Clausuran cumbre Celac-UE; Van Rompuy vaticina un futuro de cooperación entre las regiones

Publicado el enero 28, 2013, Bajo Internacional, Autor MonaLisa.


Los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Cuba, Raúl Castro (al frente), ayer poco antes de una cena en el palacio de La Moneda, en la segunda cumbre de la Celac (ya sin la participación del bloque europeo) Foto Reuters

*Europa deja en claro su interés por una verdadera alianza estratégica con AL
* Reconocimiento de Sebastián Piñera a Hugo Chávez; hacemos votos por que recupere la salud

Santiago de Chile, 27 de enero. La clausura de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea (Celac-UE) y el inmediato inicio de los trabajos del encuentro sólo de los países de esta región se vieron impactados por los hechos ocurridos en Río Grande do Sul y el obligado retiro de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

Rosa Elvira Vargas y Enrique Gutiérrez / Enviada y Corresponsal / Periódico La Jornada / 28 enero 2013

Con todo, para quien tuvo que hacer tan súbito retiro había quedado claro –como para todos los países del Mercosur– que Europa no quita el dedo del renglón en la búsqueda de tener algún día un acuerdo de libre comercio.

Al mismo tiempo, el gran ausente de esta gran reunión de las dos regiones, el venezolano Hugo Chávez, se impuso en el plano institucional, cuando en la ceremonia de apertura de la segunda cumbre de la Celac –ya sin los países europeos– el anfitrión Sebastián Piñera hizo un reconocimiento a un presidente que no está con nosotros, pero que su visión, su tenacidad, su fortaleza, tienen y han tenido un impacto muy profundo en la creación de esta Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe.

Esta referencia, dijo, es al presidente Hugo Chávez: Todos hacemos votos por que pueda ganar una batalla, tal vez la más dura de su vida, y que la está dando con esa fuerza y coraje que siempre ha mostrado y que recupere su salud y pueda reintegrarse con plenitud como presidente de Venezuela, apuntó el mandatario chileno.

Por la mañana, en la clausura del encuentro Celac-UE, los responsables de la eurozona, José Manuel Barroso, de la Comisión Europea, y Herman van Rompuy, del Consejo Europeo, reiteraron el interés de crear con América Latina una verdadera alianza estratégica y verse, ambas regiones, como aliadas y socias no sólo para enfrentar desafíos, sino también para aportar soluciones al tema del desarrollo.

Van Rompuy se declaró sorprendido ante la conciencia que tienen América Latina y Europa sobre su interdependencia y vaticinó un futuro de cooperación y colaboración entre ambas regiones.

Mientras, Sebastián Piñera, con la sutileza que le exigía su papel de anfitrión, no soslayó las referencias a la crisis europea y subrayó que los países deficitarios deben ajustarse, ya que ningún país puede vivir permanentemente más allá de sus medios.

Por ello, apuntó, como resultado de este encuentro se decidió crear una verdadera alianza estratégica entre América Latina y Europa, mirándonos como aliados y socios no sólo para enfrentar desafíos a través de nuevas relaciones más responsables en el campo social y medioambiental, sino también unir fuerzas para que esta comunidad, que representa a un tercio de los miembros de la Organización de Naciones Unidas, aporte más soluciones en el contexto internacional.

Van Rompuy reiteró después en conferencia de prensa que la eurozona ya no está en riesgo existencial, que 2012 ha sido para esa región un punto de cambio y ahora somos mucho más capaces de lidiar con el tipo de shock que hemos vivido durante la crisis, si bien ahora admitió que pasará un tiempo para lograr la recuperación. Tenemos que ser realistas, habrá que esperar todavía para ver llegar a la estabilidad y los efectos positivos en el empleo.

Fue, según los analistas, una cumbre donde América Latina vio por vez primera llegar a una Europa muy distinta. Con otra actitud.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: