Las marchas no dejan nada; hay que entrarle y quitar a las autoridades

Publicado el Diciembre 8, 2014, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

padresnor
* Familiares de las víctimas critican que la sociedad esté dormida

Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos advirtieron que las marchas y plantones ya no son suficientes para exigir al gobierno federal la presentación con vida de sus hijos, y propusieron pasar a otra fase de lucha.

Uno de ellos, padre de Carlos Iván N, dijo que ya se requiere que entremos en otras cosas más fuertes, porque las marchas ya no dejan nada, más que armarse e ir sobre ellos, el que sea, y quitar a las autoridades que están.

Sergio Ocampo y Rubicela Morelos, La Jornada, Lunes 8 Dic. 2014, Tixtla, Gro.

Así reaccionó el hombre originario del municipio de Ayutla de los Libres al enterarse de que entre los restos presuntamente localizados en el basurero y en las márgenes del río San Juan, en Cocula, están los de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas.

Si la gente nos ayuda, hay que entrarle y quitar a todo este mal gobierno, pero hay que entrarle con una revolución; ya hay que armarse, porque ya no hay de otra. Marchas, marchas y marchas, pues ya no dejan nada, recalcó ayer en entrevista en la cancha de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Insistió en que no se puede vivir con la colusión que existe entre las autoridades y la delincuencia organizada, y por ello convocó a armarse para quitarlos y poner a gente honesta, que vea por el pueblo y que trabaje bien, porque el mismo gobierno solapa a todos los delincuentes y asesinos, y eso los va tirar la gente.

Para el papá de Carlos Iván N, la culpa de todo lo que sucedió a los 43 estudiantes en Iguala, el 26 y 27 de septiembre pasados, es del gobierno, porque fueron policías los que los detuvieron y luego los desaparecieron.

Los agarraron, y supuestamente un gobierno es para que los hubiera llevado a encerrar, y pues uno se confía. Nos confiamos, dijimos, pues eran los policías, y creímos que ahí iban a estar los chavos, pero no estuvieron, reprochó.

¿Cómo es posible que no van a saber dónde están? ¿A quién se los dieron? ¿Dónde los dejaron? Por tanto, ellos son los responsables de todo lo que está pasando, tanto los gobiernos federal como estatal y municipal; todos tienen la culpa, ellos permiten lo que pasa, agregó.

Dolorosa espera

Manifestó que luego de la noticia de la identificación de los restos de Alexander Mora tras los análisis realizados por un laboratorio de Austria, la espera para los padres de los 42 normalistas será más dolorosa. No se espera otra cosa, más que den resultados de otro (estudiante); no se puede esperar otra cosa de esos güeyes que los mataron; estoy encabronado con este pinche gobierno.

Reclamó que algunos sectores de la sociedad todavía estén dormidos o agachados con lo que pasa. No sienten porque no les pasa nada, están agachados y no dicen nada a pesar de tantos muertos que encontraron en Iguala.

Al ser interrogado sobre las acciones del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto en el caso de los 43 normalistas, Mario César González, padre del estudiante César Manuel, originarios de Tlaxcala, señaló: No se vale que nos estén entregando a los hijos así (empezó a llorar y ya no habló más).

La madre del estudiante Marco Antonio Gómez Molina, oriundo de Tixtla, aseguró que desconfía de todas las versiones emitidas por el gobierno a través de los medios de comunicación, y dijo que tiene la esperanza de que su hijo esté vivo. Su esposo advirtió que luego del caso de Alexander se intensificarán las protestas. Mientras no aparezcan, no habrá paz, sentenció.

Por la tarde, cientos de ciudadanos marcharon desde el barrio El Fortín hasta el centro de Tixtla, en repudio por la muerte de Alexander. La movilización fue convocada por la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria, de la casa de justicia La Patria es Primero.

En Acapulco, el arzobispo de esa ciudad, Carlos Garfías, expresó que es doloroso y nadie esperaba que eso sucediera, en alusión a la identificación de los restos de uno de los 43 normalistas. Manifestó que se requiere certeza en relación con el resto de los 42 estudiantes ausentes, así como la información de quién está llevando a cabo la investigación.

(Con información de Héctor Briseño)

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: