Estado de los ESTADOS: Coctel de simulaciones

Publicado el noviembre 13, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

Lilia Arellano1

Noviembre 12,2014.- La forma más fácil de definir el momento por el que atraviesa el gobierno federal se asemeja a quien se encuentra en el centro de un pantano y, entre más se mueve, más se hunde.

Cada paso, cada declaración va sembrando certezas sobre lo que se inició como suposiciones y por lo tanto crece el descontento, se hace patente el rechazo, van cerrándose los caminos que podrían llevar a salir de esta etapa que, sin duda, no conoce registro en la historia del país, ni siquiera en sus momentos de mayor desestabilidad ya que no se ven grupos en disputa por el poder, los partidos políticos han sufrido tal desgaste que no significan alternativa alguna para los ciudadanos.

De ese tamaño es la gravedad del caso y la trampa en la que millones de mexicanos se enfrentan al tener que asumir que su realidad habla de una autoridad que, acostumbrada a la compra de votos, también busca resarcir la falta de justicia, la incapacidad, con dinero. Como una bofetada más recibieron los padres de los 43 normalistas la propuesta de indemnizarlos económicamente, misma que hizo en principio el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, sobre el que han tendido una de esas acostumbradas cortinas de impunidad, y que ahora ha sido ratificada por la Secretaría de Gobernación.

Ya no solo se trata de engaños sino de humillaciones. Según los padres de estos jóvenes, a quienes les mataron a sus hijos y les fueron entregados los cadáveres, tal vez acepten algún trato de esta naturaleza pero quienes no saben aún cual ha sido el destino de los suyos lanzan rotundas negativas acompañadas de exigencias en las que se advierte que los actos vandálicos también provienen del hartazgo del pueblo. Con conferencias de prensa fallidas como la ofrecida por el procurador Murillo y determinaciones de carácter económico es con lo que presenta la autoridad su estrategia que no parece detener el monstruo que esta despertando,

La insensibilidad demostrada una y otra vez es de la misma dimensión que sus ambiciones y, en ellas, encontramos tanto las de poder como las económicas. No es posible que no se percataran de la situación en las que sobreviven en sus poblados los jóvenes que acuden a las normales rurales. En el caso de la de Ayotzinapa han intentado convertirla en un sepulcro colectivo. El lugar que ocupaban los 43 normalistas permanece intacto, nadie toca nada. Apenas habían salido, hace 6 meses de sus hogares con la ilusión de completar una preparación que les permitiera mejorar por lo menos un poco su nivel de vida, que no salir de esa pobreza que resulta más insultante cuando se habla de las riquezas que alberga un país como el nuestro.

Las ocurrencias gubernamentales iniciaron cuando se intento enlodar a estos jóvenes, convertirlos ante la opinión pública en guerrilleros, en agitadores. Cada uno de los padres, de las madres, de los familiares, de los maestros, de los amigos, se encargaron de desmentir tales afirmaciones que pretendían enterrar desde el principio este caso. Convertir a las víctimas en los malos, en los criminales, en los agitadores, en parte de la delincuencia organizada ha sido una constante para quienes afirman que están para imponer ley y justicia. Testimonios como el de doña Berta Nava, madre de Julio César Ramírez sirven para apuntalar la forma infame con la que pretenden acallar a los padres. Apenas le habían entregado el cuerpo de su hijo y los del “alto gobierno” de Guerrero ya le estaban ofreciendo dinero. “Yo no tengo precio ni mi hijo tiene precio y voy a seguir apoyando a los compañeros, no voy a darles la espalda porque mi Julio, la última vez que lo escuché me dijo que iba a Iguala, con sus compañeros porque estaban atacando a los normalistas”.

Todas esas acciones han provocado diversas reacciones. De entre ellas está la de Javier Sicilia quien considera que la desaparición de los 43 jóvenes es “un crimen de estado”, advierte que es la punta del iceberg, debajo hay un bloque de hielo de cadáveres desaparecidos, extorsionados y de corrupción, lo cual revela el estado de indefensión y dolor que hay en todo el país. Es un crimen de Estado y negarlo es estar del lado de los criminales. Este asunto no está para seguir con evasivas y declaraciones que tienden a poner la situación en un extremo peligroso, sobre todo cuando empiezan a interesarse y solidarizarse grupos como las FARC.

LA ALEGRIA DEL DINERO

Por si fuera menor el escándalo mundial suscitado por las permanentes violaciones a los derechos humanos, la negligencia de la autoridad para atender las recomendaciones emitidas por la ONU, la inseguridad reinante y la ya famosa falta de legalidad en los actos de gobierno en México, ahora resulta que la mansión de los Peña-Rivera es parte de este escenario que mantiene al país con un tache, prevalece la desconfianza y se duda que inversionistas serios estén tomando en cuenta arriesgar sus capitales en este suelo salvo que conformen un estado dentro de este mismo Estado para salvaguardar sus intereses. Si a ello le agregamos la dosis de desestabilización social que existe y que amenaza con acrecentarse, se pasará a una crisis económica en la que solo quienes poseen fortunas considerable podrán mantenerse.

A las interrogantes sobre las forma en la que doña Angélica pudo haber obtenido el dinero para dar el enganche de semejante mansión se agrega la de la obtención de un crédito que, como señalaron desde la Presidencia, fue obtenido y, hasta no ser liquidado no se pondría la propiedad a su nombre. Pero ¿con que garantías inmobiliarias pudo la señora de Peña obtener un préstamo multimillonario? ¿basta con ser la esposa del Presidente para que puedan otorgarse estas autorizaciones? ¿Si la señora Obama hiciera unas transacción de esta naturaleza, que opinarían los estadounidenses? ¿Si la garantía crediticia son las posiciones o las relaciones o lo marital, lo uso Banamex para darle tanto dinero de Yáñez, el de Oceanografía?

Ahora que, si nos atenemos a esas indemnizaciones que acostumbra el gobierno hacer para quienes han perdido a un miembro de la familia, ya se ve que tales propuestas y sus aceptaciones no conocen de estratos sociales, que se presentan ante quien sea y que sí hay quienes ponen precio por las cabezas y también por los cuerpos. En el rancho Cantalagua, propiedad de la familia Del Mazo, festejó Peña Nieto su cumpleaños. Asistieron los del gabinete y los de su equipo cercano, todos ellos amigos y compadres. Al término de la fiesta comenzó la retirada y José Armando Hinojosa García abordó su helicóptero para dirigirse al DF. Ofreció a varios un “aventón”, afortunadamente se lo rechazaron. El aparato se desplomó así que 24 horas más tarde el jolgorio se convirtió en velorio.

Para el tamaulipeco Juan Armando Hinojosa Cantú se abrieron las puertas de los grandes negocios. Le fueron ofrecidos muchos para compensar dolor y pérdida. Se reconoció en esta personas todo el apoyo, la disposición para entregar lo mismo recursos que transporte. Poseedor de los grandes secretos que acompañan los negocios de amigos y familiares de Peña Nieto así como del grupo Atlacomulco, don Juan ha logrado incrementar considerablemente su fortuna y mantener intocable la confianza presidencial.

La vocería de la presidencia, al intentar justificar semejante propiedad que no es aceptable para ningún funcionario publico así sea el mismísimo presidente si no cuenta con antecedentes de gran riqueza familiar o de comercios, industrias, negocios que le hubiesen generado utilidades para esas adquisiciones señaló que la propietaria actual del inmueble era Ingeniería Inmobiliaria del Centro -¿ellos hicieron la decoración y las adaptaciones? ¿tramitaron el crédito bancario?- nada más y nada menos que propiedad del señor Juan Armando Hinojosa Cantú. En todo este asunto y en donde el oro y el dinero brillan y están disponibles no puede faltar el elemento que vende las estrategias para controlar las crisis: la televisión. Así que hizo su aparición Televisa para señalar que hubo una sesión de derechos de la empresa hacia la actriz y le fue entregada la casa que colindaba –porque ahora ya son una sola- con el otro predio.

Que recordemos o sepamos nunca se ha pedido el contar con una “primera dama”, bonita, bien formada, actriz, que resulte atractiva para las portadas de las revistas del corazón, así que lo que la señora Rivera de Peña hace con tales promociones es alimentar el rencor social, el de un pueblo carente de los mínimos, atravesando por crisis en las cuales tiene que tomar decisiones entre comer o pagar la luz. Ella, mientras tanto, no se limita en pagar los honorarios de Alfonso Waithsman, su maquillista, a quien presume porque es quien también disfraza a Thalía o a Galilea Montijo. ¿Es este el gobierno que nos merecemos?

LOS CUENTOS CHINOS

Contra viento y marea emprendió Enrique Peña Nieto su viaje al extranjero. Habló de la irresponsabilidad de no aprovechar esos foros para la promoción del país y nos preguntamos ¿cual? ¿acaso la que ofrece seguridad, estabilidad, honestidad, transparencia? Parece que esa no. Sería ¿para hablar del éxito económico de las decenas de Tratados de Libre Comercio firmados y que no han arrojado ningún beneficio para México y tampoco resultaron tan atractivos como los publicitaron al momento de las rúbricas? Parece que tampoco.

En China deben encontrarse con que se los está llevando su china…suerte. La cancelación del tren rápido, de ese ente inútil frente a los graves problemas existentes, cayó tan mal a los de ese país que fue su máximo dirigente quien expresó públicamente que deseaba que se tratara mejor a sus empresas. Obama salió al quite hablando maravillas de los asiáticos pero Peña cayó en un despeñadero. Y eso que todavía falta conocer el monto total de la indemnización que tiene que pagarse por la cancelación de este proyecto. Este asunto apenas comienza.

El temor radica en lo que estarán dispuestos a ofrecer a cambio de evitar otro escándalo mayúsculo porque tal pago incluirá desde el momento en el que comenzaron a trabajar en planos, en topógrafos, en estimaciones de todos los renglones y, seguramente se incluirán los daños provocados a la empresa china a la que le fue asignada la obra. Aunque no hay que descartar que las otras dos compañías hagan lo mismo, hasta ahora no se ha visto que don Carlos Salinas de Gortari sacrifique ningún ingreso y menos por este tipo de acciones en las cuales las arcas gubernamentales adquieren compromisos.

Resalta en este asunto la declaración del titular de la SCT, en la cual advierte que el presidente tomó una decisión que en estos momentos no es favorable para el país. Visto así, Peña Nieto no necesita enemigos, con sus amigos y paisanos tiene suficiente. Aún y si la situación fuera diferente y estuviéramos en jauja, es imperdonable que todo esto suceda, como lo hemos visto con el dinero derrochado para la adquisición de un terreno en el que finalmente se decide no construir la refinería prometida ante Notario Público. Como tampoco pueden aceptarse todas esas propiedades y fortunas que acompaña a quienes han gobernado y que están presentes en todos los niveles, el municipal, el estatal, el federal, las que se consiguen con una simple jefatura y todas ellas, sin excepción, ligadas a la corrupción, al chantaje, a la extorsión. ¿Eso no es delincuencia organizada?

DE LOS PASILLOS

De nueva cuenta el padre Alejandro Solalinde puso el dedo en la llaga. “A José Luis Abarca lo encontraron en Veracruz y lo fueron a sembrar a territorio opositor en el Distrito Federal, en Iztapalapa, donde hay tantos electores. Ahí se subrayó la complicidad del PRD que había sido buena comparsa del PRI igual que Acción Nacional. El gobierno ha estado administrando esta información para aprovechar tiempos políticos, No es cierto que le interese la tragedia, lo que le interesa es sacar provecho electoral. Se trata de un control de daños políticos, un control de daños partidistas. Han estado manipulando toda la información para beneficio del PRI gobierno”. Agrega que no hay resultados ni en seguridad ni en lo económico, es un gobierno simulador al que le han dado su lugar como si fuera un gobierno responsable.

El General Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos advierte que el desarrollo y el progreso de la Nación están en juego; es así que este presente que vivimos nos da la oportunidad invaluable para sumar y tomar decisiones acertadas para ponderar desafíos y consolidar el rumbo. Sabias palabras, sin duda, solo que si pudiese el General comenzar por poner orden en sus cuarteles y evitar los abusos de sus subordinados, atacar no proteger a quienes hacen mal, lo sangriento en algún momento formaría parte del pasado.

La peor etapa del Partido de la Revolución Democrática es la que viven en estos días. Sin embargo tal situación comenzó su armado con la llegada de “los chuchos” a la dirigencia, con todo ese costal de ambiciones económicas y rencores sociales que arrastraban. Los resultados están a la vista y el daño provocado por ellos, ya sea un Carlos Navarrete o Jesús Zambrano o Jesús Ortega, ha sido mil veces superior al protagonizado por Rosario Robles con todo y “cochinito”. Dejaron de ser una alternativa y, por supuesto de representar a la izquierda.

Por cierto, ¿todo ese duelo y dolor del que han hablado los del gabinete y el propio EPN, que han sentido por los hechos en Iguala, no les alcanzó para izar la bandera a media hasta durante tres días?

AL CIERRE

Al cierre de estas líneas aún no concluía la reunión sostenida por el procurador Jesús Murillo Karam, el titular de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong con los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Sin embargo, Murillo se adelantó y por muchas horas a declarar que el resultado obtenido por los peritos argentinos era similar al informe presentado por la PGR. Y, en efecto, señalan que los 24 restos hallados en las fosas clandestinas de Iguala, no corresponden a estos jóvenes Las declaraciones oficiales del Equipo Argentino de Antropología Forense señalan que “en síntesis, hasta el momento, no han habido identificaciones entre los restos recuperados en las tres localidades –Pueblo Viejo, La Parota, en Iguala y el basurero de Cocula- y los 43 normalistas. O sea que la afirmación hecha por el hidalguense de que las cenizas correspondían a los normalistas no tiene sustento, por lo que la exigencia de que los regresen vivos está más que vigente.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: