Reforma fiscal debilitará finanzas mexicanas: Bank of America

Publicado el noviembre 7, 2013, Bajo Noticias, Autor RNRTV.

Bank of America
La reforma fiscal aprobada por el Congreso, con base en una propuesta del presidente Enrique Peña Nieto, va a generar un déficit fiscal grande y contribuirá a debilitar las finanzas públicas, afirmó este miércoles Bank of America Merrill Lynch. La reforma fiscal terminó incrementando la deuda más de lo que logrará recaudar en 2014, sostuvo. El conjunto de cambios fiscales va a incrementar la recaudación en alrededor de 184 mil millones de pesos, poco más de un punto del producto interno bruto (PIB) en 2014, comentó Carlos Capistrán, economista en jefe para México de la firma financiera. La mayor parte de la nueva recaudación derivada de la reforma fiscal será por medio de un impuesto a la gasolina y de mayores y más progresivos impuestos sobre la renta, añadió. Los cambios más importantes a la propuesta original radican en un aumento del porcentaje máximo a pagar por el impuesto sobre la renta, que subió de 30 a 35 por ciento, de acuerdo con el nivel de ingresos y el nuevo impuesto a alimentos con alto contenido calórico, agregó. La discusión sobre el nuevo régimen fiscal de Petróleos Mexicanos fue retrasada por el Congreso para ser debatido junto con la reforma energética, recordó. La miscelánea fiscal incluye un incremento de alrededor de 2 por ciento del PIB –alrededor de 350 mil millones de pesos– en gasto para ser utilizado para seguridad social e infraestructura. Sin embargo, hay pocas acciones en temas de transparencia y rendición de cuentas, consideró. La deuda se incrementará en 0.4 por ciento del PIB en 2013 y 1.5 por ciento del producto en 2014 –alrededor de 270 mil millones de pesos–, con lo que las necesidades financieras del sector público serán de 4.1 por ciento del PIB en 2014, mencionó. Desde nuestro punto de vista, el déficit es grande y debilita las finanzas públicas, afirmó. En México, la actividad económica se desaceleró fuertemente en la primera mitad del año, enviando la brecha de producción de regreso a territorio negativo,comentó Capistrán. La principal causa fue la débil demanda externa, aunque también hubo causas domésticas. La economía se está recuperando de manera gradual debido a una mejora en la demanda externa, y prevemos que el crecimiento del PIB sea de 3.5 por ciento en 2014, también favorecido por las políticas fiscales y monetarias contracíclicas. La reforma fiscal terminó incrementando la deuda más de lo que logrará recaudar en 2014. El impulso de las reformas continuará en el Congreso, que actualmente analiza las reformas financiera y energética, mencionó. FUENTE: La Jornada

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: