Tres muertos en dos explosiones en la meta del maratón de Boston

Publicado el abril 16, 2013, Bajo Internacional, Noticias, Autor Pepe Garduño.


La Jornada online

Tres personas murieron hoy y más de cien resultaron heridas –17 en condición crítica– en dos explosiones ocurridas en la línea de meta del maratón de esta ciudad, en el estado de Massachusetts.

Al cierre de esta edición, ningún grupo se había adjudicado la responsabilidad de las explosiones ni había pistas sobre los autores de las conflagraciones. El presidente Barack Obama aseguró que los responsables sentirán “todo el peso de la ley”, pero evitó calificar los hechos de acto terrorista; la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) se hará cargo de las pesquisas como parte de una investigación criminal.

La falta de mención de la palabra “terrorismo” llamó la atención de la prensa estadunidense. De hecho, medios como la cadena CNN ya consideraban abiertamente lo sucedido como un “ataque terrorista”.

Aunque Obama evitó dar el calificativo de “terrorismo”, algunos funcionarios de su gobierno filtraron a los medios que la valoración del gobierno apunta a esta dirección.

De confirmarse que se trató de un acto terrorista, sería el primer ataque de este tipo en Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas en Nueva York y el Pentágono en Washington.

Las detonaciones ocurrieron mientras los espectadores lanzaban vítores a los corredores que cruzaban la línea de meta del Maratón de Boston, que se corrió por primera vez en 1897 y es considerado el más antiguo del mundo. Al menos 26 mil personas participaban en la carrera.

Las dos explosiones, en lugares muy concurridos, ocurrieron con un intervalo de 12 segundos. Además, la policía habría encontrado “múltiples artefactos explosivos” en la ciudad, informó la cadena NBC, que citó fuentes oficiales.

Las ambulancias llegaron a la escena en pocos minutos y se pudo ver a corredores y espectadores llorando y consolándose mutuamente.

Las cadenas de televisión mostraron escenas de sangre en las aceras llenas de escombros, equipos de socorro y camillas.

“Hemos visto heridos que perdieron ambas piernas”, relató Mark Hagopian, propietario del hotel Mark, ubicado cerca de la línea de meta del maratón. “Una no tenía piernas a la altura de la rodilla, pero vivía”, añadió, al confirmar haber escuchado dos explosiones. Una habría sido “fuertísima, sentimos un soplo en la cara”.

Otro hombre relató a CNN que una de las explosiones fue tan fuerte que creyó que su cabeza iba a estallar. “Había mucho polvo, humo, vidrios…”, y aseguró que vio varias personas “gravemente heridas”.

Algunos lesionados fueron tratados en el lugar, en la tienda de clasificación de la meta, que fue transformada en improvisado centro médico. La mayoría de los heridos fueron rápidamente trasladados a los hospitales de la ciudad.

Ed Davis, jefe de la policía de Boston, declaró en conferencia de prensa que las dos explosiones ocurrieron “simultáneamente”, y afirmó que las autoridades no tienen ningún sospechoso en custodia, al desmentir reportes de prensa sobre el arresto de un saudita. “Estamos interrogando a muchas personas, pero no hay ningún sospechoso en custodia”, afirmó.

Una hora después de las explosiones en la línea de meta del maratón, ocurrió un incendio en la biblioteca John F. Kennedy, a unos 15 kilómetros del lugar.

Davis sostuvo que este incidente fue provocado por un “artefacto incendiario” y descartó que estuviera relacionado con los estallidos.

Por la noche, las autoridades informaron de la muerte de tres personas, pero negaron comentar si entre las víctimas mortales se encuentra un niño de 8 años de edad, como reportó el diario The Boston Globe.

“Al menos tres personas fallecieron. Moveremos hasta la última piedra para encontrar a los responsables”, agregó Davis durante una rueda de prensa al lado del gobernador de Massachusetts, Deval Laurdine Patrick.

Al ser interrogado sobre si podía confirmar el fallecimiento de un niño, Davis sólo dijo: “mañana habrá más información”.

A su vez, el gobernador Patrick informó de más de cien heridos –sin especificar la cifra– y anunció que la FBI se hará cargo de las investigaciones. El Globe en su versión digital manejó 125 lesionados y la cadena CNN 141.

Una paraguaya residente en Nueva York relató que ella y su amiga que corrió el maratón se salvaron “de milagro”.

“Estábamos a una cuadra del lugar de donde fue la primera explosión. Sonó como una bomba. Como 10 segundos después escuchamos la segunda. Fue terrible. No sabíamos qué hacer”.

Agregó que con su amiga trató de salir rápidamente y destacó que “en menos de 10 minutos el lugar se llenó de policías y ambulancias”.

Un grupo de atletas panameños salió ileso de las dos explosiones, confirmó Gregorio Miró, del Club de Corredores del Istmo en Panamá.

Miró precisó que los competidores de Panamá son José Duncan, Ricardo Ortega, Luis Stoute, Geraldine Petterson y la venezolana residente en el país país Daniela Araujo. Ramsés Cano, otro de los inscritos, no participó, se informó en la página oficial del maratón.

Stoute declaró al diario local La Prensa que se enteró de lo ocurrido cuando se encontraba en un hotel con su familia. Añadió que los estallidos fueron más o menos 50 minutos después que cruzó la meta de la exigente prueba deportiva.

El maratón de Boston es uno de los más famosos actos deportivos anuales de Estados Unidos; en él participan decenas de miles de corredores que deben clasificar para competir, y atrae a miles de espectadores. Se lleva a cabo en el Día del Patriota, que se celebra el tercer lunes de abril desde 1897.

“Todavía no tenemos todas las respuestas; no sabemos quién lo hizo ni por qué, y no debemos adelantar conclusiones antes de contar con todos los datos”, sostuvo Obama en una alocución desde la Casa Blanca.

“Pero que nadie se equivoque: vamos a llegar hasta el fondo de esto y averiguaremos quién lo hizo y por qué. Y cualquier individuo o grupo responsable sentirá todo el peso de la justicia”, prometió.

En breve mensaje, Obama aseguró que ordenó tanto al director de la FBI, David Mueller, como a la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, “movilizar los recursos apropiados para investigar y responder a este acto sin sentido”.

Indicó que también dio órdenes para “incrementar la seguridad en Estados Unidos si es necesario”, a la par que informó a los líderes del Congreso de la situación.

“Todavía estamos en la fase de investigación, pero quiero reiterar que averiguaremos quién hizo esto y los haremos responsables”, insistió el mandatario.

El congresista demócrata federal por Massachusetts, Bill Keating, declaró a CNN que dada la naturaleza y planeación de los estallidos no hay lugar a dudas de que se trata de un acto de terorrismo.

La Organización de Naciones Unidas y Guatemala fueron los primeros en condenar los atentados en Massachusetts.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: