Todo México es una fosa común

Publicado el octubre 23, 2014, Bajo Política, Autor Molotov.

En México no hay muerto que borre la memoria del otro, pero son tantos ya, que pareciera imprescindible para la supervivencia tener una memoria a corto plazo. Sin embargo, no se puede ser tan inhumano como para guardar el luto de una nación en el cajón del archivo en desuso.

Se creería que la abundancia con la que la naturaleza dotó a las tierras mexicanas son el tesoro maldito de los aztecas. La avaricia, la maldad, la corrupción y las pestes se ensañan con todos. Unos mueren de hambre, otros por gula, otros tantos, como víctimas de algún ataque a civiles por parte de algún escuadrón que seguía órdenes de un mando superior. Otros, porque se atravesaron en una “balacera”, y unos más por pertenecer a grupos delictivos.

Pero están los muertos porque a alguien le pareció buena idea acabar con su vida. Estos últimos son civiles que, sin deberla ni temerla, simplemente ahora no están con sus familias.

Existen tantos reportes de personas desaparecidas en tan diversas circunstancias que es imposible seguir una sola línea de investigación.

Así, es fácil encontrar encabezados en cualquier periódico en donde se habla de una niña desaparecida en Veracruz y otra en Chiapas, o el caso de los estudiantes de Ayotzinapa que, al día de hoy, no se sabe su paradero, o de algún “levantón” en cualquier calle de la Ciudad de México a plena luz del día; o de un periodista secuestrado en Sinaloa, o de mujeres que salían del trabajo y no regresaron a su casa en el Estado de México o en Ciudad Juárez.

vía Todo México es una fosa común | Periodistas en Español.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: