Reportan 105 heridos en refriegas; al más grave le inducen estado de coma

Publicado el diciembre 2, 2012, Bajo Noticias, Autor Pepe Garduño.


La Jornada

Los hechos de violencia ocurridos ayer en la ciudad de México dejaron oficialmente un saldo de 105 personas lesionadas, de las cuales 29 requirieron atención hospitalaria; de estas últimas, nueve fueron trasladados al Hospital Central de la Cruz Roja Mexicana en Polanco.

A lo largo del día y conforme se suscitaban las grescas se reportaron los heridos; incluso circuló la versión de que uno de los inconformes había muerto, pero no hubo confirmación oficial.

Entre los heridos, el más grave es Juan Francisco Kuy Kendall, de 67 años de edad, director de teatro y activista cultural de la otra campaña, quien tiene un traumatismo craneoencefálico causado por un aparato explosivo, de acuerdo con el reporte que recibieron los familiares.

Los médicos de la Cruz Roja les dijeron que hubo necesidad de llevarlo a un estado de coma inducido para favorecer la desinflamación del cerebro.

También señalaron que a causa del impacto tuvo una fractura de 10 centímetros de diámetro que se incrustó hacia el interior del sistema nervioso central.

Sin embargo, fotografías obtenidas por La Jornada, con las cuales Rodrigo Kuy identificó a su padre, dan cuenta de una fractura grave, expuesta, en la zona frontal derecha de la cabeza y con pérdida de masa encefálica.

De acuerdo con médicos especialistas consultados por La Jornada, una lesión de ese tipo pone en riesgo la vida o dejará secuelas neurológicas severas e irreversibles.

Los parientes de Juan Francisco Kuy Kendall también fueron notificados por el personal de la Cruz Roja de que el paciente permanecerá en observación las próximas 72 horas, y que de ser necesario prolongar su internación tendrían que buscar otro hospital, pues la benemérita institución carece del personal suficiente para garantizar la atención que podría requerir.

Hasta anoche, el reporte oficial del hospital Polanco indicaba que además de Kuy Kendall sólo permanecía otra persona internada: Julián Luna Guzmán, de 23 años, quien fue intervenido quirúrgicamente a causa de la fractura expuesta de cúbito que sufrió en el brazo derecho.

Otro de los heridos graves es Juan Uriel Sandoval Díaz, de 22 años. Recibió un impacto con bala de goma en el ojo derecho, y también fue trasladado al hospital de Polanco; pero debido a que ahí no le podían prestar la atención que necesitaba, unas horas después ingresó al Hospital General de México.

En este nosocomio sólo se informó que los médicos estaban tratando de salvarle el ojo.

Sandoval Díaz es estudiante de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, y según información de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, elementos de la Policía Federal llegaron al hospital con una orden de aprehensión en contra del joven.

La Cruz Roja puntualizó que sus paramédicos atendieron a 105 personas, de las cuales 76 presentaban heridas leves y a otras 29 las llevaron a diferentes hospitales. Niguno fue atendido en hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social.

De los nueve heridos que llegaron al hospital de la Cruz Roja, José Jesús González Ortega, de 52 años, con una herida en la cara, fue trasladado al Hospital Rubén Leñero a petición de su familia. El resto fue dado de alta en el transcurso de la tarde.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: