Desalojo violento al sur de QR: Con macanazos, disparos y gases lacrimógenos, rompe Borge bloqueo carretero de maestros y padres en Nicolás Bravo

Publicado el octubre 19, 2013, Bajo Noticias, Autor Pepe Garduño.

qr
Noticaribe con información de Proceso

A punta de macanazos, con disparos al aire y gases lacrimógenos, el Gobierno de Quintana Roo, usando a policías estatales y municipales, rompió el bloqueo que por casi ocho horas mantuvieron cientos de padres de familia y mastros en la carretera federal Chetumal-Escárcega, a la altura del poblado Nicolás Bravo.

En el desalojo, que se realizó cuando ya estaba cayendo la noche, se reportaron varias personas heridas, incluyendo mujeres y niños, como resultado de golpes directos de los policías antimotines o como consecuencia de los gases lacrimógenos lanzados en el lugar y que rápidamente llegaron a las casas del pueblo, donde había personas que ni siquiera estaban participando en el bloqueo.

Versiones no confirmadas señalaban que habría 2 víctimas fatales. El pueblo está enfurecido.

El operativo fue encabezado por el propio General Carlos Bibiano Villa, secretario de Seguridad Pública de Roberto Borge, con el apoyo de elementos de la policía municipal de Othón P. Blanco, a cargo del propio Gumersindo Jiménez Cuervo, quienes tras abrir la carretera a la circulación de vehículos emprendieron una cacería de maestros casa por casa en el poblado de Nicolás Bravo.

Muchos de los maestros y pobladores huyeron hacia el monte. También fueron vistos niños y mujeres huyendo hacia el monte.

Hasta el momento se desconoce el número exacto de heridos o detenidos por la policía estatal.

El bloqueo de la carretera Chetumal-Escárcega, a la altura del poblado Nicolás Bravo, no es el primero que se realiza en los últimos días, pero el de hoy empezó desde las 12:00 y los manifestantes habían expresado su decisión de mantenerlo de manera indefinida hasta que las autoridades se presentaran a dialogar.

Gumersindo Jiménez Cuervo, director de la Policía Municipal de Othón P. Blanco, llegó al lugar alrededor de las seis de la tarde, pero no a dialogar, sino sólo a observar el terreno. Fue en ese momento que empezaron a correr los rumores de un inminente desalojo.

A partir de las 18:30 horas, empezaron a llegar al lugar los granderos y alrededor de las 19:10 horas, cuando ya estaba oscureciendo, empezó la represión contra maestros y pobladores de Nicolás Bravo, sin que en ningún momento se haya intentado el diálogo.

El desalojo de la carretera federal se realiza a menos de una semana del desalojo, también por la vía de violencia, del Palacio Municipal de Benito Juárez, donde los maestros llegaron a protestar para entablar un diálogo con el Alcalde Paul Carrillo, para que retirara los policías antimotines en la sede en Cancún de la Secretaría de Educación y Cultura.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: