Bien Merecido – Novela corta de @JoseCruz777

Publicado el noviembre 8, 2014, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

cornudo Autor: José Cruz Pérez Rucobo

Bien Merecido

Hace ya 38 años, en el seno de una numerosa familia rural de la región centro-sur de Chihuahua, nace Annie, preciosa niña de diminutas proporciones, sin llegar al enanismo. Su blanca tez la distinguen de sus hermanas y hermanos, al crecer también la distinguen de ellos, su extrema inutilidad en las labores agrícolas.

Hay que hacer la aclaración que en las zonas rurales, los niños(as) aún pequeños se integran en la lucha por la sobrevivencia. Annie con su manifiesta corta estatura es relevada de esas tareas, entrando pequeña a la escuela primaria, destacando como una excelente estudiante merced a su dedicación, de tal manera que sin cumplir once años ingresa a la secundaria con idénticos resultados -altas notas-.

Con los sacrificios conjuntos de sus padres y su hermana mayor Karen, -la que hubo de irse a trabajar a la frontera a los 16 años- ingresa y egresa al cabo de 3 años del CBTIS local. Karen la mayor de sus hermanas antes mencionada, y con Annie en la frontera, mueve cielo mar y tierra hasta conseguir que Annie obtenga un puesto como cajera de una exitosa cadena comercial de la frontera.

El empeño y honradez de la joven hacen que progrese en la empresa y paulatinamente escala posiciones, hasta llegar a la sub gerencia del área de cajas, puesto que actualmente -20 años después- ocupa. Retrocedamos 15 años en esta historia, Annie es una bella jovencita de 23 años y pese a su dedicación en el trabajo, se da tiempo para visitar tan frecuentemente como puede a sus padres, destinando hasta un 50% -en ocasiones más que eso- de su sueldo en ellos.

En el plano sentimental, es cortejada por compañeros de trabajo, clientes y proveedores de la tienda. Teniendo algunas relaciones de noviazgo intrascendentes, hasta que conoció a Ángel, el que se desempeñaba como proveedor de la empresa, Ángel laboraba para una compañía de alimentos con sede en Los Ángeles Cal. se tratan primeramente por teléfono y aunque Ángel es mayor que ella 13 años, la sedujo la posibilidad de un ascenso social, el título de Ingeniero, estatus migratorio -residente legal en los EUA- y su buen puesto de trabajo., hicieron que lo aceptara e inmediatamente hicieron planes de boda, Karen la hermana que es una mujer muy intuitiva como toda buena picis, no tuvo un buen presentimiento con esa decisión.

Poco importó la diferencia de edad y la manifiesta fealdad física del pretendiente, además de su piel muy morena.
No hubo tal matrimonio por -empiezan las cosas raras en él- tener Ángel el acta de nacimiento extraviada, por lo que deciden hacer vida en común, sin documento de por medio alguno. La conjunción de los sueldos hace vislumbrar un futuro promisorio y con ese respaldo sacan todo tipo de muebles a crédito, disfrutando por unos meses de tranquilidad, bonanza económica y relativa felicidad.

Annie resulta embarazada, pero a los cuatro meses de tan feliz espera, sucede un gran inconveniente, Ángel pierde su empleo, pasan semanas, meses, nace el pequeño Martín y Ángel… no consigue trabajo, quizá debido a que no lo buscaba. En la frontera si algo sobra es el trabajo, pero el señor no los consideraba a su altura, además los papeles de sus “supuestos” estudios de ingeniería tampoco aparecen por ningún lado, ni los documentos migratorios.
La pobreza va llegando como la humedad, poco a poco. Las empresas muebleras les recogen uno a uno los artículos ante la falta de pago, Annie suspende la generosa ayuda que proporcionaba a sus padres, pese a contar con un buen sueldo no alcanza a cubrir los gastos de la casa ella sola, del hijo y de… Ángel.

Nunca pensó que la flojera llevada a extremos inmorales, bien puede tener un trasfondo psicológico de graves resultados. Y ahí tienen a Annie con un trágico vuelco del destino, manteniendo por años -13- al adefesio que tiene por pareja, él que no aporta un cinco al hogar, pero si la cela absurdamente. aquella niña brillante se encuentra presa, quizá de si misma, en una red perversamente tejida por la adversidad y sin tener el coraje suficiente para salir de su situación enfermiza.
La vida en su constante devenir, prepara otra jugada a la desigual pareja. Hay una noticia que sacude en sus cimientos a la familia de Annie, hace casi 3 años les comunica que está nuevamente embarazada, nadie lo entiende, consideran absurdo que resulte preñada de nuevo por ese ser inútil.

Aquí, la verdadera historia de ese embarazo.- hace tres años Annie conoce a Lorenzo, nace una bonita amistad al contarle ella la desgracia que es su vida, lo que provoca que Lorenzo quien es propietario de un local en renta del mismo centro comercial, cambie sus sentimientos de amistad en amor. Se lo hace saber y le ofrece su ayuda para deshacerse legalmente de ese hombre que la mantiene en un virtual estado de esclavitud. Le dice que los dos pueden iniciar una nueva vida, que él será un padre para Martín de nueve años.

La inactividad laboral de Ángel y la sordidez de su relación, hacen el resto, Annie se entrega sin reservas a Lorenzo y se muestra indispuesta para Ángel. Resulta embarazada y Lorenzo cobardemente huye. Al nacer la niña -Alondra- Annie decide confesarle a Ángel su no paternidad de la criatura. La noticia también causa una hecatombe en la familia, aunque albergan la posibilidad de que ese hecho desemboque en la natural ruptura de la insana pareja, están también preocupados porque él en un arranque de ira pueda atentar contra la indefensa niña.

¿Pasó una tragedia? No, Ángel se ha hecho cargo de la paternidad de Alondra a sabiendas de que él no la engendró, resultó flojo hasta para embarazar a su pareja y necesita ayuda.

Luce ahora un par de agudas astas que le adornan la testa, lo tiene… ¡bien merecido!

Autor: José Cruz Pérez Rucobo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: