Fallece preso político de Chalchihuapan, Puebla – Caso niño Tehuatlie Tamayo

Publicado el Febrero 6, 2015, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

juez_1-d-440x275
Félix Xelhua, Antonio Víctor Montes, Santiago Pérez y Sergio Clemente Jiménez, los detenidos por el caso Chalchihuapan. Foto: E-consulta

Víctor Montes Contreras, uno de los cuatro habitantes de esta comunidad a quienes el gobierno estatal acusó del homicidio del niño José Luis Tehuatlie Tamayo, perdió la vida después de presentar un cuadro de depresión y complicaciones en su estado de salud, derivados de su encarcelamiento.

Gabriela Hernández, San Bernardino Chalchihuapan, Pue. (apro).- 5 Feb. 2015

De acuerdo con sus familiares, la semana pasada el hombre de 55 años de edad fue localizado muerto en terrenos del panteón municipal, donde trabajaba.

“Después de que salió de la cárcel ya no fue el mismo, estaba como ido, le subió la presión y estaba deprimido”, relató una de sus parientes.

El habitante de Chalchihuapan estaba incluido en la lista de 45 presos políticos elaborada por organizaciones políticas y sociales de Puebla, luego de que el gobierno de Rafael Moreno Valle los criminalizó por participar en protestas sociales.

Víctor Montes Contreras fue detenido junto con otros tres pobladores el 9 de julio del año pasado, cuando policías estatales desalojaron de la autopista Atlixco-Puebla a decenas de habitantes de esta comunidad.

En un principio los cuatro fueron señalados por el gobierno de Puebla como los responsables de haber lanzado cohetones que supuestamente provocaron la muerte del niño José Luis Tehuatlie, de 13 años de edad. Sin embargo, la defensa comprobó con un estudio de cronometría que fueron aprehendidos antes de que el menor resultara herido de la cabeza, y el 7 de agosto fueron liberados bajo caución.

Montes aún seguía sujeto a proceso penal porque el gobierno estatal mantuvo los cargos en su contra por supuesto ataque a las vías de comunicación.

Entrevistado días después de su liberación por el periódico Intolerancia, Víctor reveló que sufría de ataques de ansiedad como secuela de los golpes que recibió durante su encarcelamiento y por las presiones a las que fue sometido para inculparlo por la muerte del niño y para que declarara en contra de otros habitantes de Chalchihuapan.

Los familiares de Montes relataron que desde que salió de la cárcel, el hombre cayó en depresión, perdió su trabajo, sufría de crisis nerviosas y se quejaba de constantes dolores de cabeza.

Al igual que Víctor, Melitón Zaragoza Velázquez es considerado víctima mortal indirecta de las políticas de gobierno de Moreno Valle.

Zaragoza era propietario de un mototaxi y resultó golpeado cuando opuso resistencia ante policías estatales que trataron de decomisarle su unidad.

Tras ese hecho, el mototaxista tuvo problemas de salud por diabetes y perdió la vista, hasta que su estado se agravó y murió.

A finales del año pasado, un grupo de mototaxistas obtuvo un amparo federal que ordenaba al gobierno estatal a devolver las unidades de transporte decomisadas. Entre ese grupo estaba Zaragoza, pero cuando fue buscado para notificarle la resolución del amparo, los familiares informaron que había fallecido.

Además del niño Tehuatlie Tamayo, otra de las víctimas mortales que se adjudican al gobierno de Moreno Valle por el desalojo del 9 de julio es el luchador social Delfino Flores Melga, quien murió en la cárcel, pese a que a sus 90 años de edad tenía derecho a prisión domiciliaria.

Las organizaciones también enlistaron a Antonio Esteban Cruz, líder del Movimiento Independiente Obrero, Campesino, Urbano y Popular (MIOCUP), asesinado el 4 de junio de 2014.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: