrito Federal. Hoy, los llamados “Chuchos” tienen la sartén por el mango y al parecer, Marcelo queda fuera de la LXIII Legislatura, por lo menos, en cuanto al PRD se refiere. Por eso hay quien dice que el placer de la venganza es de los mas exquisitos. Habrá que preguntar a “los chuchos”.

DE LOS PASILLOS

Chiflidos es lo que ha despertado la campaña para idiotas del partido verde, el mas acomodaticio de los partidos políticos de las últimas décadas. Sus spot de “si cumple” son para retrasados mentales y mas con su frase final de que están “dirigidos” a los militantes de esa organización familiar. Debiera, mas bien, darles vergüenza de la forma como se han hecho mas ricos con el presupuesto que les da el ser los zánganos del partido en el poder, trátese del PAN o del PRI. Sus dirigentes son como aquel cómico que decía que defendía sus principios, pero que si no eran del agrado de los demás, con gusto y de inmediato los cambia. Esta campaña que cuesta millones de dólares es el mejor ejemplo de la falta de respeto a los ciudadanos y al país. Es de cínicos redomados.

Lo que presenta el Partido Verde Ecologista de México como uno de sus más grandes logros, se está revirtiendo por las implicaciones humanas y laborales a que refiere la prohibición de utilizar animales en los circos de la ciudad de México y del país en su conjunto. Ocurre que no son pocos los que piensan que los animales que se utilizan en los circos, estarían en peligro de morir sin los cuidados que actualmente les proporcionan los dueños de los circos, toda vez que al ser inutilizados para el “trabajo”, pierden la oportunidad de lograr, mire usted lo que son las cosas, su manutención. La Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene en sus manos este delicado asunto, para determinar si se cumple la mencionada ley auspiciada por los verdes, junto con los tricolores, o se da marcha atrás.

La Conago (Conferencia Nacional de Gobernadores) alertó al Instituto Nacional Electoral (INE) de los riesgos de que en algunas zonas del país no se lleven a cabo las elecciones intermedias del 7 de junio. El gobernador de Durango, Jorge Herrera, presidente de la Conago, advirtió que el proceso de transición democrática que vive México no puede dar pasos hacia atrás ni permitir que se concreten las amenazas que pretenden obstaculizar las próximas elecciones. Por ello, exhortó a los partidos políticos a contribuir para refrendar la confianza en las instituciones y a que los comicios se lleven a cabo con normalidad, tranquilidad y pleno respeto al voto.

El escándalo internacional del banco británico HSBC, denominado SwissLeaks, y su larga lista de clientes que lo utilizaron para evadir impuestos, entre los que se encuentran 2 mil 642 mexicanos, está siendo tomado con extraña y sospechosa calma por las autoridades del Sistema de Administración Tributaria (SAT). Aristóteles Núñez, titular del SAT, comentó en una entrevista radiofónica que están esperando el informe del gobierno de Suiza, el cual podría tardar hasta 24 meses, para empezar a actuar, con lo que una vez más le apuestan al olvido. De entrada, Núñez se la ha pasado justificando que no todos los clientes mexicanos del HSBC son necesariamente evasores de impuestos. Dijo que es necesario sustentar procedimientos legales antes de entregar la lista oficial de los presuntos evasores.

Hay quienes dicen que se acaba de conseguir “un garbanzo de a libra”. Quizá por el exceso de publicidad oficial que, merced a los partidos políticos, hay actualmente en el espectro radiofónico y en la televisión, el caso es que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no ha cacareado que se está pagando menos en el recibo de la luz para los habitantes del país. Los habitantes de la ciudad de México y otras ciudades de la república encontraron en sus recibos de febrero, que disminuyó el precio de kilowatts hora. Bueno, es poco pero para las exiguas economías de las clases populares, medias y quizá medias altas, es una buena noticia en este país, en donde los precios y tarifas pocas veces bajan. Hay quienes dicen que esto es cierto, pero hay otros que se siguen quejando de la falta de atención y, por supuesto, de los altos precios de los servicios por la electricidad. Si no, que la Función Pública se asome un día al área de quejas y reclamaciones para constatar que hay miles quienes no creen que esta reducción sea cierta.

No será que ahora la estrategia es hacer correr la versión de que el gobierno “si cumple” con la supuesta reducción de precios de la energía eléctrica. No puede uno ser omiso en que las campañas electorales son puras promesas para después no cumplirlas. Ahí esta por ejemplo la campaña de que las llamadas de larga distancia ahora “son locales”, cuando que el abuso del monopolio telefónico, como el del petróleo o los múltiples que hacen grandes fortunas, son logros de los partidos políticos. A otro perro con esos huesos!

Tras las recomendaciones del Comité de Desapariciones Forzadas de la ONU a México, el secretario de Relaciones Exteriores (SER), José Antonio Meade, defendió sin argumentos al Estado mexicano al señalar que hubo “inexactitudes” en las mismas, luego de participar en el seminario “México en el Mundo, diagnóstico y perspectivas de las relaciones internacionales”, que se desarrolló en el Senado, en la vieja casona de Xicoténcatl

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: