Elecciones en Guerrero: los hijos de los caciques van contra los mismos de siempre

Publicado el Enero 25, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

SINEMBARGO

angel-aguirre-hijo-portada

Ciudad de México, 24 de enero (SinEmbargo).– El estado de Guerrero jamás había experimentado un escenario social tan complicado y adverso como el de este momento, y más aún de cara al proceso electoral del próximo 7 de junio, donde los ciudadanos elegirán a un nuevo Gobernador, a 81 presidentes municipales y a 36 diputados que integrarán el nuevo Congreso local.

La entidad del Sur de la República no visualiza tiempos mejores, al menos esto es lo que consideran diversos analistas y periodistas consultados por este medio de comunicación.

De acuerdo con los últimos datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), que depende de la Secretaría de Gobernación (Segob), Guerrero mantiene la tasa de homicidio doloso más alta del país, con 42.69 casos por cada 100 mil habitantes.

En el periodo de de 2010 a 2012, la pobreza en la entidad sureña se incrementó de 67.6 por ciento a 69.7 por ciento; es decir, siete de cada 10 guerrerenses son pobres, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Además, mientras en el resto del país la tasa promedio de pobreza extrema es de 9.8 por ciento, en la entidad que lidera el Gobernador interino Rogelio Ortega Martínez es de 31.7 por ciento, casi el triple. La cifra es la segunda más alta en el ámbito nacional, sólo inferior a la de Chiapas, donde 32.2 por ciento de su población dispone de ingresos muy bajos.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), Guerrero presenta un grado de marginación “muy alto”, ya que ocupa el lugar 32 entre las entidades federativas.

A estos datos se suman la toma de edificios públicos, el bloqueo de carreteras y las amplías protestas sociales que se han venido manifestando por los últimos acontecimientos de impunidad que se registran en el estado y sus 81 municipios.

En esta coyuntura de pobreza, convulsión y división, se enmarca la elección del 7 de junio próximo.

Aunque pareciera una sola, no lo es. A decir de los especialistas, Guerrero tendrá elecciones en “tres pistas”.

La primera, la más importante por su trascendencia sexenal, es la de la gubernatura.

En ella se juega el “futuro político de la entidad y la tan anhelada paz social. Ya ni hablemos del tan postergado progreso que hemos buscado por décadas, mismo que jamás ha llegado”, plantean analistas políticos de la localidad consultados, que prefirieron se omitiera su nombre por cuestiones de seguridad.

En la elección a Gobernador compiten varias fuerzas, pero la que había retenido el poder durante los últimos 10 años está a punto de perderlo, consideran los especialistas consultados.

IZQUIERDA DIVIDIDA

Esa fuerza política es la de la izquierda, que en esta ocasión enfrentará dividida los comicios. El Partido de la Revolución Democrática (PRD), que logró conformar un corredor de gobiernos estatales desde Guerrero hasta el Distrito Federal –pasando por Morelos–, ahora vislumbra la posibilidad de su derrota y el regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo último Gobernador fue René Juárez Cisneros.

Según datos de encuestas, el PRD podría caer incluso hasta el tercer lugar de la preferencia electoral, tanto por el desgaste que le ha dejado los señalamientos de corrupción y nepotismo del gobierno del ahora mandatario con licencia Ángel Aguirre Rivero, como también por los trágicos sucesos del pasado 26 de septiembre, en donde desaparecieron 43 estudiantes normalistas de la escuela Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Los señalamientos de que los gobernantes emanados del Partido de la Revolución Democrática –como es el caso del Alcalde de Iguala José Luis Abarca Velázquez– estuvieron coludidos con el crimen organizado, aún no han quedado debidamente esclarecidos. Esto pesa en el ánimo electoral de los potenciales votantes, que ya no ven al instituto político de izquierda como un real opción, afirman los especialistas.

Otros factores a considerar son la renuncia a la candidatura del actual Senador perredista Armando Ríos Piter, quien a pesar de no contar con una estructura sólida de militancia dentro de su partido, sí tiene la simpatía de una mayoría dentro del electorado que no milita bajo ninguna de las siglas partidistas que competirán en junio.

Ríos Piter renunció por segunda ocasión a sus aspiraciones para gobernar Guerrero, y esta vez argumentó que no podía compartir “la visión de quienes piensan que para alcanzar el poder hay que construir un acuerdo pragmático a costa de lo que sea con el fin de alcanzar el triunfo electoral”.

Denunció además la insinuación de las dirigencias nacional y estatal de tener un acuerdo para darle impunidad al ex Gobernador Ángel Heladio Aguirre Rivero.

Esta renuncia dejó vivas las esperanzas del segundo de los más fuertes precandidatos a gobernar la entidad sureña. Se trata de Luis Walton Aburto, quien desea ir en la contienda arropado por su partido, Movimiento Ciudadano (MC).

A pesar de que los analistas y diversos reportes periodísticos coinciden que Walton Aburto dejó como Alcalde “un desastre en Acapulco”, él niega con contundencia tales señalamientos, argumentando que las obras que realizó y las políticas publicas que implementó, perdurarán por muchos años.

No obstante, los columnistas guerrerenses no reparan en llamarlo “chapulín”, por abandonar su cargo sin haber concluido su mandato legal como Presidente Municipal.

Es más, el precandidato en Guerrero del partido de reciente creación, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) –que internamente se denominan como “promotores de la soberanía nacional”-, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, también acusa al empresario gasolinero de ser parte de los “políticos corruptos e ilegales de siempre”.

A través de su cuenta de la red social Twitter (@SanAmilcar), el aspirante del partido creado por el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador expuso que Walton viola el artículo 211.3 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, pues no se presenta como “precandidato”.

“Al ser precandidato único no puede aparecer en radio y TV”, asegura el hijo de Pablo Sandoval Cruz, luchador social a nivel nacional, quien en septiembre del 2011 recibió el premio Sentimientos de la Nación, otorgado por el Congreso del Estado de Guerrero.

Horas después, en conferencia de prensa, Sandoval Ballesteros acusó al Partido Movimiento Ciudadano (MC) de violar la ley electoral por incurrir en actos anticipados de campaña, con el objeto de favorecer las aspiraciones del alcalde con licencia de Acapulco.

Adelantó que la próxima semana acudirán ante el Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC) en Guerrero, para solicitar formalmente que se le niegue el registro a Walton Aburto, como candidato al gobierno del estado, porque su partido desplegó una campaña que viola las reglas que establecen las leyes electorales.

“Hay unos spots de Movimiento Ciudadano que están haciendo actos de campaña anticipada, y hoy quiero adelantarles que vamos a impugnar eso. Lo vamos a llevar ante el Instituto Electoral de Participación Ciudadana, para que se tomen las medidas cautelares y se bajen esos spots porque violan flagrantemente la ley”, dijo Amilcar Sandoval.

El denunciante detalló que la campaña anticipada que desplegó Movimiento Ciudadano, resulta “onerosa y hasta ofensiva” porque inundaron las principales ciudades del estado con “gigantescos espectaculares y costosos anuncios disfrazados de mensajes de año nuevo”, lo cual constituye una violación a la ley electoral.

Lázaro Mazón Alonso, otro de los precandidatos de Morena, es severamente cuestionado por su impulso político a la llamada “pareja imperial” de Iguala y por su cercanía con Aguirre Rivero, al desempeñarse como su Secretario de Salud.

El último actor de esta “pista” es el Rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), el doctor Javier Saldaña Almazán, a quien se ha acusado de usar los recursos de la educación para promocionar su imagen en su intento por ser candidato, aunque él mismo ha negado en varias ocasiones su supuesta aspiración.

Sin embargo, no ha dejado de “coquetear” con diversos partidos políticos, que también han señalado que el Rector tiene las puertas abiertas como un candidato externo “ciudadano”.

Pero “ciudadano” no es, plantean los especialistas consultados. El mandatario estatal sustituto Rogelio Ortega Martínez “destapó” en un acto público a Saldaña Almazán como aspirante a la gubernatura, e incluso llamó a la sociedad a no votar en las próximas elecciones por “políticos delincuentes”.

Ortega Martínez, ex Secretario de la UAGro y quien sustituyó desde hace dos meses a Ángel Aguirre Rivero -luego de la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa- se ha caracterizado por ser el principal promotor de las aspiraciones políticas del actual Rector.

Incluso, a principios de diciembre, como lo consignó el semanario Proceso, Ortega destinó tres millones de pesos del presupuesto estatal a la recién conformada Fundación UAGgro, que encabeza el secretario de Fomento Turístico en la entidad, Sergio Salmerón.

El hecho se suscitó durante un acto oficial realizado a principios de este mes en el puerto de Acapulco, donde nadie cuestionó el posible conflicto de interés frente a la utilización de recursos públicos para beneficiar a una organización conformada por universitarios y comerciantes que promueven las aspiraciones de Javier Almazán al gobierno de la entidad, publicó el semanario.

Así de fracturada está la izquierda en Guerrero. No menos lo está al interior del propio PRD, sumado a la renuncia de Ríos Piter, se añade otro factor a considerar: los precandidatos del de la Revolución Democrática no son fuertes o están desprestigiados, consideran los analistas y periodistas consultados.

UNIDAD: UN LLAMADO

Los cuatro precandidatos del PRD hicieron un llamado a la unidad: el actual Senador Sofío Ramírez; la ex Secretaria de Desarrollo Social Beatriz Mojica Morga; el ex Coordinador del Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado de Guerrero (COPLADEG), Víctor Aguirre Alcaide, y el actual Diputado federal con licencia Sebastián de la Rosa Peláez.

Todos son dirigentes de diversas “corrientes” políticas al interior del partido, todos ex funcionarios, ex legisladores, ex dirigentes partidistas. Todos cercanos o bajo “la sombra” de Ángel Aguirre Rivero.

El Presidente estatal del PRD Celestino Cesáreo Guzmán no ha sabido aglutinar y cohesionar a las fuerzas al interior del partido, pues él mismo tenía intereses siendo fiel de la balanza al apoyar públicamente al Senador Ríos Piter.

Otros institutos políticos que también podrían competir en la elección estatal (aunque algunos no lo podrán hacer en coalición), incluyendo el Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM), el Partido del Trabajo (PT), el Partido Humanista (PH), el local Partido de los Pobres (PPG), el Partido Encuentro Social (PES), y hasta el Partido de Acción Nacional (PAN) –con su único precandidato el actual diputado local Jorge Camacho Peñaloza, ex comentarista televisivo con el payaso “Brozo”– serán sólo referentes testimoniales en la contienda.

EL PRI DE SIEMPRE

Así, únicamente resta el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que podría retomar el poder estatal con un candidato fuerte al interior, pues como lo dicen los mismos analistas consultados, a pesar de ser el partido “de siempre, de los mismos”, es el instituto político con mayores probabilidades de ganar, ya que la izquierda no demostró ser una opción en Guerrero, ni siquiera de cambio o transición.

En Guerrero, el Diputado federal con licencia Manuel Añorve Baños, va a la cabeza de las preferencias electorales.

El priista fue Presidente municipal de Acapulco (acusado por su sucesor Walton de quebrantar las finanzas de la Alcaldía), y a pesar de que perdió en la pasada elección contra su primo hermano Ángel Aguirre, por dos a uno de diferencia, es uno de los políticos guerrerenses más cercanos a Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien podría definir en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI a quien será elegido como candidato a la gubernatura este fin de semana o más tardar el lunes, según lo expresado por su Presidente nacional César Camacho Quiroz.

Le siguen, no tan de cerca según los datos de las encuestas consultadas, los aspirantes Héctor Astudillo Flores, actual Diputado local; Mario Moreno Arcos, actual Presidente municipal de Chilpancingo –acusado por diversos liderazgos ciudadanos y políticos de pertenecer al crimen organizado–, así como el calentano Cuauhtémoc Salgado Romero, actual dirigente del PRI en Guerrero y ex legislador (tanto federal como local), ligado al grupo del titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet Chemor, e impulsado por el ex Gobernador de Guerrero Rubén Figueroa Alcocer.

Este último, advierten los analistas y periodistas consultados por este medio, está “lanzando” al dirigente estatal del PRI, en realidad para negociar la candidatura de su hijo, el actual Diputado local José Rubén Figueroa Smutny, a quien apodan “el cachorro”, pues proviene de una familia a la que se ha considerado caciquil, siendo su abuelo –Rubén Figueroa Figueroa– y sus bisabuelos, gobernadores de la entidad sureña en el pasado.

Figueroa Figueroa, tal como lo señalan diversos libros, documentos y ensayos históricos, fue el promotor de la llamada “Guerra sucia”, implementada en Guerrero contra los luchadores sociales en la década de los setenta del siglo pasado.

ACAPULCO: LA JOYA “ABOLLADA” DE LA CORONA

Figueroa Smutny se ha pronunciado abiertamente en sus aspiraciones electorales para ser Alcalde de Acapulco.

Este medio pudo constatar que en las principales avenidas de la ciudad y puerto, el priista ha venido llenando de publicidad y propaganda los medallones de los autobuses del transporte público, las bardas de diversos inmuebles, lonas en algunos comercios y hasta con cartelones espectaculares que pueden ser vistos por una gran cantidad de personas, bajo la fachada de alguna revista creada ex profeso para promocionar su imagen, violando de forma expresa la reglamentación electoral local.

Dentro del PRI acapulqueño existen otros candidatos que estarían, de acuerdo con los especialistas, tan sólo para negociar posiciones dentro del nuevo gobierno estatal y municipal, así como candidaturas plurinominales al Congreso o regidurías que aún se determinan por lista.

Este es el caso de la esposa de Manuel Añorve, la Diputada local Julieta Fernández, quien se ha promocionado de forma amplía en las colonias populares y rurales de Acapulco, con recursos de la legislatura, dicen los periodistas consultados.

Otros precandidatos priistas se han quedado al margen, cómodos en los cargos públicos federales que obtuvieron con Enrique Peña Nieto o acomodados ya en la tercera pista electoral, -de la que los analistas aseguran, será la elección a diputados federales-, en donde el electorado le dará la espalda al Presidente de la República, tras los recientes escándalos de presunta corrupción y conflicto de intereses, señalados hasta por la prensa internacional.

Tal como en la primera pista –la de la gubernatura–, en la elección para Alcalde de Acapulco los partidos pequeños serán prácticamente unos testigos.

Excepto el actual gobernante Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo (PT), que ya le otorgó su candidatura a Evodio Velázquez Aguirre, ex Diputado local y actual Secretario del PRD en Acapulco, y quien de acuerdo con encuestas levantadas por Grupo de Economistas Asociados (GEA) e Investigaciones Sociales Aplicadas, S.C., aventaja casi al 2 por 1 en las preferencias al Diputado local con licencia Ángel Aguirre Herrera, hijo del ex mandatario guerrerense Ángel Aguirre Rivero.

La encuesta ordenada por la dirigencia del de la Revolución Democrática arrojó que Velázquez Aguirre obtuvo un 63 por ciento de las preferencias contra el 37 por ciento del Diputado local Ángel Aguirre Herrera, a pesar de que recientemente fue “arropado” por ex funcionarios de la gestión gubernamental de su padre, Aguirre Rivero.

“Es momento de construir de lado de la gente. Acapulco no aguanta más decisiones cupulares. Se necesita una alianza muy amplia con los partidos y la sociedad principalmente”, dijo Evodio Velázquez al ser entrevistado por SinEmbargo.

Por su parte, Aguirre Herrera reconoció recientemente que es posible que su postulación genere cuestionamientos, pero dijo que ni él ni su padre, el Gobernador del estado con licencia, tienen de qué avergonzarse.

En entrevista con diversos medidos, Aguirre Herrera refirió que es posible que en caso de que gane la candidatura del PRD al gobierno de Acapulco se generarán cuestionamientos por ser hijo del Gobernador con licencia, pero afirmó que dejará en manos de los pobladores de Acapulco avalar su trabajo.

Sin embargo, los especialistas señalan que el joven no tiene la capacidad ni la experiencia política que se requiere para el cargo.

Sus dos meses como secretario particular de Manuel Añorve cuando éste era Alcalde y su breve paso por la administración estatal de Enrique Peña Nieto en el Estado de México, para luego saltar a Diputado federal y luego a Diputado local, no lo acreditan para ser un buen gobernante, indican los analistas.

El diario Reforma realizó una investigación en la que encontró que Ángel Aguirre Rivero y Laura del Rocío Herrera apuestan con todo a que su hijo, “Angelito”, sea el candidato del PRD a la Alcaldía de Acapulco.

Según cifras oficiales, desde 2014 el DIF Guerrero canalizó alrededor de 700 millones de pesos para entregar apoyos en diversas colonias del puerto.

Una red dirigida por la ex titular del DIF, Laura del Rocío Herrera, operó a favor de su vástago.

La última entrega ocurrió el 16 de octubre, 21 días después de la desaparición de los normalistas en Iguala, cuando pobladores de las Colonias Progreso y Morelos recibieron apoyos por un millón 850 mil pesos, indica el diario.

Otro candidato es el ex Gobernador y ex Alcalde de Acapulco, Zeferino Torreblanca Galindo, quien ya es precandidato del recién creado Partido Humanista, impulsado por el grupo cercano al ex Presidente Felipe Calderón.

Torreblanca tiene tras de sí el señalamiento de diversos grupos políticos –y de la viuda Martha Obeso– de haber sido el presunto autor intelectual del asesinato de su ex Secretario de Gobierno Armando Chavarría cuando este era Diputado local, y serio aspirante a la gubernatura, misma que terminó ganando Aguirre Rivero.

El ex Gobernador que había vivido en el ostracismo político durante los últimos años, ha regresado a la arena pública, primero siendo posicionado por la propia prensa local como el probable candidato del PRI-PVEM, pero ahora inscrito para contender en un partido sin posibilidades reales, por lo que aseguran los analistas consultados, tan sólo le restará votos a los que contiendan contra el PRI.

“Divide y vencerás”, reza la máxima popular.

En el Partido Acción Nacional municipal, posiblemente contendrá el doctor Javier Solorio Almazán, quien de acuerdo a las encuestas no tiene ninguna posibilidad de ganar en la elección del 7 de junio.

El gobernante Movimiento Ciudadano quedó “desprotegido”, de acuerdo a los especialistas consultados, pues al intentar Luis Walton ser Gobernador, toda su estructura la pondrá a trabajar a favor de sus candidatura y negociará con Aguirre Rivero –su amigo personal– el impulsar al hijo del ex mandatario para que su grupo político lo apoye en la elección estatal.

Así, se quedará sin candidatura el más serio aspirante del MC, el actual Diputado Federal y empresario Víctor Jorrín.

“Va a ser un proceso electoral atípico por las circunstancias que esta viviendo el estado y la importancia de Acapulco como municipio, pero es importante que las autoridades correspondientes brinden la certeza que se lleve a cabo con seguridad para los electores por que hoy mas que nunca, ante el desorden que impera en la ciudad los acapulqueños tenemos la responsabilidad de salir a votar y elegir a conciencia a nuestros próximos gobernantes”, le dijo a SinEmbargo Samuel Resendiz Peñaloza, presidente de la asociación civil Nueva Generación, organización de jóvenes, la mayoría de extracción priista.

LA INSEGURIDAD EN “EL PARAÍSO”

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC. (CCSPJP) informó que por segundo año consecutivo la ciudad de Acapulco, Guerrero, permanece como la tercera ciudad más violenta del mundo y la primera en México, con 883 homicidios por 847 mil 735 habitantes.

La violencia que se vive en Acapulco no tiene una solución a corto plazo. Así opina un alto mando de la Policía Federal (PF) consultado por este medio, que pidió anonimato.

“Pienso que lo que esta sucediendo en el Estado, es una combinación de la pobreza y la marginación, la corrupción y la falta de capacidad de respuesta de las policías y de los casi nulos y mal enfocados programas de prevención del delito, sobre todo en jóvenes que ven en el delito una forma de vida, dijo el especialista en inteligencia policial.

“Creo que un punto clave sería tener el estudio de cada municipio y comunidad, en materia de problemática, en materia de seguridad, y realizar programas de prevención enfocados a su problemática particular, para empezar a restablecer el tejido social. Que los miembros de la Policía se acerquen a conocer esta problemática con una verdadera proximidad social”, con la que actualmente no cuentan, a pesar de que existen casi 2 mil elementos de las fuerzas federales en el puerto (entre marinos, soldados, Policías federales y estatales).

HABRÁ ELECCIONES: INE

En este contexto de violencia y grave problemática social se insertan las elecciones venideras.

“A nadie le conviene que no haya elecciones en Guerrero”, dijo hace un par de días el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

El funcionario federal dijo estar convencido que el no haber elecciones no le conviene a nadie, “porque al no haber elecciones, significará que no habrá gobernador y no habrá manera de sustituirlo porque al no haber elecciones, tampoco habrá Congreso local que lo designe y lo mismo vale para los municipios y habría un vacío de poder”.

La situación en Guerrero cambia día a día y nuestra lógica siempre ha sido que la elección por definición es un mecanismo, un cauce democrático que está divorciado o en las antípodas respecto de la violencia, enfatizó en entrevista con Joaquín López Dóriga el Consejero Presidente del INE.

Por su parte, el Presidente del Fraccionamiento Costa Azul -uno de los más emblemáticos del Puerto- y Consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) por el Distrito 09 federal en Acapulco David Ramírez Durand, le dijo a SinEmbargo que “El panorama en Acapulco es complicado al no contar con candidatos que representen una opción. Lo mas importante es que la ciudadanía participe de la decisiones y acciones de gobierno y que actúe y se involucre en la vida pública del municipio.”

“Como dijo Mario Campos: ‘ganamos mucho mas como sociedad si en vez de apostar por un político apostamos por ciudadanos que se organizan y participan’”, expuso el Consejero Ramírez Durand.

WALTON Y SU ACAPULCO

Luis Walton Aburto, el Alcalde con el que Acapulco se convirtió en la segunda ciudad más insegura del mundo, decidió no terminar su periodo porque tiene una nueva ambición: ser Gobernador.

Walton ha enfrentado distintos escándalos debido a la inseguridad que volvió ese punto turístico de fama internacional en una ciudad donde el crimen organizado tomó control.

En 2013, luego del secuestro de un grupo de turistas españolas, Walton dijo una de las frases más costosas para un político y sobre todo uno como él, de izquierda: “Es muy lamentable lo que ha sucedido, pero bueno, esto sucede en cualquier parte del mundo”. Después, abrumado por la presión internacional, lloró en un evento público.

Ahora, ese Walton con el que el centro turístico alcanzó cifras de secuestro, extorsión, asesinatos y robos, es el mismo que abandona la Alcaldía porque quiere más.

Ambiciona ser Gobernador de Guerrero. Su partido postulante sería Movimiento Ciudadano.

“Me voy a ir, me voy muy satisfecho de que le serví a mi pueblo. Hice lo humanamente posible para que éste mejorara” dijo apenas el viernes pasado, en una declaración con la que intentó justificar porqué no concluirá su periodo y se convertirá en otro político “chapulín”, como los que en la Ciudad de México, abandonarán 12 de las 16 delegaciones por un nuevo puesto.

En medio de una problemática de inseguridad, sin policías municipales y sin resolver la crisis financiera que, dice, heredó de la anterior administración [la del ex Edil Manuel Añorve Baños], Walton Aburto solicitó licencia a su cargo para buscar contender por la gubernatura de Guerrero en las próximas elecciones.

“Hoy es mi último día como Presidente Municipal”, dijo el Edil a los ciudadanos, luego de inaugurar la construcción del cárcamo de bombeo e interconexión de líneas de red de agua potable de la primera etapa en el poblado de La Sabana.

LA ECONOMÍA ACAPULQUEÑA POR LOS SUELOS

Desde que tomó protesta el 29 de septiembre de 2012, Walton heredó un Acapulco en donde los datos hablan por sí solos: se vive una crisis en los ámbitos político, social y económico.

A pesar de tener 3 mil 500 millones de presupuesto público anuales, Acapulco es el área urbana con mayor pobreza y hambre en todo el país y el 51.6 por ciento de sus habitantes vive en franca pobreza.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, el 13. 6 por ciento de los acapulqueños vive en la miseria y el 38 por ciento en condición de indigencia moderada.

La población de Acapulco gana un indigno ingreso corriente per cápita mensual de 2 mil 380 pesos. También tiene parte de culpa de que la población económicamente activa del municipio –o en edad potencialmente activa–, sea de 520 mil personas, y que de éstas el 42 por ciento de quienes logran un ingreso no conocen las instituciones de seguridad social o de salud.

El Puerto ocupa el lugar 76 en competitividad urbana y a pesar de eso genera el 60 por ciento del PIB estatal, por eso es tan importante.

El Puerto produce 379 toneladas de basura de las cuales no se recolectan 58.

EL TURISMO NO LLEGA COMO ANTES

En la economía, el Puerto ha visto mermada su principal fuente de ingresos: el turismo, con el que provee de casi el 70 por ciento de los recursos financieros al estado de Guerrero, pero al menos 50 por ciento de los comercios establecidos en la zona más tradicional para turistas han cerrado sus negocios, de acuerdo con las organizaciones empresariales locales.

El 12 de diciembre pasado, el gobierno federal anunció acciones de apoyo para incentivar los flujos turísticos hacia dicho entidad de la República, entre ellos, 35 millones de pesos para la promoción del Puerto a nivel internacional, sin embargo, los hoteles en Acapulco –principal destino guerrerense– recibieron menos turistas entre el 15 y el 21 de ese mes en comparación con igual semana de 2013, de acuerdo con reportes de DataTur, el sistema de información estadística de la Secretaría de Turismo (Sectur).

En la semana correspondiente al periodo mencionado, las estadísticas registraron 77 mil 351 llegadas de turistas residentes en el país a los hoteles de dicho puerto, en cada una de las cinco categorías de calidad de hospedaje.

La referida cantidad significó una caída de 31 por ciento frente a la misma semana del año 2013, correspondiente del 16 al 22 de diciembre, cuando los hoteles locales reportaron un total de 112 mil 236 llegadas de turistas nacionales a hoteles del puerto.

Esta caída se dio a pesar de que las secretarías de Turismo y la de Comunicaciones y Transportes (SCT) del Gobierno federal anunciaron el día 12 de diciembre, descuentos en aerolíneas, autobuses, casetas de peaje, campañas de promoción, paquetes vacacionales, para incrementar los flujos de viajeros a los tres principales destinos de Guerrero: Taxco, Ixtapa y Zihuatanejo, triada a la que las autoridades turísticas de la entidad denominan: “El Triangulo del Sol”.

De acuerdo con la secretaría federal del ramo, las empresas de transporte aéreo promovieron descuentos de 40 hasta 64 por ciento en precios de los vuelos y las de autotransporte ofrecieron 10 por ciento. La cuota de peaje de la autopista México-Acapulco tuvo un descuento de 25 por ciento, adicional al 50 por ciento con el que operaba desde antes del anuncio.

Hasta antes del mes de diciembre pasado, el aeropuerto de Acapulco registraba sólo dos operaciones diarias, cuando hace 20 años se daban mínimo 50.

El puerto de Acapulco sólo recibe un crucero por semana, cuando hace 20 años recibía cientos por mes. Si en el año 2007 llegaban al muelle cruceros con 268 mil visitantes, en el año pasado sólo tocaron tierra 3 mil 400 turistas.

Hoy Acapulco recibe a la mayoría de sus turistas en automóvil o en autobuses, cuando hace 20 años se recibía 80% del turista estadounidense, asiático o europeo por avión.

Así, el Puerto vive de los capitalinos que tienen una segunda residencia en Acapulco. Ya nada queda del glamour que provenía del Hollywood de los años 50 del siglo pasado.

LA INSEGURIDAD CRECE Y CRECE

Este mes, la Organización No Gubernamental (ONG) Alto al Secuestro publicó un informe en el que destaca que Acapulco ha sido el municipio más afectado por el delito de secuestro en lo que va del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto.

La asociación presidida por Isabel Miranda de Wallace detalló que, del 1 de diciembre de 2012 al 30 de septiembre de 2014, se registraron 135 secuestros en dicho Puerto turístico de Guerrero, lo que lo convierte en el municipio de México más afectado por este delito.

La seguridad de Acapulco se reforzó con más de dos mil elementos de fuerzas federales y estatales, entre ellos policías estatales, federales, gendarmes, militares y marinos, que realizan rondines en las colonias más conflictivas; sin embargo, su presencia no es permanente y los delitos continúan a la alza.

Por si fuera poco, ayer el Gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, confirmó que un total de 300 elementos de la Gendarmería Nacional se retiraron de las labores de vigilancia de Acapulco debido a que tomaron vacaciones y las próximas semanas se reincorporarán a los operativos conjuntos, quedando un total de mil 100 efectivos al momento.

“En una ruta de vacaciones posterior a la temporada alta e intensa, están considerados para que regresen, se redujo como mil 100 se les dio vacaciones a los que no habían tomado pero van a regresar”, apuntó.

El 15 de enero pasado, el Secretario de Educación de Guerrero Salvador Martínez Della Rocca afirmó en entrevista radiofónica con Carlos Loret de Mola que hubo 21 maestros asesinados y ocho profesoras violadas en dos meses en el municipio de Acapulco.

A raíz de esta situación, 109 de 198 escuelas que existen en total en el municipio guerrerense han suspendido las clases a principios de diciembre y continúan en paro. Della Rocca afirmó que no obligará a los educadores a regresar a los salones de clase, “hasta que esté plenamente garantizada la seguridad de los docentes y los alumnos”.

“La delincuencia organizada está en las aulas… Me están matando a los maestros”, reconoció Della Rocca Martínez, y añadió que ante esa problemática, la opción que tiene el estado es pedir ayuda a la federación y que sean los elementos policiacos quienes resguarden los planteles.

El 8 de enero de 2015, alrededor de 2 mil maestros de cien escuelas de la zona conurbada de Acapulco, que atienden a 10 mil estudiantes, no regresaron a clases por la ausencia de las fuerzas policiacas y las amenazas de extorsión que desde octubre denunciaron por parte de integrantes de grupos criminales.

A pesar de estos graves problemas, el municipio no cuenta con agentes locales ni de tránsito desde hace nueve meses, en que que la policía local está desarmada y hace seis meses en que los agentes, entre ellos los de tránsito, están en paro de labores, sin operar en las calles.

Al menos 2 mil 400 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en Acapulco se fueron a un paro laboral desde julio de 2014, después de una serie de protestas para pedir un aumento salarial, que es 4 mil 400 pesos por quincena, por debajo de la media nacional, y exigir una mayor cobertura de seguro de vida. Entre los elementos hay mil 800 policías preventivos, 400 agentes viales y 200 asistentes de turismo.

Walton justificó en su momento que desarmó a los policías en abril de 2014 después de que hubo un asalto a una tienda, realizado por un policía preventivo que estaba armado. “Ahí se decidió desarmar a la policía, porque las armas estaban bajo la licencia colectiva del gobierno del Estado de Guerrero”, dijo.

Su gobierno, aseguró, decidió iniciar el proceso de la aplicación de exámenes de control de confianza, con el fin de incorporar a los policías que pasaran a un mando único policial. El Alcalde dijo que reprobaron 983 de los mil 470 elementos que asistieron a las evaluaciones, mientras que otros 692 policías, aún faltan de realizar el examen.

Los policías que reprobaron el control de confianza ya no son parte de la corporación, aseguró Walton; sin embargo, hasta diciembre de 2014 sólo había liquidado a 239 agentes.

El 2 de enero del presente año, los policías marcharon otra vez por las principales avenidas de Acapulco y prometieron que radicalizarían las protestas si el Ayuntamiento no les paga el sueldo de los últimos dos meses y prestaciones como el aguinaldo, porque si aún no los han liquidado, para ellos siguen siendo empleados de la Secretaría de Seguridad local.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: