Estado de los ESTADOS: Endosan culpas al pueblo

Publicado el Diciembre 9, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

“Quiero un presidente que no gire instrucciones precisas
Y que no tenga una agenda apretada”: Jorge Saldaña

Diciembre 09, 2014.- Oficialmente la XXIV Cumbre Iberoamericana durará 24 horas, tiempo en el que México debe demostrar, vallas metálicas y excesos en seguridad, que es un país que va para arriba, pujante, unido, en pleno desarrollo y cuyas reformas estructurales recién aprobadas le dan un campo de acción envidiable.

De por medio se dieron varias citas en las que predominaron las premiaciones, las comidas y cenas en honor a los visitantes y mucha, mucha escenografía, toda la necesaria para evitar que se puedan lastimar las relaciones diplomáticas revelando verdades que están inscritas en muchos de los medios de comunicación de los países asistentes.

Se llega a esta reunión en medio de una situación en la que el pueblo de México está profundamente herido y no logra explicarse el porqué de tanta saña puesta de manifiesto en todos los pronunciamientos, en los discursos, en las actuaciones, en la indolencia, en las mentiras. La mañana de ayer, el general Salvador Cienfuegos, titular de la Defensa Nacional, señaló que la mentira, el reproche, la crítica infundada, la violencia y la intolerancia poco abonan al esfuerzo de los sectores por fortalecer el rumbo del país. Y sus palabras son muy ciertas, solo que como ya es costumbre dedicadas a los ciudadanos y no a las autoridades quienes son las que dieron origen a todo esto que el hoy señala acremente.

No fueron los ciudadanos y mucho menos los electores los que hicieron promesas falsas no solo en relación a la construcción de una refinería, o a las viviendas dignas, o a un mejor salario o al bienestar familiar, mucho menos fueron los que ocultaron reformas que alteraban en sus puntos más sensibles los logros de muchos años de lucha del sector laboral, principalmente. Tampoco fueron los ciudadanos los que mintieron para ofrecer incentivos para las inversiones nacionales, cargas fiscales correctas, etcétera. Si se trata de reprochar, tampoco son los del pueblo los que adquirieron en unos cuantos meses una propiedad que cuesta decenas de millones de pesos y mucho menos los que ocultaron durante dos años su declaración patrimonial para terminar reforzando la primera que fue muy criticada por tanta y tanta donación.

Las críticas, por lo que ha logrado observarse y comprobarse no han sido infundadas, menos aún cuando a quienes se culpa de todos los males tienen grandes dosis de razón en todos y cada de sus cuestionamientos, de sus señalamientos, de sus afirmaciones. Si consideramos infundadas las críticas a nivel nacional ¿qué pasa en el esquema internacional en el que hasta vergüenzas se pasan? ¿Acaso es mentira que México está en un punto muy alto en cuanto a corrupción se refiere? ¿Han exagerado al señalar que las policías de todos los niveles y agrupaciones han sido infiltradas por la delincuencia organizada y hasta por pandilleros menores? De nuevo vuelven a ser los que están fuera del esquema gubernamental los malos, como si no hubiese el gobierno federal manipulado una y diez veces la información, como si no supiéramos de las farsas y de las escenografías, de los montajes en los que incluso ha participado el Ejército haciendo que desfilan en una fecha patriótica.

La violencia no se inició por parte del pueblo, fueron otros los que la empezaron y entre ellos hay autoridades municipales, estatales, federales que hicieron caso omiso en algunos casos y en otros participaron activamente. Y así ha sido hasta para llevar tras las rejas a quienes cometieron el delito de reclamar, de manifestarse públicamente. Así que, la intolerancia tampoco provino de quienes ahora quieren aparecer como los malos de todos estos episodios que no solo están en las tumbas sino en las mesas, dentro de las casas, en los hogares, en los hospitales, en la quiebra económica. No puede aceptarse ningún grado de culpabilidad cuando es a ese pueblo al que hoy intentan señalar como causante de muchos males ni lo ven, ni lo escuchan y mucho menos son capaces de enfrentarlo y admitir abiertamente que han fracasado.

CUMBRE BORRASCOSA

Argentina, Venezuela y Brasil enviaron representantes a los trabajos de esta Cumbre que se lleva a cabo en Boca del Río, Veracruz, punto de nuestra geografía convertido en un auténtico búnker, en un sitio en donde se impidió el paso de autos y camionetas así como de vehículos de carga con perecederos y ni que decir de las famosas vallas y de los uniformados de negro con cachuchas tapando media cara, otros con pasamontañas, todos con chalecos antibalas y portando armas largas. Visión ésta de un México que duele porque también tiene sus dosis escenográficas con las que intentas manejar los momentos de gran crisis como éste.

Nada que ver la de ahora con las anteriores en cuanto a contenido y manejo de problemas que viven los países del área; eso sí una mayor dosis de vanidades, de oropel, de imágenes falsas sobre una posición económica de la que se carece, de la que cada día nos encontramos más y más lejos. Se acepta que América Latina ha entrado en un proceso de desaceleración y se advierte que es necesario seguir con prudencia las políticas macroeconómicas, ese renglón en que se pensaba que Enrique Peña Nieto la había librado pero que tampoco es así y de ello, de nuevo, se culpa a quienes han sembrado la desconfianza manifestándose, protestando, cuando ésta ha surgido de las malas políticas económicas y sociales aplicadas durante las últimas décadas y con continuidad en los dos años de mandato del mexiquense.

Es prácticamente imposible que cada uno de los asistentes no tenga información suficiente sobre lo que acontecido en Guerrero, sobre las manifestaciones que han reunido a miles y miles en todo el país. Es totalmente cierto que al reclamo de soluciones, a la protesta social, se ha actuado con represión; han satanizado y utilizado como escudo a la pobreza; ofrecen planes y apoyos que no se cumplen y de los que hablan desde templetes y tribunas con un gran orgullo cuando no ofrecen un solo nombre, un punto geográfico en el que puedan ser comprobadas sus aseveraciones.

Ahora y en esta Cumbre, por las fecha incluso, podría pensarse en una baja en este tipo de reclamos sin embargo no será así. Las peregrinaciones por los festejos a la Virgen de la Concepción, a la Guadalupana, en donde se reúnen millones de fieles se verán ahora con frases que acompañaran al “ruega por nosotros” con llamados a la protección de los ¿43? ¿42?; de los ¿más de 20 mil? desaparecidos. La insensibilidad mostrada una y otra vez, primero tratando de minimizar y hasta olvidar el caso Ayotzinapa creando cortinas de humo mediáticas, después haciendo un cruel llamado a “superar el momento de dolor” de don Enrique Peña Nieto, ha traído aún más enojo e ira entre los ciudadanos. Pidió hacer un esfuerzo colectivo para ir hacia delante y ¿eso como se logra?, ¿acaso con los apoyos que dice tendrán para atraer turistas a Acapulco, con algunos pesos para las familias de los jóvenes desaparecidos? ¿Es esa la forma de gobernar que todos esperábamos?

Dijo allá en Acapulco: “no tengo duda, son más muchos más los guerrerenses que quieren paz, que quieren tranquilidad, y que quieren orden en su Estado”. Y en efecto eso pasa con los de Guerrero, pero también con los del resto del país y no es criminalizando a quienes demandan justicia como se alcanza esa tranquilidad y mucho menos el orden. Hoy todos esos padres a los que se refiere también se preguntan ¿en que momento la emprenderán contra cualquiera de mis hijos por equivocación, por que se atrevan a levantar la voz, porque den muestra de solidaridad, porque reclamen un futuro seguro?

Se llega, se abre la cartera y se pretende borrar todo lo sucedido. Antes, antes, hay mucha autoridad y leyes que aplicar y eso, eso no se ve cuando casi están por transcurrir 3 meses de la tragedia de los normalistas y estamos rumbo a la cuarta década de descenso en picada.
Duro habrá sido escuchar: “Peña no es Ayotzinapa. Como Ayotzinapa tenemos dignidad, como Ayotzinapa somos campesinos de origen indígena y no somos unos políticos hipócritas que han engañado durante mucho años al pueblo mexicano con sus partidos políticos y sus policías, todas ellas relacionadas con la delincuencia organizada”, expresó José Solano, padre de uno de los normalistas.

¿SERA MEJOR LA RETIRADA?

En el último momento, la semana anterior, Enrique Peña Nieto decidió no ir a Iguala. Es decir hay territorio prohibidos aún para quien se dice jefe de las fuerzas armadas de este país, para quien puede llegar con todo un Ejército acompañándolo, para quien también puede dar muestras de fortaleza y no de temores y para quien enfrenta a padres dolidos no a maleantes ni delincuentes. La retirada fue su opción y de nuevo peso esa imagen de ser un político de figurín que le criticaron los estrategas políticos extranjeros que han sido contratados incluso, para el manejo exitoso de su campaña.

El venezolano José Rendón, sostiene que “la gente necesita respuestas en ciertos momentos y si no la tienes, por lo menos tienes que estar, y todo comunica. Viajar comunica, omitir, comunica, guardar silencio, comunica. El gobierno ha dejado que se politice la criminalidad del narcotráfico ha permitido crecer en la opinión pública la idea de que lo ocurrido en Ayotzinapa fue un crimen de estado. Hay momentos de crisis de un presidente, que es jefe de Estado, que debe estar presente y Peña Nieto, lamentablemente no estuvo”.

Esto ha llevado a que un cuerpo legislativo de Estados Unidos, el de Pomona, en el condado de Los Ángeles, California, decidiera apoyar una resolución en apoyo a una investigación internacional independiente. En Carolina del Norte e incluso en Los Ángeles, le entregaron una carta al cónsul Carlos Sada en donde se habla de un “narco estado” y se hacen denuncias contra el gobierno. Hasta Chicago llegaron las exigencias de liberación de los detenidos el 20 de noviembre. En Argentina, Costa Rica y otros países de América Latina así como los grupos de residentes europeos, ingleses, belgas, alemanes, se unieron al llamado de cese de la violencia policiaca y la inseguridad en México.

Si a lo anterior le sumamos que según el plan presentado para la búsqueda de los 43 normalistas señalaba que participarían 10 mil elementos de los cuales 6 mil 800 eran militares, 900 marinos, mil 700 de la Policía Federal, 300 investigadores, 110 peritos, 50 agentes del Ministerio Público, respaldados por 5 helicópteros, cinco aeronaves no tripuladas, ocho lanchas, ambulancias 16 binomios caninos y 15 binomios equinos y que resultó que nada fue cierto que los 10 mil están dispersos por todo el Estado y no concentrado en las zonas que por etapas la propia autoridad había marcado, ya sabemos de dónde parte tanta y tanta desconfianza.

DESCONTROL A LA VISTA

Entre jaloneos están las iniciativas enviadas por Peña Nieto y que refieren el establecimiento de un Mando Único Policiaco. Son muchas las voces que se unen para señalar que esto es un franco ataque al federalismo y no traerá de ninguna manera aparejada la seguridad. Se entrega a los gobernadores el control total sobre la seguridad de los dos mil 400 municipios y que los alcaldes paguen por sus servicios de seguridad. El gobierno federal puede solicitar la disolución de los ayuntamientos donde existan sospechas de cooptación del crimen organizado, ya que con esta iniciativa establece los mecanismos.

Los alcaldes tendrán que entregar a los gobernadores presupuestos y recursos tanto materiales como financieros, que los municipios destinan a la seguridad pública, lo que incluye el equipamiento, armamento y vehículos. Después de esto sigue el cobro estatal del Impuesto Predial y adiós autonomía municipal, adiós célula base del sistema político mexicano, adiós a la cercanía con una autoridad a la que el pueblo puede ver con mucho más frecuencia que a otras, incluyendo a los distinguidos e ilustres diputados.

Según The Economist, muchas de las propuestas son contenciosas y no todas bien recibidas. “Algunas corporaciones –como las policías municipales de Tijuana y Ciudad Juárez- se han transformado para mejor en los últimos años y ahora superan a sus equivalentes estatales. En algunos Estados, los gobernadores y sus fuerzas policiales son tan corruptos como las autoridades municipales”. Criticaron también que el sistema legal es tan costoso y lento que la mayoría de las personas no se toman la molestia de acudir a él.

Destaca además la omisión en el discurso del Presidente sobre la ética de la clase política en medio del escándalo de la “casa blanca” y del conflicto de interés con el Grupo Higa
del que se le acusa a Peña Nieto “revelaciones que han dañado su credibilidad. “Pero el tiempo no está del lado del señor Peña. Su popularidad se ha desplomado. Las manifestaciones que antes se centraban en la desaparición de los estudiantes se han convertido en un clamor –aunque inútil- por su renuncia”.

DE LOS PASILLOS

Según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, México es el país más corrupto obteniendo una puntuación de 35 sobre 100 y se ubicó en la posición 103 de 175 países junto con Bolivia, Moldavia y Niger. El 100 corresponde a los niveles bajos de corrupción. Según la OCDE existe una amplia brecha entre México y las principales economías con que comercia y compite. En América Latina, más de 30 posiciones separan a México de Brasil, su principal promotor económico en la región, además se encuentra 82 lugares por debajo de Chile, 18 de Perú y 9 de Colombia. ¿Y con esos antecedentes existen inversionistas que quieran apostar sus capitales en este país? Yo creo que solo aquellos que hay necesidad de dejar brillantes.

Habrá que ver cual es la explicación para una danza de mil 191 millones de pesos con los que se ha beneficiado una constructora propiedad de Hipólito Gerard Rivero, cuñado del ex presidente Carlos Salinas de Gortari. El nombre de la empresa es Constructora y Edificadora GIA+A S.A. DE C.V. y las mayoría de las obras le fueron asignadas en Campeche, Nayarit y el estado de México…The New Yorker va más allá y publica un artículo de Francisco Goldman quien, sin rodeos, advierte que el gobierno de Peña Nieto, con ayuda de voces aliadas está construyendo un discurso para justificar la represión de manifestaciones públicas y señala que el ejemplo más claro de corrupción en México, es el propio Presidente de la República”… Desde el 19 del mes próximo pasado desaparecieron seis personas: Guadalupe Ortíz, dos de sus hijas, su nuera y tres nietos. Iban del municipio de Allende al de Morelos en Coahuila y hasta el momento sigue sin saberse de su paradero.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: