La toma de Rectoría: Expulsan a 5 alumnos

Publicado el abril 24, 2013, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


* Tribunal de la UNAM suspende derechos a cuatro más
* Decisión definitiva por actos de violencia en el CCH Naucalpan
* Las sanciones, en estricto apego a la legislación, sostiene
* Eliminar castigos, exigencia de los ocupantes de la torre

El 6 de febrero, en apoyo a los estudiantes del CCH Naucalpan, varios jóvenes universitarios realizaron una marcha del parque de la Bombilla a la sede de la dirección general de los CCH, que se ubica en Ciudad Universitaria.

Sin embargo, cuando casi llegaban a su destino, varias personas con el rostro cubierto se separaron del contingente, arremetieron contra las instalaciones, ingresaron a las mismas y las tomaron, tras romper varias ventanas. La ocupación del inmueble se mantuvo 14 días, a pesar de que hubo varios intentos de diálogo con representantes del CCH.

Emir Olivares y Arturo Jiménez / La Jornada / 24 de abril de 2013

El Tribunal Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) resolvió expulsar de manera definitiva a cinco estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Naucalpan que participaron en acciones violentas en ese plantel en febrero pasado.

El organismo emitió ayer la resolución por el caso de los enfrentamientos entre alumnos y trabajadores, y por el uso de artefactos incendiarios al intentar tomar la dirección del CCH Naucalpan, los días primero y 5 de febrero, respectivamente.

Por esas acciones comparecieron ante el tribunal 15 jóvenes, entre ellos los seis que en principio fueron suspendidos en forma temporal.

Fuentes del Tribunal Universitario informaron que los cinco jóvenes expulsados son: José Luis Ramírez Alcántara, Irene Pérez Villegas, Brenda Vaca Aparicio, Luis Hugo Arratia Zárate y Jorge Mario González García.

Los demás estudiantes involucrados en los hechos fueron sujetos a diversas sanciones: dos quedarán sin derechos durante un año, otro seis meses y uno más tres. Asimismo, dos alumnos fueron amonestados y cuatro no recibieron sanción alguna.

El cese de sanciones contra estos alumnos es una de las demandas que plantea el grupo que desde la noche del viernes mantiene tomada la torre de rectoría de la UNAM (además del rechazo a la reforma curricular del CCH).

Ese día, después de una marcha que se inició en el Parque Hundido, unos 15 jóvenes con el rostro cubierto se separaron del contingente y con un mazo rompieron una de las ventanas del costado norte del inmueble para ocuparlo.

Para desalojar la rectoría, ese grupo puso como condición a las autoridades universitarias el cumplimiento de tres demandas: la reinstalación de los expulsados del CCH Naucalpan, diálogo resolutivo y que no haya represalias contra quienes participan en la toma de la rectoría.

En tanto, el rector de la UNAM, José Narro Robles, subrayó el lunes pasado, durante una conferencia realizada en el Museo de las Ciencias Universum, que no habrá diálogo mientras continúe la ocupación de la torre ni impunidad por esos hechos.

Jóvenes embozados que aseguran ser estudiantes del CCH Naucalpan continúan con la toma de la torre de rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de MéxicoFoto Cristina Rodríguez
En su dictamen, el Tribunal Universitario indicó que las determinaciones se realizaron en estricto apego al procedimiento previsto en la legislación universitaria y de acuerdo al grado de participación y evidencias en cada expediente.

Agregó que durante el procedimiento notificó a los jóvenes investigados, desahogó las audiencias respectivas, escuchó a las partes involucradas y valoró las pruebas en cada caso.

El tribunal detalló que el primero de febrero un grupo de alumnos agredió a varios trabajadores del CCH Naucalpan, lo que motivó la expulsión provisional de seis. Las audiencias por esos casos se iniciaron el pasado 3 de abril.

Cuatro días después, en protesta por esa medida, junto con otros de sus compañeros realizaron diversas actividades en las que se dañó el patrimonio universitario al utilizar artefactos incendiarios, intentar prender fuego a la dirección del plantel y lanzar varios petardos, causando lesiones a una estudiante. Hechos por los que se remitió ante el tribunal a 11 alumnos, dos de ellos suspendidos por el enfrentamiento del primero de febrero.

La UNAM presentó denuncias penales por esos hechos, lo que generó que el mismo día autoridades del estado de México detuvieran a 10 alumnos, cinco de ellos menores de edad.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: