Larrea, el archimillonario acusado de varias tragedias humanas y ambientales, ahora quiere canal de TV propio

Publicado el septiembre 10, 2014, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

Ciudad de México, 10 de septiembre (SinEmbargo).- Germán Larrea Mota Velasco, el segundo hombre más rico de México y accionista mayoritario de Grupo México, concursará por una de las dos nuevas cadenas de televisión abierta que licitará el gobierno federal, según información sobre el proceso. Larrea Mota Velasco se encuentra en este momento en medio de la polémica toda vez que autoridades federales, locales y ciudadanos han anunciado una serie de demandas y denuncias en contra de Grupo México tras el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en los ríos Bacanuchi y Sonora, el pasado 6 de agosto, que afectó a siete municipios y al menos 24 mil personas.

Entre otros casos, también se le señala como responsable de la muerte de 65 mineros por falta de medidas de seguridad en la mina de Pasta de Conchos, el 19 de febrero de 2006, y la muerte de cinco trabajadores en la mina de Charcas, ubicada en San Luis Potosí y de la muerte de dos mineros de la empresa minera Alva Ram de Agujita SA de CV, la cual trabajaba una concesión de Grupo México (GMéxico).

Larrea, cuya fortuna personal está calculada en 14 mil 700 millones de dólares, participaría por la licitación de una nueva cadena a través de la compañía Empresarios Industriales de México SA, de acuerdo con la revista especializada Forbes México. Larrea es propietario las subsidiarias de la división de transportes de Grupo México que son Ferromex, Ferrosur, Intermodal México y de la línea ferrocarrilera norteamericana Texas Pacific (TP).

A la lista de sus propiedades se añaden las empresas mineras Southern Copper Company en Perú y Asarco en Estados Unidos. En otros giros, también es propietario de Cinemex y del 30 por ciento de las acciones de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP). El presidente y director general de la productora de cobre Grupo México también forma parte del Consejo de Administración de Grupo Televisa, empresa declarada preponderante por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), por lo que está sujeta a medidas asimétricas por parte de este órgano regulador. VER TAMBIÉN: Dueño de aeropuertos, cines y minas, Larrea es un fantasma… con 13 mil millones de dólares en la bolsa.

El pasado 5 de septiembre, el presidente del IFT, Gabriel Contreras, expresó a los medios de comunicación que existían más de cinco interesados en participar en la licitación de las cadenas de televisión. De acuerdo a la lista, a la que tuvo acceso la publicación especializada los jugadores son al menos siete y el nombre de los ganadores de las dos nuevas cadenas se darán a conocer a más tardar en marzo de 2015. Los otros seis jugadores que competirían con Larrea, según la publicación son: Mario Vázquez Raña, dueño de Organización Editorial Mexicana (OEM), que edita los periódicos El Sol, Esto y La Prensa.

Entró a la licitación por medio de Grupo Tepeyac. Manuel Arroyo, presidente de Grupo Lauman, empresa proveedora de equipos y servicios de transmisión para diversos canales. También es propietario del periódico El Financiero. Ariel Picker, dueño de Seguritech, proveedora de equipos de videovigilancia. Olegario Vázquez Aldir, hijo de Olegario Vázquez Raña, director general de Grupo Ángeles, en el que engloba sus negocios en los sectores hotelero, salud, financiero, editorial y ahora de entretenimiento con la adquisición del equipo de futbol profesional Gallos Blancos de Querétaro. También es propietario del periódico Excélsior y Cadena Tres.

Francisco Aguirre, presidente del Consejo de Administración de Grupo Radio Centro y presidente y director general de Grupo Radio México. Los hermanos Luis y Anuar Maccise, propietarios de Grupo MAC, que tiene los periódicos Capital de México, Rumbo de México y Estadio.

EL FRACKING Y LARREA

En la lista, el nombre que sorprende es el de Germán Larrea, quien no acostumbra lugares públicos, no acude a eventos sociales y sólo muy pocos lo han visto y casi nadie, retratado. Como un mito o un fantasma. El 29 de agosto, la empresa anunció ante analistas de Accival, el brazo bursátil de Banamex, que tiene una alianza estratégica y pronto empezará también a explotar el gas shale que se obtiene mediante el fracking o fractura hidráulica.

“La compañía cuenta actualmente con una alianza estratégica para el gas pizarra o shale. Para las inversiones actuales, se requeriría un financiamiento de 60 por ciento capital y 40 por ciento deuda”, señaló el reporte de los analistas en el que reseñó una plática con Daniel Muñiz, director de Finanzas y Administración del grupo empresarial. Con la muerte de su padre en 1999, a Germán Larrea se le cedieron las responsabilidades empresariales de la familia, convirtiéndose en el accionista más grande de Grupo México, que buscó expandir convertirlo en una de las empresas más grandes de México. Grupo México con Germán Larrea al mando, se convirtió en la empresa productora de cobre más grande del país y la tercera del mundo.

También se volvió presidente del Consejo de la American Mining Corporation, del Consejo de la Southern Copper Corporation, de Asarco y del Consejo del Grupo Ferroviario Mexicano, S.A. de C.V. (Ferromex), compañía que opera la mayor flota de trenes del país. Southern Copper Corporation es uno de los mayores productores mundiales integrados de cobre y tiene las mayores reservas de cobre de la industria.

Es una compañía listada en las Bolsas de Valores de Nueva York y Perú, cuya propiedad en un 82.6 por ciento le pertenece a Grupo México, mientras que el 17.4 por ciento restante lo mantiene la comunidad internacional de inversionistas. A principios del mes de agosto las acciones del Grupo México, a través de Southern Copper Corporation, experimentaron la mayor alza en los últimos dos meses después de que el Ministerio de Energía y Minas de Perú (Minem) aprobara el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto “Tía María”, que demandó una inversión de mil 300 millones de dólares en Arequipa, Perú.

Fue gracias a esto que los papeles de la empresa controlada por el billonario Germán Larrea subieron 3.1 por ciento hasta los 49.24 pesos mexicanos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el mayor salto desde el 23 de mayo. Sin embargo, con Asarco no ha tenido tanta suerte pues a pesar de dejarle ganancias, también ha sido sancionada por el gobierno norteamericano y organizaciones ambientales con multas de millones de dólares por daños ecológicos, además de que posee un historial brutal de muertes que se ha hecho evidente con los años. El mes de abril el Departamento de Calidad Ambiental de Arizona (ADEQ) informó que Asarco acordó pagar una multa de 40 mil dólares para resolver las acusaciones que recibió el año pasado por haber descargado ilegalmente más de un millón de litros de agua mezclada con residuos de tratamiento de su mina de cobre en el Río Gila causados por rupturas de las tuberías.

Antes de que surgiera el codicioso interés por el gas shale, a través de la División de Transporte de GM, Germán Larrea tuvo la visionaria decisión de comprar la concesión de la línea ferrocarrilera Texas Pacific (TP) que va desde Presidio, en la frontera de México, hasta la ciudad de San Ángelo. Gracias a la compra de Larrea, ahora esta es la zona más productiva de gas shale y petróleo de Estados Unidos. Grupo México ha invertido en Texas Pacific cerca de 30 millones de dólares, sin incluir las inversiones que el estado de Texas y el gobierno de Barack Obama hicieron a este proyecto.

En los últimos tres años los ingresos han crecido a doble dígito anualmente. Germán Larrea es un hombre de negocios tanto por nacimiento como de familia, pero por el bajo perfil que ha llevado, poco se sabe de los movimientos que realizado más allá de su empresa minera. Antes de ser el “Rey del Cobre”, en 1978, fundó Grupo Impresa, que era una editorial de la que también fue presidente y director general hasta el momento de su venta. También forma parte Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN) y de Grupo Televisa. Además es dueño de México Compañía Constructora SA de CV y de Fondo Inmobiliario, empresa de bienes raíces desde 1992.

Es miembro Fundador del Grupo Ciudad de México. Tiene un lugar dentro del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y del Consejo de Grupo Bursátil Mexicano. También pertenece al Consejo Administrativo de Grupo Financiero Banamex (propiedad de Grupo Financiero Citigroup) y a Grupo Comercial América. Asimismo, Germán Larrea es inversionista del Grupo Transportación Marítima Mexicana (TMM) y en Scotiabank Inverlat.

El único negocio que heredó de su madre, Sara Mota-Velasco, fue la compañía de bienes raíces llamada Desarrollo Punta Bruja. Hace seis años Germán Larrea inició una incursión en la tenencia de acciones de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) con 5 por ciento. Fue a partir de 2008 hasta el año 2011 que consiguió una participación de 22.1 por ciento de las acciones del GAP. Actualmente, la participación de Grupo México en GAP es de es de 29.58 por ciento.

Sin embargo Germán Larrea está en negociaciones legales para hacerse de más del 30 por ciento. Para conseguirlo, la firma debe realizar una oferta pública para recolectar las acciones que están pulverizadas en el mercado. Todo iba bien en los planes de Grupo México hasta que la controladora de GAP inició un proceso jurídico para evitar ceder el control, como resultado, Grupo México está temporalmente impedido para seguir comprando acciones.

En ese mismo año compró a The Carlyle Group los 44 complejos de cines Cinemex por 3 mil 500 millons de pesos, que es la segunda cadena más grande del país. También es dueño de MM Cinemas y Cinemas Lumiere, ésta última fue adquirida por 315 millones de dólares. A finales del año pasado se le dio la autorización de poder comprar la cadena estadounidense Cinemark.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: